la cortina de lluvia

junio-59En ocasiones vemos como, antes que caiga la tormenta, la tromba de agua, se va acercando una cortina de agua, de lluvia que va difuminando lo que antes estaba nítido y con color. A medida que el agua engulle todo, aquello que antes rebosaba de verdes, marrones, rojos, etc., se vuelve gris metálico con brillos y reflejos y se vuelve inmensamente irreconocible.

Lo que nadie sabe es que lo mejor es que la tromba te pase por encima, te empape bien y que escuches todo lo que tienen que decir los truenos, relámpagos y rayos. Incluso la lluvia susurra su mensaje en nuestros oídos. Cuando ya no queda nada que decir se va, dejándonos sin palabras.

Lo que ocurre a continuación es emocionante, único y regenerador. De repente nos envuelve un olor a tierra, frescor y silencio. Lo que antes era gris vuelve a tener color y de manera más intensa. Lo que nos costaba ver, ahora es más nítido que antes y la humedad, con la luz del sol, se va secando, dejando algunas huellas que nos dejarán marcas, pero nos harán más fuertes.

Detrás de aquello que nos da miedo hay algo que nos hace más fuerte. No temas y da un paso adelante. Cuando la tormenta llegue no bajes la cabeza, levántala y encárala aunque tengas miedo.

© Metodo Estanislao

Video: Live better Media

Anuncios

El teclado

espejoCuando uno no conoce cómo se escribe en un teclado de una máquina de escribir u ordenador, al principio es agotador controlar la presión con la que  pulsar las teclas, cómo situar las manos, el orden de las letras, el uso del espacio, números, etc. Es un desconocido que nos hace sentir torpes.

Sin embargo, con la práctica cometemos menos errores, crece nuestra confianza y, en menos tiempo del que pensamos, podemos utilizarlo de un modo, si no automático, mucho más ágil y rápido.

Nuestra vida es parecida. Ante lo desconocido, una dificultad, etc., nos sentimos torpes y pensamos que ésta dificultad no nos dejará avanzar. Pero no es así. Si cada día ponemos un poco de nosotros, de nuestro empeño en conocer y conseguir lo que deseamos, podremos pulsar cada tecla de nuestro camino con la seguridad y la forma necesarias. Ante la dificultad, seguridad de poder hacerlo, ante la incertidumbre, positividad. Tu camino es tuyo.

© Metodo Estanislao

El disco de vinilo

el-mapa-del-tesoroSiempre hay algo que nos trae buenos recuerdos a la memoria. Uno de esos “algo” es el disco de vinilo. Al colocarlo en el plato había algo de magia en ese instante. El silencio anterior a que se escucharan las primeras notas contrastaba con ese sonido, parecido a las llamadas “faiscas” de mi tierra gallega, Vigo, una especie de chisporroteo que nos hacía pegar la oreja a lo que iba a sonar.

Era entonces que la música fluía y, lo mejor de todo, era que tenías que escuchar de principio a fin lo que la aguja transmitía de lo grabado en los surcos, no como ahora, que lo digital le ha quitado un poco de esa sorpresa, la magia y sólo hay demasiada inmediatez.

Por eso, como un disco de vinilo, debemos cuidar lo que queremos, como con las personas, dedicarle tiempo y tratarlo como debe, para que no se raye, para que se mantenga como siempre y suene igual que siempre.

© Metodo Estanislao