La calma

LAS ESTRELASVivimos con demasiada prisa para todo. Parece que nunca llegamos a tiempo y no hay horas en todo el día para hacer lo que deseamos. Cuando me centro y detengo un instante, me doy cuenta que estamos equivocados y perdidos porque no sabemos lo que deseamos hacer ni a dónde vamos.

Por eso tenemos que buscar la calma, detenernos, relajar nuestra mente y ser conscientes de verdad de lo que hacemos. Cuando nos detenemos y centramos el presente en nosotros, nos damos cuenta que avanzamos sin pensar, sin saber a dónde ir.

Cuando comprendemos esto, nuestra realidad cambia completamente. Vemos las virtudes y los errores, pero sobre todo, desnudamos nuestra mente y, poco a poco, descubrimos aquello que queremos hacer de verdad, caminamos hacia un objetivo consciente y encontramos la calma, algo nuevo y que nos produce un escalofrío.

Es entonces cuando nos damos cuenta que nuestro ritmo es más pausado, que no podemos abarcarlo todo, pero sí buscar ese algo que deseamos conocer, descubrir y vivir. Eso se nota por dentro y los demás lo hacen por fuera.

© Metodo Estanislao

Anuncios

El orden

DIFUMINADO (br)En muchos momentos de nuestro camino nos sentiremos perdidos, desubicados y los motivos pueden ser variados y más o menos importantes. Para que podamos centrarnos es importante poder tener orden en nuestra vida. Esto no significa obsesionarse con ello. Cuando hablo de orden, hay que centrarlo en estrategias diarias.

Ejemplo de ello es tener unas pequeñas rutinas, como puede ser el mantener limpio el espacio y un orden en el mismo, de tal manera que aquello que depende de nosotros y que podamos controlar esté bien, que suponga un mínimo trabajo en nuestro día a día, lo que ayuda a nuestra estabilidad y evita la preocupación.

Si nuestra vida está ordenada, aquello que nos rodea, aquello que queremos y nos importa también está bien, tranquila. Nuestra mente estará positiva. Busca tu orden, busca tu energía porque siempre la has tenido dentro de ti.

© Metodo Estanislao

La diferencia

JUNTO A LA PRESA (BR)Tú no eres yo ni yo soy tú. Cada uno de nosotros no se parece a los demás. La diferencia es total en todos los aspectos, ya sea física, sexual, emocional y todo aquello que acabe en “mente”. Sin embargo, aunque somos únicos estamos incompletos.

Cuando vemos a los demás, estos despiertan algo en nosotros que nos atrae, en cierta manera, nos gustaría tener o que fuera nuestra. Es por ello que la diferencia hace que busquemos a ese alguien que nos completa y se complementa con nosotros.

No hablo de pareja y no hablo de una única persona. La diferencia es lo que une al ser humano, lo mejora y lo evoluciona. ¡Mézclate!

© Metodo Estanislao

El espejo

RAMAS DESNUDAS (BR)Todos debemos ponernos frente al espejo, frente a nosotros mismos y vernos como somos realmente. Y esto debemos hacerlo desde tres puntos de vista. El primero de ellos el físico, el segundo el existencial y el tercero centrado en lo emocional.

Físicamente tenemos que aceptarnos como somos, siendo conscientes de que cada cuerpo es único, diferente y con virtudes. Lo que no debemos ver es algo negativo en él. Nadie tiene un cuerpo perfecto y el centrar nuestra vida en ello sólo crea obsesiones, infelicidad y alejarte de todo y todos aquellos que te importan.

Emocionalmente tenemos que vernos como algo bello, ser fuertes y no dejar que nos dañen comentarios, insinuaciones, etcétera. Cada vez es mayor la presión para entrar con calzador en unos cánones físicos, emocionales y psicológicos que no tenemos por qué aceptar y que, realmente, no son reales.

Tu vida es tuya y decides con ella hacer lo que deseas. Si no haces daño a nadie haz lo que quieras. Es por ello que tu yo existencial será más fuerte cuanto más fuerte seas tú. Mírate al espejo y di: me gusto y me gusta lo que veo. Soy fuerte. Soy yo, con mis virtudes y diferencias.

© Metodo Estanislao

El espacio personal

ESCUELA DE MAGIA Y HECHICERIAEl espacio personal es algo intangible, que nos aporta seguridad y que difiere de un país a otro, de una cultura a otra. Este espacio permite la distancia entre nosotros y el resto de las personas, que hace que nos sintamos que controlamos nuestro propio yo, dejando que entre en él aquellos que nosotros decidimos.

Si no tenemos o nos lo invaden, nos sentimos agredidos física y emocionalmente, lo que produce una negatividad importante. Esto nos va hacer sentir muy incómodos y que reaccionemos a quien se acerca.

Es por ello que debemos respetar a las personas y su espacio, siendo cuidadosos y no dudando nada por sentado. Debemos comunicarnos con la persona y es ella la que decide si nos dejan entrar en su espacio y viceversa. Por eso al comunicarnos nos conocemos más, inclinamos más y conectamos mejor, con lo que la relación es muchísimo más positiva.

© Metodo Estanislao

El egoísmo

MÁSCARA GRIEGA_1Todos somos egoístas en todos los aspectos de nuestra vida. La diferencia esta en el grado, desde el punto de vista personal y en relación hacia los demás. El querernos está bien y el mirar por conseguir lo que deseamos es algo bueno, nadie quiere conformarse con nada, muy poquito o lo suficiente. Todos queremos estar mejor.

Lo negativo del egoísmo está en el deseo de acaparar para uno todo y cuando digo todo no sólo me refiero a lo material. En muchas ocasiones también lo somos con las personas. Es como si no pudiéramos ser nosotros mismos sin poseer todo, material o personal, y además, que quizá es el detalle menos positivo, es que tampoco queremos y deseamos compartirlo con nada ni nadie.

Quiérete y se egoísta contigo buscando aquello que te haga feliz. Pero comparte esa felicidad, aquello que posees y amas y descubrirás que aquello que te llena es mucho mayor y más hermoso.

© Metodo Estanislao

El duelo

CUARZOTras la muerte, algo que ocurre antes o después y que no se puede evitar, hay un periodo de tiempo en el que somos conscientes de la pérdida y nos aboca a la inestabilidad, al sufrimiento real que supone el saber que la persona que se ha ido no volverá a estar a nuestro lado. Ese periodo extraño, duro, difícil y que no tiene que ser en el instante de la pérdida, tampoco días, meses o años después, es el duelo.

En él se sufre física y emocionalmente en función de la relación, cercanía y amor a a quién se ha ido. El duelo debemos verlo como un proceso interno en que asumimos esa pérdida. Pero no nos confundamos. Esto es algo personal, íntimo y está al margen del tiempo y de las demás personas. Cada uno de nosotros necesita el que precise.

Lo negativo del duelo es recrearse en el dolor, dejarse llevar por él, no buscando el recuperar nuestro propio ser. Lo positivo es que, aunque el dolor se a grande y nos queme, cada día queramos estar un poco mejor. Con el tiempo conseguiremos estar bien y continuar nuestro camino, sin olvidarnos del que se fue, mas fuertes y sabios.

© Metodo Estanislao

El beso

ENANASTenemos que besar más porque ese acto expresa mucho más que cualquier palabra. La mayoría de las veces es un gesto de cercanía, cariño, amistad o aprecio al conocer a alguien, sobre todo porque va acompañado, en la mayoría de las ocasiones, con el posar de la mano en un hombro o costado del otro cuerpo, con lo que se rompe la distancia personal.

Están los besos inocentes, dados por casualidad, casi infantiles, que sonrojan, pero que deseabas que hubiera pasado. Están aquellos de familia, que buscas dar a aquellos que aprecias de verdad. Pero luego están esos besos que marcan la diferencia, boca en boca, apasionados, con lengua, que saben , que agotan y queman, que alteran, que hacen sudar el cuerpo y que no se quieren evitar.

Por eso tenemos que besar más, probar más besos hasta encontrar ese que es diferente, el de cada uno, el que de verdad nos sacia y del que deseamos beber a cada instante, a escondidas, en privado y delante de quien sea porque es el nuestro, el que nos hace temblar de la emoción y hasta llorar si es necesario.

© Metodo Estanislao

La pareja

AUTORRETRATOLa pareja es aquella persona con la que compartimos nuestra trayectoria vital en algún momento durante un instante o el resto camino. No sólamente nos ha de gustar, si no que se ha de compartir gustos, actividades, emociones, sentimientos, etc. Pero también otros diferentes, como el espacio personal de cada uno.

Lo importante es complementarse, conocer a quien deseamos, queremos o amamos. También es esencial el  no coartar, chantajear, etc. Tener la capacidad de escuchar, entender, ceder, llegar a acuerdos y la sinceridad, en lo que se hace y vive, hace que la relación sea más fuerte.

No hablo de sexo – desde el punto de vista del género – porque da igual quién sea nuestra pareja. Lo importante es querer compartir un camino con alguien con sinceridad, cariño, respeto, entrega y amor, lo demás no importa.

© Metodo Estanislao

El presente

HISTORIAS DE UNA CIUDAD 1Cuando hablamos de un presente, regalo, siempre pensamos en algo material, que sea tangible, hermoso, que nos guste de verdad y que exprese todo aquello que deseamos, porque será la señal de que la persona que nos lo da nos conoce de verdad. ¡Qué equivocados estamos! Lo hermoso de un regalo es no saber que lo vamos a recibir, ni esperarlo y, sobre todo, que no tiene que ser algo tangible.

Si sabemos que recibiremos algo, ya sea por un cumpleaños, santo, aniversarios varios, etc., se pierde la esencia del mismo. Además, si no nos gusta no es por la otra persona si no porque no hemos hecho lo suficiente para  que esta nos conozca. Por supuesto, un regalo es algo personal y es por ello que debemos entender que es quién lo hace el que ofrece aquello que siente que te va a gustar y se ha ocupado y preocupado de elegirlo. Y eso es bueno.

Si haces un regalo conoce a la persona que lo va a recibir. Te sorprenderá lo que cambia aquello que descubrirás con ello, cambiarás de verdad.

© Metodo Estanislao