Publicado en Conexión, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cerveza

Cuando a uno le sirven una cerveza, frente a una copa se encuentra una parte superior de espuma y una inferior de líquido en una gama de colores que puede ir del trigueño más amarillo a oscuro más tostado. Pero esto, tras verlo, no es más que una primera impresión porque, a la hora beberlo, ahí empieza una abanico ilimitado de matices.

Las personas, cada uno de nosotros, somos como una cerveza. Físicamente somos lo que se ve. En lo que la cerveza es la espuma y el líquido, en nuestro caso somos un físico y una manera de ser distinta cada uno de los que existimos.

Pero como la cerveza, en cuanto tenemos la espuma y el líquido en boca notaremos muchos matices en función del tipo de cerveza y los ingredientes que se hayan utilizado para crearla. Y como cada cerveza es única y con matices distintos, las personas también tenemos caracteres y formas de ser diferentes y compatibles, o no, con otras personas. Así es como se crean las relaciones sociales. Todo es cuestión de probar.

Que una relación no funcione no quiere decir que no vayas a encontrar otra que sí lo haga, sea del tipo que sea. Sólo tienes que probar.

¿Tomas una cerveza?

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.