Publicado en Sin categoría

El árbol

Cuando vemos un árbol nos fijamos en el grosor del tronco, en las irregularidades de la corteza y las ligeras inclinaciones de su circunferencia. A medida que vamos ascendiendo, observamos como ese tronco va estrechándose, algo que se va ocultando con la aparición de las ramas, que se van expandiendo horizontalmente o ligeramente hacia abajo y descubrimos las hojas o los pequeños brotes que las van cubriendo.

Las ramas aparecen frente a nosotros a medida que el árbol asciende y sus hojas lo cubren como si fuera un traje o un vestido a medida, ya sea en tonos verdes de la primavera, de marrones y rojizos en el otoño para o, finalmente, desaparecer por completo en el invierno. Casi como una representación de la vida en tan solo cuatro estaciones.

Pero cometemos un error si sólo vemos la belleza en el exterior. Bajo tierra, para que toda esa belleza pueda aparecer ante nuestros ojos, hay un red intrincada de raíces, que siempre está oculta, que crece hacia abajo o en horizontal como las ramas, que absorbe el agua y los nutrientes necesarios del suelo para que un árbol se muestre como es, con toda su plenitud primaveral o su desnudez invernal. Sin raíces no existiría ni el árbol ni su belleza.

El ser humano es igual. De la misma forma que podemos admirar la belleza de otra persona, debemos ver mas allá de lo exterior y conocer sus raíces, su interior y, de ese modo, conoceremos la complejidad y la totalidad de lo que conforma su personalidad, la persona misma. Quizá nos asusta hacerlo porque no queremos implicarnos con otro ser humano y nos centramos sólo en lo inmediato o lo pasajero, pero en algún momento tendremos que enfrentarlo.

Busca lo mejor del ser humano, pero también atrévete a descubrirlo.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Buddha’s Lounge

Autor:

Siento que podemos encontrar lo mejor en cada uno de nosotros. Creo que nuestro camino vital se alimenta de aquello positivo que hayamos sembrado en él y vuelve a nosotros para completarnos hasta que ese mismo camino termina. Abrazos positivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .