Las brujas

Las brujas, la mayoría de ellas, eran mujeres que conocían “secretos” relacionados con la botánica y que adornaban esos conocimientos con una serie de rituales para, así, envolver su conocimiento de un aura mística. Era el “marketing” de la época. Cuanto más adorno fantástico mayor clientela o atracción.

Como en todo, había mujeres que realmente sabían y conocían lo que hacían, ayudando a mucha gente, y otras que se aprovechaban de otras personas con el único fin de enriquecerse, haciendo lo que fuera para ello y también, como ocurre en otras ocasiones, personas que no estaban bien de la cabeza y hacían cualquier burrada, con todos los peligros que eso suponía.

Es por ello que no debemos dejarnos llevar únicamente por lo que vemos porque pueden engañarnos. Debemos conocer y luego, si necesitamos más, buscar en aquellas personas que realmente sean sabias lo que no sepamos. Así, nuestro camino se llenará de lo aprendido y seremos personas más completas a medida que avanzamos.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: MYM – Musicoterapia y Motivación

Anuncios

Las matemáticas

Como en las matemáticas, hay infinitas posibilidades en nuestro camino para disfrutar nuestra vida, para descubrirla y, sin embargo, la reducimos a contar, sumar y multiplicar aquello que realmente no necesitamos y nos desvía del recorrido hasta detenernos completamente.

Nos centramos en una vida paralela artificial, tecnológica, en la que todo se enreda, se conecta y nos hace creer que tenemos amigos de carne y hueso, que podemos aumentar a golpe de clic. Nos obligamos a contar nuestra vida a quien no vemos, a un mundo en el que eres prescindible de un segundo a otro y es ahí que muchos crean vidas que no tienen, que no existen, para conectar y ser algo o parte de algo y creer en algo que sigue sin ser real.

¿Qué tienes de verdad? ¿A quién conoces de verdad? ¿A quién tocas de verdad? ¿Quién es tu amigo? ¿Quién eres tú? Si desconectas verás que no pasa nada, que el mundo sigue girando como siempre, el día y la noche se sucenden, la vida fluye y las personas que están en tu vida de verdad te llaman y se ponen frente a ti.

Busca lo mejor de ti infinitas veces.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musicoterapia.

Direciones

Arriba, abajo, derecha, izquierda, adelante, atrás, alrededor… Muchas direcciones que, en ocasiones, nos confunden y nos distraen, con lo que no sabemos hacia dónde ir.

En esos momentos nos asaltan muchas dudas y, sobre todo, no sabemos qué hacer. Ante esta pregunta…, ¿qué respuesta es las más adecuada? La respuesta es sencilla: no te muevas del sitio. Puede parecer extraño, pero piénsalo bien. En ese instante sabes dónde estás y tienes clara una idea: quiero ir a algún lugar, pero no sé qué dirección tomar.

Lo primero, piensa cómo llegaste hasta ese punto, físico o emocional. Antes de eso, piensa qué es lo que pensaste para iniciar el camino y antes de eso, concéntrate en recordar qué motivó esa decisión.

Cuando hayas pensado sobre ello y hayas sido consciente del proceso que te ha llevado donde estás, podrás tomar la decisión de tomar la dirección adecuada, la mejor y la más positiva.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Energías Sutiles

Perros y gatos

Perros y gatos son animales a los que los humanos estamos muy apegados. La diferencia entre ellos, además de la evidente, está en su forma de relacionarse con nosotros. Los perros son animales sociales y, en cuanto se sienten queridos, aceptados por una persona, lo dan todo por ella, se produce una especie de apego que no tiene nada que ver con la alimentación necesaria para la supervivencia.

Los gatos son animales sociales también. Sin embargo, a diferencia de los perros, los gatos buscan un espacio propio y alejado, aunque luego busquen la relación felino-persona. Son animales más independientes y, al mismo tiempo, que gustan del contacto con nosotros, quizá sabedores de su “poder de seducción”.

Nosotros buscamos eso en otras personas. Queremos mantener nuestro espacio, una mayor o menor independencia, pero manteniendo al mismo tiempo una necesidad de socializar y encontrar esa persona que nos complemente, o vivir nuestra vida con compañeros o compañeras de viaje que pueden quedarse o no.

Todos y cada uno de nosotros tenemos un perro y un gato en nuestro interior.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musicoterapia

La fórmula

Vivimos en una sociedad en la que deseamos encontrar la fórmula para todo, ya sea para conseguir la felicidad, más inteligencia, más amor, más vida, más de todo, pero en lo que no pensamos es en buscarnos a nosotros mismos y descubrirnos con nuestros defectos y también con nuestras virtudes. Es más, lo que no descubrimos en nosotros, en un primer momento, lo queremos encontrar en otra persona y, así, “completarnos”. La media naranja que no existe.

Digo que no existe porque cada uno de nosotros es un todo indivisible. No somos ni buenos ni malos, no somos mejores o peores, más o menos generosos , inteligentes, o mayores. Somos yo y tu, sin más.

Perdemos demasiado tiempo en ser quienes no somos porque vivimos en una sociedad que prima la apariencia. Párate, frena y céntrate en ti mismo antes de continuar el camino. Mira en tu interior y vacíate de todo aquello que no te hace ser tu mismo, descubre la fórmula que te hace feliz de verdad y despréndete de todo aquello que sólo es peso.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Live your Dreams.