Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Derradeiro

Hay palabras exclusivas de un idioma que no existe en otros y que tienen un significado que indica o expresa perfectamente aquello que queremos decir, sin más. Un ejemplo de ello es la palabra gallega morriña que, por mucho que se quiera definir, al final sólo los que somos gallegos comprendemos lo profundo de la palabra, aunque algunos la asocien directamente a “melancolía“. No, es mucho más.

Para mí hay una palabra que, cuando la pronuncias, sabes que hay un antes y un después de ella, hay un final definitivo y lo que siga nada tendrá que ver con lo anterior; el final de una serie de algo que no volverá a ser; un punto y final, que puede ser personal, vital, social, laboral, etc., según la situación en que la usemos.

Esa palabra de mi idioma materno, el gallego, lo expresa todo con cuatro sílabas: derradeiro

Cuando la usas es porque cerrarás un círculo de tu vida para siempre o la misma vida de tu camino.

Cuando yo ya no exista en este mundo y exhale mi derradeiro alento —último aliento— sé que mi corazón no seguirá latiendo.

Por eso, sólo espero que mi camino sea el mejor que haya recorrido y que todo lo positivo que haya podido compartir y haya recibido sirva para hacer, de este, un mundo mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: VaFeltre Tours

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La hoguera

Para preparar una hoguera se necesitan muy pocos elementos: madera o carbón (combustible), oxígeno (comburente), calor y la combinación de lo anterior es lo que produce las llamas (reacción).

Con las llamas y el calor que producen estas podemos cocinar, calentarnos, protegernos. Es decir, algo tan sencillo como una hoguera hace que tengamos cubiertas gran parte de nuestras necesidades básicas como seres humanos.

Esto me hace pensar que realmente, no necesitamos tanto como nos quieren hacer creer y que, muchas veces, lo esencial lo tenemos al alcance de la mano, como puede serlo otra piel, una caricia, la presencia y/o cercanía de quien sentimos que es realmente importante en nuestra vida, ya sea íntima, familiar o cercana.

Lo escrito anteriormente no quiere decir que renunciemos a nada, sino que lo más importante en nuestra vida es valorar aquello que realmente necesitamos y que nos vaya a ayudar, de verdad, en el camino vital que recorramos.

En ocasiones, frente a una hoguera, notando su crepitar, viendo el color de las llamas, lo tenemos todo y no necesitamos nada más que estar.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

Música: Fika

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación

Reconstruirse

Este año ha sido el momento de un cambio importante en nosotros, desde el punto de vista íntimo, personal, familiar, social, laboral, etc. Y lo más duro ha sido tener que reconstruirse. Es decir, reparar todo aquello que la pandemia ha dañado y destruido.

Pero ha sido este mismo virus el que nos ha hecho darnos cuenta, en la mayoría de los casos, de cuáles son nuestras prioridades, quiénes son realmente las personas que han estado a nuestro lado y, como no, nuestra capacidad para adaptarnos a una pandemia mundial y salir más fuertes, física y emocionalmente.

Este hay que tomarlo como un año de transición en el que hemos reconstruido todo nuestro mundo, en el aspecto más literal, emocional y personal de la palabra.

Por eso, debemos seguir recorriendo nuestro camino vital sabiendo que todo lo que hemos pasado y superado va quedando atrás y que todo lo que nos queda por delante será infinitamente mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Catarsis, Conexión, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, silencio

El silencio

El silencio no sólo es no decir nada. A lo largo de nuestro camino vital, nos daremos cuenta de la importancia de ciertos momentos en los que no hablar supone una comunicación mayor, tanto con uno mismo como con otra persona.

Cuando uno es consciente de que tiene que guardar silencio, descubriremos que otros sentidos se despiertan.

Nos fijamos, de manera visual, en cada detalle que nos rodea y/o en quién está con nosotros. El oído capta, más nítidamente, los sonidos, las respiraciones… La piel es más sensible y transmite mucho de cómo nos sentimos y lo que nos hace sentir, aquello que haya a nuestro alrededor y toda esa energía que llega de otra u otras pieles. Los olores y aromas de todo tipo se intensifican.

Es decir, la percepción de nuestros sentidos es mayor, más potente. Descubre en nosotros nuevas sensaciones y hace que conozcamos mejor quiénes somos desde un punto de vista personal, íntimo, cercano… y también a otras personas, además de descubrir cómo nos afectan los espacios y otros estímulos ajenos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Meditation sounds

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Fuerza interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La orilla

La orilla es una frontera, es un paso previo al siguiente. Es donde llega el mar y se hunde en la arena una y otra vez.

La orilla es desde donde partimos para llegar otro lado, aunque no sepamos lo que nos encontraremos cuando lleguemos, aunque tengamos miedo de avanzar o descubrir.

Pero también es el lugar, el punto en el que esperamos, en el que aguardamos por algo o por alguien. Donde nos detenemos a pensar, tomamos decisiones esenciales y vitales o, sencillamente, es donde queremos estar en ese momento, ese instante, sin más.

Una orilla no es más que un sentimiento de final y de comienzo de algo. Es donde descargamos todo aquello que hace que la mochila la sintamos cargada y recargamos nuestras energías.

La orilla, para mí, es donde encuentro mi lugar en el mundo en el que sentirme bien, a gusto, positivo y donde he compartido momentos buenos y menos buenos, pero que siempre me han enseñado algo, que me han transformado en quien soy hoy día, en, quizá, una parte de lo mejor de mí mismo.

Busca siempre esa orilla positiva en tu vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La rutina

La rutina se basa en realizar una serie de acciones que repetimos de manera habitual, de la misma manera y en un orden más o menos concreto. Es algo en lo que no se reflexiona ni se decide, se hace sin más.

Nuestra vida está llena de rutinas físicas, obligadas y emocionales.

Físicas: las que tienen que ver con nuestro propio cuerpo, desde evacuar, acicalarse, asearse, limpiarse, vestirse o arreglarse, etc.

Obligadas: relacionadas con nuestra privacidad, ya sean recados, el trabajo, relaciones sociales. etc.

Puede que estas dos primeras no seas exactamente rutinas, pero es algo que realizamos de manera casi inconsciente, como algo habitual y cotidiano.

Emocionales: quizá sean las más importantes y, al mismo tiempo, las más complicadas. Tienen que ver con nuestra intimidad, ya sea la relacionada con la familia, la pareja, hijos y amigos de nuestro círculo más próximo. Rutinas relacionadas con la convivencia, el cariño, la necesidad de estar conectado, de estar presente, la necesidad de no sentirse aislado.

Cada una de ellas es necesaria o importante según nuestras prioridades, pero si nos centramos en la esencial, tendríamos que decantarnos, por supuesto, por las emocionales. Busquemos lo positivo siempre en y para nosotros mismos y, emocionalmente, estaremos mejor y con todo aquello que nos rodea.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Método Estanislao.

Música: Cafe Music BGM channelCafe Music BGM channel

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

Introspección

Según el diccionario de la RAE, cuando hablamos de introspección nos referimos a una “mirada interior que se dirige a los propios actos o estados de ánimo”.

Una vez que reflexionamos sobre ello, puede ser muy útil para, cada uno de nosotros, en esta época tan complicada de confinamiento obligatorio, de miedos, inseguridades, de imposibilidad de saber cuándo podremos recuperar nuestra vida cotidiana, cuándo podremos saludar con abrazos y besos a aquellos que queremos y que son parte de nuestro entorno intimo, de lo que consideramos nuestra familia, realizar un trabajo de introspección y ser conscientes de quiénes somos, cuáles son de verdad nuestras necesidades emocionales, afectivas, familiares…

También nos puede ayudar a conocer quiénes somos, qué es lo que realmente es importante para cada uno de nosotros, qué necesitamos de verdad y a quién queremos o amamos.

Hace tiempo que vivimos en una sociedad que ha entrado en un bucle en el que se acelera cada vez más, se busca amar más, vivir más, de que todos sea más y más intenso y es esa misma celeridad la que, al mismo tiempo, provoca que cuando tenemos, vemos o logramos algo, no lo valoremos en su totalidad y pasemos a buscar algo nuevo que nos llene otros cinco minutos, antes de buscar nuevamente. Todo ello provoca que el ser humano se sienta constantemente un vacío emocionalmente, una sensación de soledad continua.

Ahora, en las circunstancias actuales, detenerse, pararse, verse uno mismo frente al espejo con el corazón y redescubrir quiénes somos y quiénes están junto a nosotros, es lo más positivo que podemos hacer, sobre todo porque tenemos tiempo para ello.

Cuando todo esto acabe, seguro, seremos mejores personas, más fuertes y sabremos qué camino queremos recorrer, cómo recorrerlo, qué hacer mientras avanzamos en él y con quién.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Dreamy

Publicado en Catarsis, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Las ganas

Todos los seres humanos sentimos y la mayoría estos sentimientos, emociones, no tienen que ver con algo positivo o alegre.

En muchas ocasiones sentimos ganas de gritar, llorar, de aislarnos, de dejarlo todo atrás, de mandarlo todo a la mierda, tantas cosas que nos presiona el alma y el corazón, todo aquello que nos impide ser feliz.

Es por ello que, si tenemos que llorar, lloremos; si tenemos ganas de gritar, hasta quedarnos sin voz; si queremos dejarlo todo atrás, igual es que necesitamos comenzar de nuevo; si tenemos que alejarnos de alguien, cortemos los hilos que nos unan a personas tóxicas; si hay que mandarlo todo a la mierda; es porque algo nos impide ser nosotros mismos.

Todo lo que ganemos tiene que ayudarnos y servirnos para ser mejores personas y más felices.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: 휴식을 위한 음악 – Relaxing Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Transformación

Ser quienes somos

Estamos en unas fechas importantes, en el que uno ha de mostrarse como es. Nos hemos acostumbrados a ocultar muchos de nuestros sentimientos, necesidades, emociones, anhelos y deseos tras muchas máscaras, capas de cebollas, que sólo quitamos frente a ciertas personas que consideramos parte de nosotros y de nuestra intimidad .

Puede que mostrar quiénes somos en realidad sorprenda y que además de ganar, también perdamos, quizá no demasiado o sí, pero seguiremos en pie. Eso es algo que debemos asumir, pero también tenemos que ser conscientes de que lo más importante es ser felices. Esa felicidad no tiene que basarse en la ofensa, el insulto o el odio hacia otra persona, sino en ser consecuente con nuestras decisiones, las que sean, una vez pensadas y sopesadas.

Quizá no es la época ideal, pero es un momento esencial, en el que podemos liberarnos de muchas ataduras, de mucho peso que nos impide ser nosotros mismos y avanzar hacia dónde deseamos.

Aun así, seamos felices y, sobre todo, vivamos la mejor vida que podamos vivir.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Shootin Relaxation

Publicado en Catarsis, Consciencia, Experiencia

Transparencias

Cuando miramos a través de un cristal, ya sea una ventana, un escaparate, un ventanal de un restaurante o cafetería, etc., podemos pensar: ¿Qué es real: aquello que vemos del otro lado o en el que estamos?

No podemos tocar ni oír lo que miramos, pero es tan real como nosotros mismos y, aun así, lo sentimos como algo ajeno, irreal. Creemos que, si pasamos el tiempo suficiente frente al cristal, todo se verá como en una película.

Las transparencias, lo que hacen, es dejarnos ver aquello que intuimos y podemos decidir si creer aquello que se nos muestra… o no.

Lo que sí tenemos que tener en cuenta es que, en cualquier caso, podemos estar en uno u otro lado, podemos ser observadores u observados, pero igual de reales.

Las transparencias nos muestran cómo y quiénes somos.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Spiritual Awakening