Publicado en Cononcerse a uno mismo, Fuerza interior, Sin categoría, Transformación

La cerradura

AH DE LA PUERTALa cerradura impide que alguien entre, pero también que salgamos. Es por ello que, en muchas ocasiones, somos nosotros los que nos impedimos salir de nuestra zona de confort porque desconocemos qué habrá más allá de una puerta, de una barrera ficticia.

Debemos dejar de tener miedo y tomar la decisión de abrir esa cerradura, girar el pomo de su puerta y, traspasando la entrada, vivir esa realidad que nos golpea y que será mejor, buena o fantástica. Pero nunca peor porque está en nosotros cambiarla.

Una cerradura nunca es un obstáculo, es un freno temporal que nosotros decidimos abrir o dejarlo como está, encerrándonos por fuera y por dentro. No tengas miedo como opción y abre esa cerradura emocional. Se positivo y vive.

© Metodo Estanislao

Anuncios
Publicado en Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

El cemento

DSC_0108El cemento es un elemento simple, como simple es su elaboración: agua y mortero. La proporción exacta es la que hace que la calidad y dureza final sea la óptima. El cemento endurecido hace con la construcción se mantengan pie, junto con otros elementos, da forma y una primera impresión, pero está oculto en la pared.

En nuestra mano está el darle color, quitarle ese gris y hacer que tenga un nuevo aspecto. Lo mismo podemos hacer con nosotros mismos. Estamos hechos de un cemento diferente, al que tenemos que dar forma, aportar color y transformar en ese Yo que está oculto. Crea, date  forma y se feliz como tu desees. Busca tu propia positividad.

© Metodo Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Sentimientos, Transformación

La danza

IMG_1670La danza es un lenguaje en el que el cuerpo expresa aquello que las palabras no pueden. Cuenta historias, nos emociona, exalta, anima o nos hace llorar, busca expresar, decir, acercarse a nosotros y establecer una comunicación e interacción no verbal única y particular.

Todos, más o menos, mejor o menos bien, con mayor o menor expresividad, podemos bailar. Todos tenemos un ritmo interior y nuestro cuerpo se puede mover al de éste. No importa como bailes, cómo dances, pero hazlo. Si piensas en cómo lo hacen otros, te darás cuenta que todo se mueve y que los que hacen coreografías son los menos.

Sólo importas tú, la música y tu danza. La danza nos hace más fuertes, activa nuestro cuerpo y, sobre todo, dibuja una sonrisa en tu cara, en tu mente y te hace sentir mejor y más positivo.

© Metodo Estanislao

Publicado en Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Transformación

La cosecha

LA COSECHALa cosecha se basa en plantar una semilla, abonarla, dejar que germine, que crezca, protegerla y, cuando ha crecido lo suficiente, se procede a su recogida, para luego utilizarla donde sea necesario. Cada uno de nosotros somos una de esas, que debemos dejar crecer, cuidar y que nos cuiden, alimentarnos física y emocionalmente, hasta que un día, que llega, recogemos nuestra cosecha, y cortamos nuestros hilos y nos valemos por nosotros mismos.

Como con la cosecha, nosotros debemos hacer lo que queremos de verdad con nosotros mismos. Todo es positivo, aunque duela.

© Metodo Estanislao

Publicado en Sin categoría

El horizonte

JUNIO 70Hay un punto, más allá de lo que podemos alcanzar con la vista, que despierta en nosotros la imaginación: el horizonte. Sabemos, por la geografía, lo que se encuentra allí, pero nos gusta soñar y crear historias sobre lo que puede haber. Así nacen creencias, mitologías, religiones y fe.

Pero el horizonte es también un meta emocional, nuestra meta. Queremos conseguir hacer aquello que deseamos y nos marcamos ese punto lejano al que dirigirnos. Cada uno tiene uno y podemos lograr lo que deseemos, antes o después. Todo es cuestión de ser positivos y dirigir nuestro pensamiento hacia ese horizonte.

© Metodo Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Fuerza interior, Transformación

Tomar el sol

AFRICATomar el sol es algo que el ser humano hace de manera inconsciente cada día. Cuando salimos a la calle recibimos los rayos del sol mientras caminamos, después de pasar una sombra, etcétera. El único momento en el que no lo recibimos es cuando es de noche, el cielo está cubierto o si estamos en la sombra.

Cuando llega el verano, exageramos nuestro deseo de tomar el sol y lo buscamos conscientemente, sabiendo, aunque sea de manera indirecta, los perjuicios que puede tener esto para la salud de nuestra piel. Tener un tono moreno en la piel es algo que gusta y que está bien.

Sin embargo, porque algo nos guste no debemos abusar de ello porque, si lo hacemos, nos podemos encontrar con algún problema, con alguna dificultad o con algo que sea muy perjudicial para nosotros. Todo se debe hacer es su medida justa ya que, de esa manera, somos nosotros los que lo controlamos y no al revés. Es positivo dejarnos llevar, pero lo es más el ser conscientes de cuándo debemos detenernos.

© Metodo Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Transformación

Los ladrillos

CARGUEN, APUNTEN, BANG (br)Los ladrillos sirven para levantar paredes que serán hogar. También sirven para dar forma a lugares sobre los que diseñar nuevos espacios. Están ocultos tras el yeso, el cemento, etcétera. Son esenciales, pero por si mismos, no son nada. Alguien los ha fabricado y necesitan de ese alguien, de sus manos, para que lo manipulen hasta su uso final.

Nosotros somos un ladrillo en bruto. Tenemos una forma primigenia, tosca, que tenemos que manipular con la cabeza, modelar nuestro cuerpo, aprendiendo y sabiendo, con el tiempo, qué queremos hacer con él. Al final, lo colocaremos y usaremos como mejor pensamos. Construye tu propio futuro y vida sin miedo. Busca levantar tu propio yo.

© Metodo Estanislao