La ciudad

LA CASA DE LAS DAGAS VOLADORAS (BR)La ciudad es una mezcla de hormigón, metales y personas. Muchos de los que vivimos en ella tenemos la sensación de que es un lugar de incomunicación, frío, sombrío y que aliena a las personas. En muchas ocasiones tenemos la certeza de que estamos en un lugar que nos vuelve completamente impersonales. Sin embargo, todo depende desde el punto de vista con el que miremos todo ese conjunto y, sobre todo, de cómo deseemos vivir en ella.

La ciudad es un lugar donde hay vida, donde luce el sol y cae la lluvia, donde hay infinidad de sonidos y reflejos en los cristales. Hay personas que se relacionan, otras que intentan pasar desapercibidas… Es decir, la ciudad es un espacio de muchas vidas, de muchas experiencias que tomar a medida que vamos creciendo. Será un lugar negativo, en el que falta la comunicación, e impersonal si nosotros sólo lo vemos así.

Sin embargo, si vemos a la ciudad como algo vivo, en el que podemos disfrutar de muchísimas opciones culturales, musicales, personales, inspiradoras para todo tipo de proyectos escritos, audiovisuales, pictóricos, etcétera, como parte de nuestro camino vital, y muchísimas otras cualidades positivas de la misma, entonces la ciudad pasa a ser algo completamente diferente, pasa a ser algo bueno para ti.

© Metodo Estanislao

Anuncios

La expectativa

OTOÑOVivimos en un mundo en el que cada vez es más importante la expectativa que los demás tienen de ti, de quien eres, lo que puedes llegar a ser, de tu trabajo, de tu relación con los demás, de tu intimidad, de tu familia, de lo que tu esperas de ti mismo, etcétera. Al final, lo único que conseguimos es darnos cuenta de que jamás podremos cumplir todo aquello que se espera de nosotros y, en muchas ocasiones, no es anormal caer en profundas depresiones y estados de ánimo negativos.

Es por ello que te invito a crear una nueva expectativa: ninguna. Lo primero que debes hacer es aceptarte tal como eres, con tus defectos y con tus virtudes, sobre todo con estas últimas. En cuanto a los defectos, lo que debes hacer es ir poco a poco apartándolos de tu vida. Busca tu felicidad y no la felicidad que esperan los demás de ti. Tú tienes tu propio camino que andar y nadie lo va a hacer por ti.

Piensa que la mayoría de las personas están a tu lado cuando todo va bien y cuando todo se tuerce, cuando la dificultad aparece en tu vida, la mayoría de ellas desaparecerán, como si nunca hubieran existido. Es por ello que tu expectativa eres tú mismo, sin más. No eres más de lo que eres. Eso no impide que puedas lograr todo aquello que deseas, partiendo de tu realidad y no de la imagen que los demás quieren que tú tengas de ti mismo.

Tu expectativa es tu propia positividad y puedes conseguirlo ya mismo. Despierta al mundo y despierta lo mejor de ti mismo.

© Metodo Estanislao

La mesa

GIRASOL (BR)Una mesa, en principio es un elemento de un espacio en el que colocamos una serie de elementos encima para decorar, para comer y en el que, en algún momento del día, de la tarde o de la noche,Se reunirá un grupo de personas. Sin embargo, una mesa es mucho más que eso. Una mesa es un lugar de encuentro entre familia, amigos y, sobre todo, personas que nos importan.

Una mesa es un lugar en el que se habla, en el que conectamos. Es un espacio en el que se toman decisiones sencillas y también trascendentes. También es esa tabla de madera de la que decidimos levantarnos si no queremos estar o a la que nos sentamos si queremos acercarnos, compartir, disfrutar y estar en una buena compañía.

Es por ello que en nuestra vida debemos tener siempre a aquellos con los que deseamos estar, con los que queremos compartir algo mucho más importante que la trivialidad de un día a día. Sentar a alguien a tu mesa es abrirle tu vida, tus sentimientos, es dejar que te conozcan y eso es bueno, es positivo.

© Metodo Estanislao

La linterna

POCO HECHO (br)A todos nos asusta la oscuridad, es algo inherente al ser humano y no podemos evitarlo. Lo único que podemos hacer es trabajar ese miedo y acostumbrarnos a lo que no vemos. Una linterna encendida nos ayuda a dominar ese miedo, aunque el problema no es esto, si no lo que no ilumina la linterna.

Es entonces que debemos cambiar la perspectiva y utilizar la linterna, nuestra mirada, de otro modo. Si recordamos cada parte iluminada por el haz de luz, podremos hacernos una imagen completa del todo y, por extensión, sabremos qué tenemos delante, con lo que ese miedo inicial desaparece porque conocemos lo que hay, se ilumina nuestra oscuridad inicial.

Por eso, ante el miedo, la oscuridad, utiliza tu linterna, tu luz, para unir esos pequeños fragmentos de realidad, para darte cuenta de todo aquello que está oculto, con lo que tu entorno se aclarara y será nítido, visible.

© Metodo Estanislao

El mirador

ESPERANDOCuando nos asomamos a un mirador observamos la belleza de todo lo que abarca e incluso admiramos lo que la naturaleza puede ofrecer al ser humano desde un lugar concreto. Cuando hablo de naturaleza no solamente hablo de paisajes, porque en ocasiones también podemos admirar lo hecho por el ser humano, una ciudad, sus estructuras, etc.

Si sólo nos quedamos con el punto de vista del mirador, entonces nos alejamos de la realidad. Vemos la generalidad pero no podemos fijar el foco en lo particular, en le detalle. Por eso hay que acercarse y desentrañar esa realidad, que está oculta en la imagen imponente que se tiene desde lo alto de un mirador.

Encuentra, descubre esos detalles y descubrirás otra realidad, otro mirador más real, más cercano a ti.

© Metodo Estanislao

Los sueños

DSC_6923 (br) Tener sueños es algo positivo porque, de manera inconsciente, proyectamos nuestros deseos y anhelos de una manera onírica. Lo mejor de todo es que tenemos en nuestra mano hacerlo realidad y esos posibles. Emocionalmente, cuanto mejor estemos con nosotros mismos, cuanta más paz interior tengamos, nuestros sueños serán más positivos. Hagamos realidad los sueños que extraen lo mejor de cada uno de nosotros.

© Metodo Estanislao

La botella

VERDE ZENCuando tú ves una botella, la puedes ver medio vacía o medio llena. Seguro que lo estás pensando. Yo te propongo otra alternativa: no veas la botella y te diré por qué. No veas la botella porque esta tiene una capacidad, la que tenga, ínfima en comparación de tu energía.

Vivimos en una sociedad en la que no tiene que ser medible, ha contado, restringido, coartado, reducido algo que sea racionalmente y razonablemente calculado y definible.

Rompe con eso y no encierres tu capacidad, tu energía y deja que se expanda. Pero piensa siempre en algo muy sencillo: esa energía ha de transmitir lo mejor de ti, que influye de forma positiva en los demás y que busque una reciprocidad para conseguir un mundo más positivo y que cada uno de nosotros sea más sabio, en tú ganes en sabiduría.

© Metodo Estanislao

El acaparar

DSC_6923 (br)Todos somos egoístas, deseamos tener nuestras necesidades básicas cubiertas y, si se puede, algo más. El problema está cuando el tener sin compartir se convierte en una obsesión. Emocionalmente no debemos ser acaparadores. Está bien tener un espacio para nuestros sentimientos, pero debemos compartir nuestro propio yo con los demás para que nos conozcan mejor.

Los negativos quiere acaparar a otras personas y no querer compartir las ovejas que se relacionen con otras debemos ser libres y dejar ser libres a los demás esto nos llenará más, nos conoceremos mejor y nos acercaremos a un mayor número de personas, mostrándonos cómo somos. Y eso es bueno, eso es positivo

© Metodo Estanislao

La llamada

DSC_6906 (br)Descolgar un teléfono para contestar o marcar un número para llamar es un acto que puede ser esencial, importante y definitivo. Fuera de lo superfluo o lo laboral, vivimos en una sociedad increíblemente conectada tristemente incomunicados. No conocemos a nadie porque se ponen paredes virtuales en las que colgamos aquello que nos gustaría ser, aquello que desearíamos tener para mostrarlo. Al final, nos damos cuenta que nadie se muestra cómo es realmente.

Esto hace que, cuando necesitamos esa mano, ese apoyo, etcétera, la soledad lo llena todo. Por eso, cuando llames alguien de manera personal, se consciente de la importancia que tiene, porqué es una relación íntima en la que vas a dar algo de ti y el receptor lo tomará como los expreses.

Pero tú también eres responsable de lo que aceptes de la otra persona. Por eso, llamar y descolgar son dos acciones importantes cuida a quien quieres, la relación, el amor, la amistad, etcétera y verás cómo tu mundo interior es mucho mejor, más positivo.

© Metodo Estanislao

Las nubes

NUBES (BR)Las nubes dan sombra, cambian de color según incida el sol, el momento del día o lo cargadas que estén de agua. Las nubes corren más o menos según la fuerza del viento. Son parte esencial de nuestra existencia. Las nubes también tienen formas diferentes, que cada uno de nosotros interpreta a su manera.

Así, vemos animales, objetos, seres mitológicos, monstruos, etcétera. Apreciar la belleza de las nubes es positivo porque nos aleja un momento de lo cotidiano y nos aporta tranquilidad, recarga nuestra energía, anima la imaginación y nos hace sentir mejor. Utiliza esa positividad en tu vida y verás que produce cambios en tu interior.

© Metodo Estanislao