Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Transformación

Estar parado no es estar quieto

Estar parado no es estar quieto.

Hay momento en nuestra vida en los que necesitamos detenernos para saber en qué momento estamos de nuestro camino, dónde nos encontramos y qué hemos recorrido hasta ese mismo instante.

Una vez que somos conscientes de ello decidimos si continuamos nuestro camino, si debemos reconstruirlo o, sencillamente, iniciar uno nuevo, dejando todo atrás, pero tomando lo hecho hasta ese momento como un aprendizaje para no volver a trazar otro similar.

Lo esencial es ser conscientes de quiénes somos y qué queremos en cada momento, hacia dónde queremos focalizar nuestros esfuerzos, necesidades y para qué utilizarlos.

Quizá, también es importante señalar que en ese descubrimiento visualizaremos nuestro reflejo en el espejo, siendo conscientes de lo bueno que hayamos hecho, de lo menos bueno y de lo peor de nosotros mismos.

Lo positivo es tomar toda esa experiencia, asumirla, reconocer en qué hemos fallado, en qué acertamos y continuar creando un camino lo más positivo para nosotros y, por extensión, para todo aquello que nos rodea y las personas que estén en nuestro círculo más íntimo, personal, cercano o ninguno de ellos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

EL método Estanislao

Música: Zona Lofi

Anuncio publicitario
Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La normalidad

Nuestra vida, la de cada una de nosotros, no es sencilla y, en muchos aspectos, nos agota y es por ello que necesitamos momentos de normalidad para poder descansar, no solamente nuestro cuerpo sino también ordenar nuestras ideas y pensar en aquello que necesitamos y nos hace sentir mejor.

La normalidad no significa ser aburrido o no disfrutar de todo aquello que podamos descubrir, conocer, saber, probar, encontrar, etc., sino saber qué queremos de verdad, qué es aquello que realmente necesitamos y podemos tener en nuestra vida y disfrutar de ello cada vez que podamos.

La normalidad es valorar realmente la sencillez de aquello que tenemos.

Esto es bueno para ti y positivo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: the bootleg boy

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Tu mirada

Tu mirada me importa porque, cuando transmiten felicidad, entonces me alegra que te sientas así.

Si los veo tristes, me acercaré a tu rostro y te rodearé con mis brazos para que no soportes sola el dolor y sepas que estoy contigo.

Cuando miren nerviosos o inquietos, tomaré tu mano para que encuentres la calma y tu corazón recupere su ritmo.

Si quieren hablar, me sentaré frente a ti y escucharé lo que quieren decir, aunque no haya una sola palabra entre nosotros.

Y todo lo hago porque me importas tú y tu vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, decisiones, Experiencia, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Las consecuencias

Todo aquello que hacemos tiene una repercusión que afecta a lo hecho y/o a personas. Para bien o para mal, cada decisión, cada acto, repercute en lo que nos rodea, de modo consciente o no. Es decir, hay unas consecuencias.

Qué hacer, qué decir, qué decisión tomar, etc., no es sencillo ni fácil y somos incapaces de conocer realmente las consecuencias, ya sean positivas o negativas.

Lo nuclear de toda decisión tomada es ser conscientes de ella y de escoger, en la medida en que nos sea posible, aquella que sintamos que va a dar como resultado algo positivo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La teja

Una teja es un elemento importante de una vivienda, que evita que el agua de lluvia entre dentro de esta y, colocada en un grado de inclinación concreta, desvía la lluvia para que esta caiga sobre un canalón o directamente a la calle.

La teja, por sí misma es importante, pero si la construcción está mal hecha y no soporta el peso del tejado por su debilidad, es más que posible que la propia vivienda se derrumbe, con lo cual, aquello que protege deja de hacerlo.

Una persona en parte es como una teja y, en parte, como una vivienda. Es como una teja porque necesitamos protegernos, física y emocionalmente, pero también somos en parte una vivienda porque construimos, en nuestro camino, una vida, una vivienda, que vamos llenado con todas nuestras experiencias en las distintas habitaciones en que la dividimos.

Cada uno de nosotros escoge con qué llenamos cada estancia, según qué significa para nosotros y de qué podemos desprendernos sin sentir nada más que soltamos lastre.

Tu vida, tu casa, es aquello que construyes con tus decisiones y elecciones y la proteges y guardas con esas mismas decisiones y elecciones.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en belleza, Catarsis, Conexión, Cononcerse a uno mismo, Experiencia, Sentimientos, Transformación

Salidas de luna

De la misma manera que hay puestas de sol, también, de noche, hay salidas de luna que pueden traspasar nuestro corazón.

En un viaje reciente a mi ciudad de nacimiento, Vigo, la primera parada cuando llegué allí, demasiado temprano para ser de día y demasiado tarde para ser sólo de noche, fue en la playa de Samil. El olor a salitre era intenso, las olas llegaban suaves a la orilla, pero lo más impresionante era la enorme luna amarilla que brillaba bajo un cielo nocturno despejado y estrellado y que dejaba su reflejo sobre el agua salada, que estaba tranquila y hablaba casi en susurros.

Fue ese momento el que hizo que mi corazón latiera de modo distinto, a una velocidad inusual, haciéndome sentir como yo lo buscaba desde hacía tiempo.

Por eso, es importante vivir esos instantes que no son materiales, pero que, quizá, son más importantes porque nos conectan con algo que no es tangible, pero sí importante para uno mismo.

Abrazos literarios.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Little Soul 

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Lo que ocurra en tu vida

Lo que ocurra en tu vida, desde el punto de vista personal, y que dependa únicamente de tus decisiones, es algo que sólo te concierne a ti, pero que tiene consecuencias en todo aquello que haces y con quienes te relacionas, ya sea para para bien o para mal.

Por eso, antes de dar un paso, tomar una decisión, hablar, tenemos que tener el convencimiento de que asumimos cada una de las consecuencias y repercusiones de aquello hagamos. Esa es la única manera de avanzar, siendo conscientes de que en nuestro camino no seguirán junto a nosotros todas las personas que conozcamos a lo largo de él.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Soul Deep

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Fuerza interior, Transformación, Vivencias

La contemplación

¿Por qué el ser humano, en cualquier momento de su vida, necesita detenerse frente a algo que le haga sentir calma, paz y quedarse en ese lugar durante un espacio de tiempo, el que sea? ¿Por qué ese momento de contemplación?

Contemplar no es exactamente mirar hacia algo que nos produzca una calma interior, no. Lo que nos hace sentir esa sensación interna es el conjunto de varios aspectos que emiten una especie de energía que provoca en nuestro cuerpo la necesitad de absorberla.

No es una puesta de sol, es ésta junto con el sonido del aire o su quietud; la temperatura; el rumor de agua del río o de las olas llegando a la arena; la comodidad de como este nuestro cuerpo, de pie o sentado… o cualquier otra motivación externa que asociemos a una tranquilidad interior.

Es decir, aquello que vemos, el entorno, el momento del día, la temperatura, sonidos, etc.

Todo ello, unido, provoca una relajación y una predisposición a detenernos, observar aquello que nos rodea y, al mismo tiempo, en muchas ocasiones, también nuestro interior o, en otras, únicamente desconectar y no pensar en nada más que en el momento y la contemplación. Es decir: estar, sentir, abstraerse y olvidarse de la noción de tiempo hasta que sintamos que queremos volver al momento anterior a este. Nada más.

Cuando tengas esa necesidad no la ignores. Vívela, aunque sea durante un breve instante. Tu cuerpo es posible que lo necesite y tú también.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

EL método Estanislao

Música: Go Music Legends

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La caída

Ayer me caí al suelo y me hice una herida de la que brotó sangre, no demasiada, pero sí la suficiente para darme cuenta de lo frágil que somos y, al mismo tiempo, de nuestra capacidad para reponernos de un accidente tan común como puede ser ese, una caída.

Fue esa caída la que hizo que me diera cuenta de que, en nuestra vida, en nuestras relaciones personales, cuando alguien deja de estar a nuestro lado, ya sea pareja, amigo, conocido, etc., tenemos la sensación de que nos va a costar seguir adelante y que el recuerdo de esa persona nos va a condicionar y dejar un vacío que será mas o menos difícil de llenar.

Sin embargo, si aplicamos la teoría de la caída, nos daremos cuenta de que no tiene por qué ser así. El dolor de la caída es pasajero, como lo es la contusión o herida posterior, pero siempre acaba sanando. Si nos ocupamos de ella desde un principio antes sanará y antes volveremos a ser nosotros, pero con más experiencia y sabiendo qué debemos evitar para que nos vuelva a ocurrir lo mismo o, si vuelve a suceder, curarnos mejor y en menos tiempo.

Nadie es tan importante como tú.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La distancia

La distancia es un concepto relativo. Un espacio físico o emocional entre dos puntos, ideas, sentimientos o emociones. Por eso es algo que, realmente, no es cuantificable.

Lo que para mí puede ser una distancia insalvable, para otra persona puede ser lo contrario y viceversa. Hay momentos en que la distancia no significa gran cosa y lo único que hay que hacer es dar el primer paso o descolgar un teléfono y marcar un número. Pero también podemos estar a tres milímetros de una persona y descubrir que está tan alejada de nosotros que no merece la pena acercarse un milímetro más.

Aun así, soy de los que piensa que, en muchas ocasiones, hay demasiada distancia entre las personas y eso nos hace una sociedad fría.

Quizá, si recortáramos esos espacios de una manera sincera y abierta, podríamos entendernos y conocernos mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música: Little Soul