Publicado en belleza, Transformación, Vivencias

La oscuridad

En ocasiones, no podemos evitar encontrarnos rodeados de la oscuridad.

Tenemos dos modos de reaccionar ante esta situación: por un lado, asustarnos y dejarnos llevar por el miedo, la angustia por la falta de «luz». Por otro lado, aceptar lo que ocurre y adaptarnos al entorno.

En mayor o menor medida, nuestra vista iría adaptándose a esa falta de luminosidad hasta conseguir intuir y «ver» aquello que, hasta ese momento, no era posible.

La falta de luz, aun así, nos mostrará una realidad distorsionada, difícil de definir en su totalidad, que nos obligará a detenernos. Eso mismo nos da una perspectiva diferente y atrayente a la vez.

La luz y la oscuridad pueden esconder una belleza parecida y diferente de una misma realidad.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Zen Life relax

Autor:

Siento que podemos encontrar lo mejor en cada uno de nosotros. Creo que nuestro camino vital se alimenta de aquello positivo que hayamos sembrado en él y vuelve a nosotros para completarnos hasta que ese mismo camino termina. Abrazos positivos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.