Publicado en Conexión, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cerveza

Cuando a uno le sirven una cerveza, frente a una copa se encuentra una parte superior de espuma y una inferior de líquido en una gama de colores que puede ir del trigueño más amarillo a oscuro más tostado. Pero esto, tras verlo, no es más que una primera impresión porque, a la hora beberlo, ahí empieza una abanico ilimitado de matices.

Las personas, cada uno de nosotros, somos como una cerveza. Físicamente somos lo que se ve. En lo que la cerveza es la espuma y el líquido, en nuestro caso somos un físico y una manera de ser distinta cada uno de los que existimos.

Pero como la cerveza, en cuanto tenemos la espuma y el líquido en boca notaremos muchos matices en función del tipo de cerveza y los ingredientes que se hayan utilizado para crearla. Y como cada cerveza es única y con matices distintos, las personas también tenemos caracteres y formas de ser diferentes y compatibles, o no, con otras personas. Así es como se crean las relaciones sociales. Todo es cuestión de probar.

Que una relación no funcione no quiere decir que no vayas a encontrar otra que sí lo haga, sea del tipo que sea. Sólo tienes que probar.

¿Tomas una cerveza?

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation

Anuncios
Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La pizarra

Una pizarra es una superficie en la que podemos anotar, dibujar o jugar con tizas blancas o de colores. Lo mejor de esa superficie es que, cuando queramos, podemos borrar todo lo que hayamos hecho en en ella y volver a empezar. Eso es algo que no se puede hacer siempre o en todo aquello sobre lo que pintemos.

En nuestra vida es un poco más complicado hacerlo. Cada color, cada tiza, cada experiencia, quedan marcadas “en” y “sobre” nosotros de una forma más o menos profunda y no podemos obviar su presencia ni su recuerdo.

Sin embargo, aunque pensemos que es imposible, aunque no podamos borrar todo aquello que deseemos, sí podemos volver a pintar sobre una pizarra vacía y comenzar a llenarla de nuevos colores, de nuevos deseos, de nuevos pasos que podemos hacer realidad si queremos… y sí es algo que podemos realizar.

En una pizarra todo puede imaginarse de nuevo una y otra vez. Hazlo realidad, porque una vida está para llenarla de lo que queramos y podamos. Todos y cada uno de nosotros tenemos en nuestra mano el poder para hacerlo posible y tú puedes.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Río Azul

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Escuchar

En muchas ocasiones, escuchar es lo que diferencia el que te importe algo o alguien o no. Todos y cada uno de nosotros necesitamos, en algún momento, ser escuchados o escuchar.

La vida es un camino en el que nos encontramos con todo tipo de situaciones y personas diferentes, que nos hacen sentir distintas emociones, ya sean positivas, negativas o neutras y estas nos afectan de modos distintos según nuestra personalidad. A esto hay que añadirle que, al ser seres sociales, interactuamos con nuestros semejantes y es esa misma intercomunicación la que provoca otra serie de reacciones en nosotros mismos y en aquellos con quienes nos relacionamos.

Es por ello que, en ocasiones, necesitamos hablar y expresar con palabras aquello que nos afecta, nos gusta o no, etc., y esperamos que se nos escuche. De la misma manera, otras personas esperarán una reciprocidad en caso de necesitarlo ellos.

Escuchar es algo que el ser humano sabe hacer y ayuda mucho más de lo que creemos y de lo que pensamos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Reflektorfilm Szilágyi Márta

Publicado en belleza, Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Transformación, Vivencias

La arruga

La arruga es un pliegue, en la piel o en una tela, que se crea por el movimiento, un gesto o el tiempo. Indica estilo o descuido, dejadez por no planchar. En la piel se asocia a la edad, a la risa, la tristeza o melancolía, el enfado o el esfuerzo.

La arruga aporta ese punto de interés textil o vital que ejerce atracción sobre uno o un odio irrefrenable.

La arruga cuenta historias vividas, irrepetibles y marca una época, un momento concreto que recordaremos al pasar los dedos sobre la tela o nuestra cara.

Cada una de nuestras arrugas es nuestra propia huella digital de vida y su historia está grabada en cada surco, como un disco de vinilo o una película de carrete. Fotogramas que podemos contar, cortar, ver hacia adelante o volver atrás, revivirlas una y otra vez.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: すべてうまくいく☆