Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación

El bolígrafo (2ª parte)

El bolígrafo es un objeto que, en su descripción más sencilla, podemos reducirla a un depósito de tinta que, al final del mismo, tiene una pequeña bolita que sirve de dosificador del propio líquido y que nos facilita el escribir o dibujar, principalmente sobre papel.

El bolígrafo, por si mismo, no hace nada. Necesita de la mano del ser humano, que lo sostiene y, con la técnica adecuada y concreta de soporte entre los dedos, además de una presión determinada. Gracias a ello, la tinta fluye desde la bola del dosificador y esta se transforma, a través del movimiento de nuestra mano, en palabras, dibujos, etc.

La importancia del bolígrafo esta en que, a través de él, transmitimos información de todo tipo, imágenes dibujos, emociones, etc.

Cada uno de nosotros escribimos nuestro propio camino, nuestra vida y podemos compartir esa experiencia a otros. ¿Por qué no hacerlo de la mejor manera posible?

Deja escrito siempre lo mejor de ti, con lo bueno y lo menos bueno.

Abrazos positivos.

Música: Meditative Mind

Anuncios
Publicado en Emociones, Experiencia, Relaciones personales, Vivencias

La tienda de ultramarinos

Las tiendas de ultramarinos, que muchos de nosotros hemos conocidos en nuestros barrios, cuando éramos más jóvenes o muy pequeños, eran unos lugares mágicos. En un espacio relativamente pequeño, tu entrabas y pedías lo que necesitabas. Normalmente, regentado por un matrimonio o una sola persona, en él te vendían aquello que necesitabas, después de sacar el producto de alguno de los numerosos huecos que tuvieran los muebles que rodeaban las paredes de aquel espacio.

La magia ocurría cuando pedías algo que tu madre o tu padre te había indicado y tú sabías que no lo tenían porque, al entrar, no lo mirabas, con lo que la duda y el agobio, por volver a casa sin ello, comenzaba a notarse en tu piel y tu respiración. Pero era entonces que te miraban desde el otro lado del mostrador y escuchabas el “espera un momento que voy dentro“. Y de ese “dentro” salían las verduras que pedías, las patatas, el vino de casa que te llevabas en la botella con corcho o la garrafa de plástico transparente, y muchos más productos que, ni el mejor mago del mundo, podía hacer salir de su sobrero o con su mejor truco.

Quien te atendía te miraba como si fuera algo habitual el hecho de haber producido aquel milagro, mientras tu intentabas cerrar la boca sin éxito. ¿De dónde rayos había quitado todo aquello? Al final, como muchos otros lugares y espacios de la infancia, desaparecieron de un día para otro y, con ellos, el misterio de encontrar todo lo que queríamos entre sus paredes.

La magia que tenemos cada uno de nosotros está en mostrarnos como somos y, cuando es necesario, mostrar esa parte imprevista, más escondida y que pocas personas conocen, para sorprender y hacer que, quien la conoce, descubra lo mejor de ti. Todos somo únicos y nadie impide que podamos ser las mejores personas que podamos ser. Compartamos esa magia, esa positividad.

Abrazos positivos.

 

Música: Meditation and Healinghttps://www.youtube.com/channel/UCM7XCXnxtYJkkMN0zf0tsSw

© Método Estanislao

Publicado en Conexión, Relaciones personales, Transformación

El cable

Un cable no es más que una extensión de hilo de cobre, envuelta en plástico o caucho, que sirve de aislante, por la que la corriente eléctrica o datos llegan allí donde los necesitemos o haga falta.

Es decir, el cable es un conductor de energías e información que, salvo que se interrumpa, no deja de fluir. Es un medio entre un origen hasta un destino o destinatario.

Cada uno de nosotros, de una manera metafórica, podemos ser ese cable, ese nexo de unión entre las personas. Podemos ser esa parte positiva que llegue a otros y hacer que que esa energía, esos datos, aporte mucho en su mundo y viceversa, Cuanto más lo hagamos, siempre de manera desinteresada, conseguiremos una sociedad mejor, un mundo más positivo.

Abrazos positivos.

 

 

© Método Estanislao

Música: La mejor música instrumental

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Transformación

Ritmo

Tu, yo, todos, tenemos un ritmo interior, diferente a los demás, único y propio que nos hace ver aquello que nos rodea desde una perspectiva muy personal. Cuando caminamos, hablamos, cantamos, nos relacionamos, amamos u odiamos, todo lo que tiene que ver con nuestra realidad lo hacemos con un ritmo concreto y acompasado.

Lo mejor de todo es que, al conocer a otras personas con su propio ritmo, lo que hacemos de manera inconsciente es buscar acompasarnos y es en ese instante en el que pueden pasar dos cosas: la primera es que no haya un ritmo común, con lo que no acabamos de conectar. Por otro lado, podemos encontrar a ese compás, ese ritmo que crea uno nuevo y en el que ya no somos uno solo.

Busca, encuentra y disfruta de los ritmos que te aguardan más cerca de lo que piensas.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Meditative Mind