Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La caída

Ayer me caí al suelo y me hice una herida de la que brotó sangre, no demasiada, pero sí la suficiente para darme cuenta de lo frágil que somos y, al mismo tiempo, de nuestra capacidad para reponernos de un accidente tan común como puede ser ese, una caída.

Fue esa caída la que hizo que me diera cuenta de que, en nuestra vida, en nuestras relaciones personales, cuando alguien deja de estar a nuestro lado, ya sea pareja, amigo, conocido, etc., tenemos la sensación de que nos va a costar seguir adelante y que el recuerdo de esa persona nos va a condicionar y dejar un vacío que será mas o menos difícil de llenar.

Sin embargo, si aplicamos la teoría de la caída, nos daremos cuenta de que no tiene por qué ser así. El dolor de la caída es pasajero, como lo es la contusión o herida posterior, pero siempre acaba sanando. Si nos ocupamos de ella desde un principio antes sanará y antes volveremos a ser nosotros, pero con más experiencia y sabiendo qué debemos evitar para que nos vuelva a ocurrir lo mismo o, si vuelve a suceder, curarnos mejor y en menos tiempo.

Nadie es tan importante como tú.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La distancia

La distancia es un concepto relativo. Un espacio físico o emocional entre dos puntos, ideas, sentimientos o emociones. Por eso es algo que, realmente, no es cuantificable.

Lo que para mí puede ser una distancia insalvable, para otra persona puede ser lo contrario y viceversa. Hay momentos en que la distancia no significa gran cosa y lo único que hay que hacer es dar el primer paso o descolgar un teléfono y marcar un número. Pero también podemos estar a tres milímetros de una persona y descubrir que está tan alejada de nosotros que no merece la pena acercarse un milímetro más.

Aun así, soy de los que piensa que, en muchas ocasiones, hay demasiada distancia entre las personas y eso nos hace una sociedad fría.

Quizá, si recortáramos esos espacios de una manera sincera y abierta, podríamos entendernos y conocernos mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Las ganas de verte

Tengo ganas de verte, de saber cómo estás, de comprobar que realmente eres feliz y, sino es así, me quedaré a tu lado igualmente para charlar, para estar sin más porque no necesito que me cuentas nada si no quieres.

Todo tiene su tiempo.

Tengo ganas de verte porque una llamada alegra, pero no es lo mismo el ver cómo te acercas y abrazarte con todo el cariño que te tengo. No es lo miso hablar que hablar y verte a los ojos mientras tomamos algo y nos reímos, lloramos o, simplemente, estamos en silencio uno minutos.

Tengo ganas de verte porque para mí tú eres importante, aunque haya pasado mucho tiempo o la distancia no haga posible el poder estar juntos.

Tengo ganas de verte porque eres una parte de mi vida, ya sea como amistad, como pareja o como lo que a mí me dé la gana.

Tengo ganas de verte porque es importante cuidar los lazos que nos unen a otras personas, demostrar con hechos, no sólo palabras, que forman parte de nuestro mundo personal e íntimo.

Tengo ganas de verte porque nos retroalimentamos de algo que nadie más que nosotros puede entender.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música:

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La carga emocional

Ninguno de nosotros es igual a otra persona. Cada uno tiene un camino vital diferente en el que las vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos, lo dicho y hecho son únicos e intransferibles.

Todo ello, en su conjunto, lo bueno y lo menos bueno de todo lo que llevemos recorrido, queda metido en una especie de mochila, que nos produce una carga emocional más o menos pesada.

Esta carga emocional puede ser positiva o negativa. Cada uno tiene que escoger de qué porcentaje de cada una de ellas puede desprenderse o no. Lo que está claro es que no podemos cargar con todo, así que yo propongo desprenderse de casi todo lo negativo y digo “casi” porque debemos dejar algo para tenerlo de referencia a la hora de no hacer o decir algo, ya que conocemos las consecuencias de ello.

Pero de los momentos felices también debemos escoger entre aquellos que realmente nos han llenado, desde el punto de vista esencial, y los que son recuerdos sin más transcendencia que lo vivido. No desprenderse de estos crea una especie de dependencia, nos hace creer que no podemos ser infelices y que todo en la vida ha de ser felicidad y alegría.

La vida, nuestro camino, son momentos de felicidad y de tristeza; de avanzar, detenerse o elegir otra opción; de entregarse o desprenderse; de intentar vivir nuestra vida con plenitud o no hacer nada. Todo lo escrito y dicho anteriormente tiene consecuencias.

Yo elegí intentar vivir con plenitud. ¿Y tú?

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El Método Estanislao

Música: The sould of wind

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Experiencia, Fuerza interior, Transformación

Todo es cuestión de tiempo

Todo es cuestión de tiempo. A veces tarda más o menos, pero si queremos llegar a algo, llegaremos; si queremos conseguir algo, lo asiremos firmemente con nuestras manos.

Puede que pensemos que no es sencillo. Estoy seguro de que lo que tenga que ser llega en el momento que tiene que llegar. No es fácil. Hay personas que, en poco tiempo, despegan, vuelan rápidamente, incluso muy jóvenes. Eso no quiere decir que los ascensos vertiginosos no puedan llevar a caídas en picado. Lo importante es ser conscientes de que podemos levantarnos nuevamente con lo aprendido de la caída

Lo que les pase a otros no podemos saberlo. Tenemos que reconocernos sin vernos en el espejo de otro.

Puede que el momento de uno sea más tardío porque haya necesitado conocer más, entender más y llenarse más. Cuando menos lo busquemos, seguramente saldrá antes la capacidad interior de cada quien, “eso” que está dentro de cada uno. Se verá, se notará y gustará comprobarlo.

No hay que mirar atrás, salvo para tomar impulso y el paso ha de ser firme. Las dudas o el miedo hemos de utilizarlos para afirmar cada paso dado, que impedirá que uno caiga.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Positive Energy Relaxation Music

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Cruces

Hay un momento en tu vida en el que las cruces van apareciendo más a menudo de lo que uno desearía y lo peor es que son de personas más o menos cercanas, más o menos importantes para ti. Es en esos momentos en los que somos conscientes de nuestra propia vulnerabilidad y que, como ocurrirá antes o después, una de esas cruces será la de uno mismo.

Cada piel es única y cada centímetro de ella acumula pequeñas cicatrices, emociones, deseos, todo aquello que aprendimos, lo que hemos deseado olvidar y no se va nunca, cada beso dado, todo el amor volcado en otro cuerpo y en otras pieles, lo dado y lo recibido…

Todas nuestras experiencias vitales se acumulan a través del tiempo en nuestro camino vital, a través del cual, desde que nacemos, creamos lazos con todo tipo de personas, emociones, deseos, ideales, culturas, conocimiento, espacios, momentos de todo tipo, etc.

Hay muchas maneras de entender esta imagen de las cruces. Para mí es la de la certeza de que nuestro camino tiene un comienzo y un final y lo importante es lo que hacemos desde que lo iniciamos hasta que lo terminamos, con sus errores, fracasos, éxitos, aciertos… Todo es parte de uno porque todo nos hace ser quienes somos ahora, en este momento y nos da herramientas para avanzar hacia ese futuro o final más o menos cercano.

Mi camino no sé como será de largo, de fácil o complicado, de hermoso o abrupto, de delicado o con pequeñas durezas. No me importa. Lo que tengo claro es que no tengo miedo a terminar de recorrerlo; ya no.

No lo tengas tú nunca.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Relax Night and Day – Beautiful Nature & Sounds

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Carencias

Todos y cada uno de nosotros tenemos carencias, que pueden ser de muy diferente índole. Aunque, en realidad, puede que no sea así.

Vivimos en un momento en el que tenemos de todo, podemos acceder a cualquier cosa que deseemos o casi. Sin embargo, no somos felices porque cuando conseguimos tener algo más, acceder a un escalón superior, ya estamos pensando en lo siguiente, en aquello que tienen otros y nosotros no y así una vez tras otra.

Buscamos, conseguimos y volvemos a buscar de manera constante sin detenernos de verdad a pensar que es lo importante en nuestra vida y en nuestro camino vital.

Por eso, pararse y profundizar en nosotros mismos, siendo conscientes de qué es realmente lo que tenemos y cómo es de importante en nuestro presente, nuestra vida y camino, debe ser una prioridad. Una vez que damos este paso, podremos saber y tener más claro qué es realmente necesario para nosotros y, así, dar los pasos concretos y firmes para alcanzarlo.

Todo lo logrado en nuestra vida, sea personal, material, laboral, sentimental, etc., debe ser importante para nosotros, deber responder a aquello que nos hará mejor como personas y que sea algo positivo en nuestro camino, debe sustituir esas carencias por vivencias que nos hagan crecer por dentro y por fuera.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Mike Martínez

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Fuerza interior, Transformación

La barandilla

Una barandilla representa una barrera, un apoyo y un límite.

Es una barrera porque obliga a detenerse, pero no impide el paso definitivamente porque se puede sortear, pasar, saltar en algunos casos, etc.

Es un apoyo porque podemos dejar que nuestros brazos descansen sobre ella. Podemos sentarnos y ver o contemplar lo que haya detrás de ella porque no impide la visión.

Es un límite porque marca un espacio que llega hasta donde está, lo que no impide que decidamos adentrarnos en lo que haya tras ella.

Una barandilla es una pausa para pensar qué hacer, hacia dónde ir y decidir si damos el paso para sortearla y continuar, sabiendo o no qué hay tras ella porque este elemento deja que veamos lo que hay.

Cuando tomas una decisión sobre aquello que tú quieras, sólo tienes que soltar la barandilla, seguir o tomar impulso con las manos, apoyándote en ella y dejarla atrás para avanzar en tu camino con mayor positividad.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Soothing Relaxation

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Fuerza interior, Sentimientos, Transformación

La lámpara de la mesilla de noche

Antes de acostarnos en la cama, la mayoría de nosotros tenemos la costumbre de encender la lámpara de la mesilla de noche y quedarnos unos minutos con ella encendida, ya sea para pensar, leer unas páginas de un libro o simplemente estar con ella así.

Lo hacemos porque ese pequeño punto de luz, durante el tiempo que permanece encendido, es nuestro universo personal, ahuyenta los demonios, los miedos, nos centra en aquello que haremos en ese tiempo que alargamos el momento de dormir, nos aísla de todo aquello que nos afecta durante el resto del día, nos ayuda a tomar decisiones en nuestro camino.

Por eso es tan importante tener un tiempo para nosotros, en los que nada pueda distraernos de aquello que necesitamos interiorizar, pensar, hablar con nosotros mismos o decidir.

Cada vez que la luz de la lámpara se encienda tiene que ser nuestro tiempo, nuestro pequeño mundo y el momento para parar, desconectar y pensar en lo mejor para nosotros y en aquello que nos aporte positividad en nuestra vida y camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Bossanova diletant

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Experiencia, Fuerza interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Cables

Los cables unen, conectan, alimentan con energía, crean conexiones virtuales entre las personas con una falsa sensación de cercanía, de estar presentes en cada momento de nuestra vida.

Hemos creado una realidad paralela que creemos tangible, inamovible, cierta y sin fisuras, en la que nosotros mismos nos mostramos como otra realidad que nada tiene de real.

Al final, dejamos de ser quienes somos para ser aquello que deseamos nos gustaría ser.

Cuando todo lo virtual cae, ya sea por problemas técnicos u otro fallo, todo lo paralelo, todo lo creado se derrumba y sólo quedamos nosotros mismos frente a un espejo, sin máscaras, sin artificios, analógicos, reales.

Volvemos a ser quienes fuimos cuando levantamos la mirada de las pantallas, salimos a la calle y observamos la realidad de aquello que creíamos desaparecido.

Un abrazo de verdad, una sonrisa, el tacto sincero, puede cambiarnos la vida.

Busquemos lo mejor y lo más positivo en nuestra vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Música: Live your Dreams

El método Estanislao