Las grietas

carguen-apunten-bangLas grietas aparecen en los lugares y zonas que menos esperamos. Lo que está claro es que están por algo, ya sea por el movimiento de un terreno, el asentamiento de una obra o una mala construcción, etc. Representa algo que no está bien, que puede transformar algo que pensábamos resistente en algo frágil, por la razón que sea.

Nuestras grietas significan también que algo se ha roto, que se está resquebrajando, y tenemos que descubrir y conocer el porqué de lo que sucede. Debemos pensar si se puede reparar, si es algo que depende de nosotros mismos, de otros o de nadie y dejarlo que se desmorone del todo.

En nuestro camino vital las grietas son algo normal y marcan el mismo según las diferentes relaciones o vivencias que tengamos. La profundidad de las mismas, para bien o para mal, es lo que tenemos que trabajar de una manera positiva pero sincera con nosotros mismos.

© Metodo Estanislao

Anuncios

El tenedor

hpim3049El tenedor es un utensilio que nos sirve para comer. Combinado con otros cubiertos nos facilita el alimentarnos, evita que nos manchemos las manos, etc. Pero el tenedor, por si mismo, no hace nada. Necesita de nosotros para ser lo que es, para que exista como tal.

Por eso es nuestra acción o inacción lo que cambia nuestra realidad, lo que hace que la vida que deseamos vivir pueda realizarse como deseamos. Busquemos esa positividad e iniciemos nuestro camino.

© Metodo Estanislao

La oración

sagrada-familia-17La oración no es rezar, no es arrodillarse, juntando las manos y recitar un mantra, una letanía, una y otra vez, según la religión que sea, esperando un milagro o la conjunción de los astros para que la humanidad sea mejor o uno pase a otro nivel emocional.

La oración es un gesto, una palabra, una frase particular, personal, que compartimos o la guardamos para nosotros, que busca extraer lo mejor de nosotros, de los demás, que nos ayuda a estar mejor con uno mismo, con nuestro entorno y todos aquellos que deseemos.

La oración ha de buscar que seamos mejores personas, que esa energía positiva se transmita con hechos y no con palabras. Las palabras que decimos como oración nos han de llegar y hacer sentir algo real, emocional física y energéticamente. A partir de ahí, es energía positiva hay que usarla para transmitir lo mejor de nosotros, en lo que deseemos hacer y compartir.

© Metodo Estanislao

El desencuentro

tarde-de-nubes-brNuestra vida, en la mayoría de las ocasiones, está más llena de desencuentros que de encuentros. Esto ocurre porque cada uno de nosotros somos únicos y diferentes respecto a los demás, con los que lo que los acuerdos, en muchos aspectos de la vida, ya sean laborales, sentimentales, personales o emocionales, son difíciles de conciliar.

Pero esos mismos desencuentros son los que nos hacen darnos cuentas de aquello que queremos en nuestra vida, en nuestro entorno o en nuestra intimidad. De ese modo, somos capaces de tener acuerdos con otras personas en nuestro camino vital y que pasen a formar parte del mismo, ya sean familia, amigos, pareja, compañeros, conocidos, etc. Es decir, en función de esos acuerdos conformamos nuestros círculos de intimidad, desde los más externos hasta los más profundos y cercanos.

Al final, algunos de los desencuentros se encuentran.

© El Metodo Estanislao