Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Transformación, Vivencias

Grietas

Sabemos que están ahí, pero no reparamos en ellas casi nunca. Ahora que nuestros movimientos están más restringidos y estamos obligados a quedarnos quietos más tiempo del que desearíamos, es cuando nos fijamos en esas líneas que, imperceptibles, han ido perfilando nuestras paredes, creando motivos aparentemente sin sentido.

La diferencia entre las grietas de las paredes, los suelos, el asfalto, los cristales, las piedras… y las que surcan nuestra piel y nuestro interior, es que aparecen, muchas veces, como respuesta a nuestra vida, a cómo recorremos nuestro camino, a cómo hemos amado o tratado a quienes queremos, a las decisiones tomadas, para bien o para mal, justas o injustas.

Nuestras grietas son nuestras, de nadie más y son importantes porque cuentan nuestra historia, ya sea solos o en compañía, amando u odiando, llorando o riendo.

Da igual las grietas que haya en tu vida, siempre pueden suavizarse, , pero está en nuestra mano hacer que cada segundo de nuestro camino sea un segundo positivo que nos haga mejores. Párate y descubre tus grietas, conócelas, descubre el porqué de su aparición y rellénalas con lo mejor de ti para que no salgan más.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musica Para

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .