Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Sin categoría, Transformación, Vivencias

El cambio de marchas

Este mecanismo, el cambio de marchas, hace que el motor, al acelerar o disminuir la velocidad, trabaje con mayor o menor esfuerzo.

Lo que tenemos que tener en cuenta, a la hora de cambiar de marcha, es fijarnos en el firme de la carretera por la que vayamos, ya sea una cuesta o una curva, en el límite de velocidad y la seguridad misma de la vía por la que circulamos.

En nuestra vida hacemos lo mismo. En función de con quién nos relacionamos y lo que hacemos, da igual la forma, aceleramos o frenamos según veamos la situación.

Si sólo frenamos, acabaremos por no avanzar nunca. Si sólo aceleramos, podemos quemar el motor. Por eso es bueno ir adecuando la velocidad según cada situación, si es necesario o no. Conducir no es sólo pisar el acelerador o el freno, es acompañar cada momento de la conducción con la marcha adecuada y, así, disfrutaremos del viaje con quien queramos hacerlo , donde queramos y tan lejos o cerca como deseemos.

Ha de tu vida una gran experiencia, un gran viaje, pero a la velocidad que necesites en cada momento.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillan.

Música: Music for body and spirit

Método Estanislao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .