El pasado

El pasado es lo que pasó y no está en nuestra mano poder modificarlo. Tomamos decisiones, acertadas o no, y tenemos que vivir con las consecuencias de las mismas. Cada segundo es pasado, cada minuto una eternidad que se pierde. Echar la vista atrás está bien para valorar dónde estamos y hacia dónde queremos seguir. El pasado es parte de nuestra mochila y, si pesa o no, depende de nosotros mismos, que somos los que decidimos nuevamente.

El pasado es una parte de nosotros, pero no nos hace quienes somos. Sólo es eso, pasado. Por eso, toma lo mejor de él y el resto deja que se diluya y guárdalo definitivamente. Cada día es una oportunidad para ser nosotros mismos.

Sé feliz, sé tú mismo. ¿Quién quieres ser?

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Mantra salud

Anuncios

El perro

El perro es un animal de compañía que lleva entre nosotros casi desde que el ser humano existe. Es noble, cariñoso, obediente, se conforma con la comida y los amables gestos que le demos. Pero lo importante es que, en muchas ocasiones, es capaz de ofrecer su vida por defendernos de un peligro o salvarnos de una muerte.

Podemos aprender mucho de ellos, sobre todo el ofrecer todo, hasta la vida, por casi nada. El ser humano hace tiempo que perdió esa facultad, no porque no la quiera, si no porque la escondió para sobrevivir. Hoy día nos sorprende que haya personas que ofrezcan su vida por los demás, pero no es tan complicado. Pensemos en un ser querido en peligro, en un hijo… ¿Daríamos nuestra vida para salvarlo?

Algunos sabemos que sí lo haríamos. De la misma forma que nuestros amigos los perros, dentro de nosotros, además del instinto de supervivencia, existe el de la protección de aquellos que queremos.

Abrazos positivos.

 

© Metodo Estanislao

Música: Relaxing Music

El gato

Un gato está, pero no está. Guarda energía para cuando realmente la necesita, no la desperdicia. Un gato viene y se va cuando quiere y el cariño lo busca, no le gusta que se le de si no quiere. Es independiente. Parece despistado pero controla lo que hay a su alrededor y siempre está en guardia.

Lo mejor para que un gato esté es no pensar en él. Así decide él que quiere estar, sin más. Nosotros, las personas tenemos que tomar esa característica de estos felinos y aplicarlo a aquellos que queremos que esté a nuestro lado. ¡Déjalos libres! Si quieren estar, lo harán por voluntad propia y así lo desean y nosotros tenemos que recibirlos con los brazos abiertos para agradecerlo, pero dejando hueco para que puedan salir de nuevo. Que sepan que estás ahí.

En el amor, el cariño, la amistad… no hay jaulas.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Dios según Buda

La celebracion

Hoy día celebramos todo, de todo y a todas horas. ¿Sabemos porque lo hacemos? En la mayoría de las ocasiones no es más que una excusa para hacer algo rutinario o que nada tiene que ver con lo que se pretende celebrar. Por ello debemos detenernos y pensar qué estamos haciendo o a qué vamos y por qué.

Al final, la celebración es lo de menos y muchas veces es el exceso el resultado. Celebra menos pero mejor, comparte más y, sobre todo, que el encuentro sea un motivo para sentirte mejor y crecer como persona.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Energías Sutiles