Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La rutina

La rutina se basa en realizar una serie de acciones que repetimos de manera habitual, de la misma manera y en un orden más o menos concreto. Es algo en lo que no se reflexiona ni se decide, se hace sin más.

Nuestra vida está llena de rutinas físicas, obligadas y emocionales.

Físicas: las que tienen que ver con nuestro propio cuerpo, desde evacuar, acicalarse, asearse, limpiarse, vestirse o arreglarse, etc.

Obligadas: relacionadas con nuestra privacidad, ya sean recados, el trabajo, relaciones sociales. etc.

Puede que estas dos primeras no seas exactamente rutinas, pero es algo que realizamos de manera casi inconsciente, como algo habitual y cotidiano.

Emocionales: quizá sean las más importantes y, al mismo tiempo, las más complicadas. Tienen que ver con nuestra intimidad, ya sea la relacionada con la familia, la pareja, hijos y amigos de nuestro círculo más próximo. Rutinas relacionadas con la convivencia, el cariño, la necesidad de estar conectado, de estar presente, la necesidad de no sentirse aislado.

Cada una de ellas es necesaria o importante según nuestras prioridades, pero si nos centramos en la esencial, tendríamos que decantarnos, por supuesto, por las emocionales. Busquemos lo positivo siempre en y para nosotros mismos y, emocionalmente, estaremos mejor y con todo aquello que nos rodea.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Método Estanislao.

Música: Cafe Music BGM channelCafe Music BGM channel

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Calor

El calor es una sensación que experimentamos ante una elevada temperatura, pero esa es la definición del diccionario de la RAE.

Lo que define a cada uno de nosotros es cómo notamos ese calor. Puede ser por estar relacionado con lo meteorológico o algo natural en nuestro cuerpo, pero muchas veces tiene relación con aspectos que son menos tangibles y sólo se pueden enfocar desde un punto de vista sensible y/o emocional.

Así, podemos sentir calor por tener cerca a la persona que queremos, que nos excita; porque odiamos de una manera brutal; porque hemos perdido a un ser querido; porque pasamos por un momento en el que no encontramos salida a una situación. También lo podemos experimentar por el miedo, la alegría, la consecución de una victoria o una ganancia. Ese calor también puede aparecer cuando nos damos cuenta de algo importante y relevante para nosotros y que nos puede hacer cambiar desde el punto de vista vital.

Es decir, que el calor no es sólo un hecho físico, sino que puede producirlo, por muchos aspectos diferentes, lo emocional.

Da igual el motivo por el que nuestra temperatura emocional o física aumente. Lo esencial es saber el porqué del hecho, entenderlo y hacer que sea importante y positivo en nuestras vidas, que nos haga mejores personas y que aporte siempre lo mejor en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejando Guillán

El método Estanislao

Música: YellowBrickCinema – Relaxing Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

El tatuaje

Un tatuaje, sea el que sea, es algo personal, íntimo y que dice mucho de la piel que lo lleva y más de la persona que decide hacérselo.

Para muchos puede ser una frivolidad, algo divertido o que está de moda, pero para quienes han pensado detenidamente el hacerlo, cuándo hacerlo, dónde hacerlo y, sobre todo, qué tatuarse, es mucho más que tinta y piel, más que algo que estará para toda la vida con él.

Por eso, como es algo íntimo y personal, uno valora el hecho de llevarlo a la vista o todo lo contrario, pero no por miedo a que se vea o, por el contrario, exhibicionismo. No. Uno lo muestra porque desea hacerlo desde lo más profundo de su alma o lo oculta porque no necesita el asentimiento de nadie más que él mismo.

La vida es algo parecido. Cada persona que conocemos, cada experiencia vital, social, amorosa, personal, etc., deja una marca en nosotros, un tatuaje que se va creando a lo largo de los años y que nos perfila y define, con nuestra escala de colores y grises única. El mostrarlo todo, parte o nada depende de nosotros y de lo que dejemos ver a aquellos que conforman nuestros círculos, desde el más intimo hasta el social y ajeno.

Lo que debemos buscar es que cada línea de nuestro “tatuaje vital”, aunque duela, nos haga mejores y más positivos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: Relax Chillout Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, decisiones, Relaciones personales, Vivencias

La bola de nieve

La imagen de la bola de nieve es muy ilustrativa cuando  queremos dar a entender que no tenemos control sobre todo aquello que nos rodea, que no podemos evitar ir hacia algo negativo… o quizá no.

De no frenar, es más probable que acabemos por estrellarnos, haciendo que todo quede diseminado y nosotros rotos o heridos.

Para evitar que pudiera suceder esto, es importante ser consciente de qué tenemos a nuestro alrededor y quiénes  son aquellas personas que forman nuestro círculo más intimo y los cercanos.

Sino conocemos todo esto, es más que probable que, ante cualquier problema, no sepamos o no podamos actuar ni hablar, con lo que la “bola” inicia su giro y de no detenerla al momento, nos costará hacerlo más adelante.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Música: Heartful Cafe Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Sin categoría, Transformación, Vivencias

El cambio de marchas

Este mecanismo, el cambio de marchas, hace que el motor, al acelerar o disminuir la velocidad, trabaje con mayor o menor esfuerzo.

Lo que tenemos que tener en cuenta, a la hora de cambiar de marcha, es fijarnos en el firme de la carretera por la que vayamos, ya sea una cuesta o una curva, en el límite de velocidad y la seguridad misma de la vía por la que circulamos.

En nuestra vida hacemos lo mismo. En función de con quién nos relacionamos y lo que hacemos, da igual la forma, aceleramos o frenamos según veamos la situación.

Si sólo frenamos, acabaremos por no avanzar nunca. Si sólo aceleramos, podemos quemar el motor. Por eso es bueno ir adecuando la velocidad según cada situación, si es necesario o no. Conducir no es sólo pisar el acelerador o el freno, es acompañar cada momento de la conducción con la marcha adecuada y, así, disfrutaremos del viaje con quien queramos hacerlo , donde queramos y tan lejos o cerca como deseemos.

Ha de tu vida una gran experiencia, un gran viaje, pero a la velocidad que necesites en cada momento.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillan.

Música: Music for body and spirit

Método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La maleta

La maleta es un elemento que utilizamos para transportar ropa u objetos cuando viajamos.

En nuestro viaje, aunque de manera invisible, llevamos una maleta en la que guardamos recuerdos, imágenes, sensaciones, diálogos, personas, amigos, relaciones y mucho más. A medida que guardamos todo ello, ésta se va llenando, acumulando y haciendo que casi se convierta en una especie de cajón de sastre.

Es por ello que es bueno, cada cierto tiempo, abrir la maleta, mirar qué llevamos dentro y decidir qué es realmente importante para nosotros y con qué queremos quedarnos. seguramente, del resto podremos desprendernos porque nuestro viaje es largo y nuestra maleta seguro que volverá a llenarse.

Haz que tu viaje se llene de felicidad, amor, de aquello que te entristeció o desgarró. Todo aquello que te guardes te hará crecer, hacer que tu vida sea más positiva con todo lo aprendido y recorrido, en soledad o en compañía.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Saulo Couto Official

© Método Estanislao

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Experiencia, Transformación, Vivencias

La cortina

Una cortina es una tela que , colgada frente a un entrada de luz, evita que esta entre en el interior de un espacio cuando es necesario, la difumina o hace bajar de intensidad la misma.

Graduar la entrada de luz evita que haya un exceso de iluminación o provocamos que nos quedemos a oscuras de manera consciente.

En nuestra vida hacemos algo parecido: graduamos todo aquello que en nuestro espacio personal, social o profesional porque, si dejamos que entre a raudales nos puede abrumar, peros si ocultamos todo tampoco podemos mostrar nuestro mundo, nuestro propio yo.

Una cortina no tiene que tapar ni estar de adorno, dejando pasar todo el caudal de luz. cada uno de nosotros, decide cuanto mostrar u ocultar. Todo aquello que descubramos, mostremos o cubramos ha de ayudar a crecer y ser un mejor “yo”.

Abrazos positivos.

Música: Spirit Tribe Awakening

© Método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Pequeños pasos

Muchos creen que hay que correr, dar grandes zancadas para alcanzar algo, para llegar antes que los demás, para recorrer todo aquello que se supone que debemos conocer antes de que nuestro camino termine. Se equivocan.

Ninguno de nosotros puede llegar a conocerlo todo, ya sean lugares, libros o cualquier otro tipo conocimiento. Es literalmente imposible.

Lo importante no es la distancia, el lugar, aquello que estudiamos o leemos, que vemos o escuchamos. Lo esencial es el tiempo que le dedicamos a cada cosa que hacemos y qué recibimos de aquello en lo que nos detenemos. Cada acción en la que nos implicamos requiere momentos de nuestra vida, que nos detengamos a hacerlo y, sobre todo, que aporte algo positivo a nuestra vida, a nuestro camino.

Por eso, lo importante no es la velocidad. Lo esencial, en muchos momentos del camino que recorremos, es que los pasos cortos son más relevantes que  aquellos con los que sólo pasamos de largo sin saber qué hacer después, sin conocer aquello que dejamos detrás de nosotros.

Un ejemplo: ¿Qué es mejor, sentarse sobre la arena de una playa, disfrutar de la brisa y el calor o la noche estrellada; ver los matices del color del agua, notar la textura de los granos que, en miles de millones, componen la propia playa; sentir la temperatura del agua y bañarse en ella; compartir la experiencia con uno mismo o acompañado o, si conducimos un coche, pasar de largo y sólo ver el mar, si haber disfrutado de todo lo anterior, sólo para contar que lo hemos visto?

Yo lo tengo claro: pasos cortos y ser feliz.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Reconectando Consciência Plena

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Transformación, Vivencias

Grietas

Sabemos que están ahí, pero no reparamos en ellas casi nunca. Ahora que nuestros movimientos están más restringidos y estamos obligados a quedarnos quietos más tiempo del que desearíamos, es cuando nos fijamos en esas líneas que, imperceptibles, han ido perfilando nuestras paredes, creando motivos aparentemente sin sentido.

La diferencia entre las grietas de las paredes, los suelos, el asfalto, los cristales, las piedras… y las que surcan nuestra piel y nuestro interior, es que aparecen, muchas veces, como respuesta a nuestra vida, a cómo recorremos nuestro camino, a cómo hemos amado o tratado a quienes queremos, a las decisiones tomadas, para bien o para mal, justas o injustas.

Nuestras grietas son nuestras, de nadie más y son importantes porque cuentan nuestra historia, ya sea solos o en compañía, amando u odiando, llorando o riendo.

Da igual las grietas que haya en tu vida, siempre pueden suavizarse, , pero está en nuestra mano hacer que cada segundo de nuestro camino sea un segundo positivo que nos haga mejores. Párate y descubre tus grietas, conócelas, descubre el porqué de su aparición y rellénalas con lo mejor de ti para que no salgan más.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musica Para

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

Introspección

Según el diccionario de la RAE, cuando hablamos de introspección nos referimos a una “mirada interior que se dirige a los propios actos o estados de ánimo”.

Una vez que reflexionamos sobre ello, puede ser muy útil para, cada uno de nosotros, en esta época tan complicada de confinamiento obligatorio, de miedos, inseguridades, de imposibilidad de saber cuándo podremos recuperar nuestra vida cotidiana, cuándo podremos saludar con abrazos y besos a aquellos que queremos y que son parte de nuestro entorno intimo, de lo que consideramos nuestra familia, realizar un trabajo de introspección y ser conscientes de quiénes somos, cuáles son de verdad nuestras necesidades emocionales, afectivas, familiares…

También nos puede ayudar a conocer quiénes somos, qué es lo que realmente es importante para cada uno de nosotros, qué necesitamos de verdad y a quién queremos o amamos.

Hace tiempo que vivimos en una sociedad que ha entrado en un bucle en el que se acelera cada vez más, se busca amar más, vivir más, de que todos sea más y más intenso y es esa misma celeridad la que, al mismo tiempo, provoca que cuando tenemos, vemos o logramos algo, no lo valoremos en su totalidad y pasemos a buscar algo nuevo que nos llene otros cinco minutos, antes de buscar nuevamente. Todo ello provoca que el ser humano se sienta constantemente un vacío emocionalmente, una sensación de soledad continua.

Ahora, en las circunstancias actuales, detenerse, pararse, verse uno mismo frente al espejo con el corazón y redescubrir quiénes somos y quiénes están junto a nosotros, es lo más positivo que podemos hacer, sobre todo porque tenemos tiempo para ello.

Cuando todo esto acabe, seguro, seremos mejores personas, más fuertes y sabremos qué camino queremos recorrer, cómo recorrerlo, qué hacer mientras avanzamos en él y con quién.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Dreamy