Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Cruces

Hay un momento en tu vida en el que las cruces van apareciendo más a menudo de lo que uno desearía y lo peor es que son de personas más o menos cercanas, más o menos importantes para ti. Es en esos momentos en los que somos conscientes de nuestra propia vulnerabilidad y que, como ocurrirá antes o después, una de esas cruces será la de uno mismo.

Cada piel es única y cada centímetro de ella acumula pequeñas cicatrices, emociones, deseos, todo aquello que aprendimos, lo que hemos deseado olvidar y no se va nunca, cada beso dado, todo el amor volcado en otro cuerpo y en otras pieles, lo dado y lo recibido…

Todas nuestras experiencias vitales se acumulan a través del tiempo en nuestro camino vital, a través del cual, desde que nacemos, creamos lazos con todo tipo de personas, emociones, deseos, ideales, culturas, conocimiento, espacios, momentos de todo tipo, etc.

Hay muchas maneras de entender esta imagen de las cruces. Para mí es la de la certeza de que nuestro camino tiene un comienzo y un final y lo importante es lo que hacemos desde que lo iniciamos hasta que lo terminamos, con sus errores, fracasos, éxitos, aciertos… Todo es parte de uno porque todo nos hace ser quienes somos ahora, en este momento y nos da herramientas para avanzar hacia ese futuro o final más o menos cercano.

Mi camino no sé como será de largo, de fácil o complicado, de hermoso o abrupto, de delicado o con pequeñas durezas. No me importa. Lo que tengo claro es que no tengo miedo a terminar de recorrerlo; ya no.

No lo tengas tú nunca.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Relax Night and Day – Beautiful Nature & Sounds

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Carencias

Todos y cada uno de nosotros tenemos carencias, que pueden ser de muy diferente índole. Aunque, en realidad, puede que no sea así.

Vivimos en un momento en el que tenemos de todo, podemos acceder a cualquier cosa que deseemos o casi. Sin embargo, no somos felices porque cuando conseguimos tener algo más, acceder a un escalón superior, ya estamos pensando en lo siguiente, en aquello que tienen otros y nosotros no y así una vez tras otra.

Buscamos, conseguimos y volvemos a buscar de manera constante sin detenernos de verdad a pensar que es lo importante en nuestra vida y en nuestro camino vital.

Por eso, pararse y profundizar en nosotros mismos, siendo conscientes de qué es realmente lo que tenemos y cómo es de importante en nuestro presente, nuestra vida y camino, debe ser una prioridad. Una vez que damos este paso, podremos saber y tener más claro qué es realmente necesario para nosotros y, así, dar los pasos concretos y firmes para alcanzarlo.

Todo lo logrado en nuestra vida, sea personal, material, laboral, sentimental, etc., debe ser importante para nosotros, deber responder a aquello que nos hará mejor como personas y que sea algo positivo en nuestro camino, debe sustituir esas carencias por vivencias que nos hagan crecer por dentro y por fuera.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Mike Martínez

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Fuerza interior, Transformación

La barandilla

Una barandilla representa una barrera, un apoyo y un límite.

Es una barrera porque obliga a detenerse, pero no impide el paso definitivamente porque se puede sortear, pasar, saltar en algunos casos, etc.

Es un apoyo porque podemos dejar que nuestros brazos descansen sobre ella. Podemos sentarnos y ver o contemplar lo que haya detrás de ella porque no impide la visión.

Es un límite porque marca un espacio que llega hasta donde está, lo que no impide que decidamos adentrarnos en lo que haya tras ella.

Una barandilla es una pausa para pensar qué hacer, hacia dónde ir y decidir si damos el paso para sortearla y continuar, sabiendo o no qué hay tras ella porque este elemento deja que veamos lo que hay.

Cuando tomas una decisión sobre aquello que tú quieras, sólo tienes que soltar la barandilla, seguir o tomar impulso con las manos, apoyándote en ella y dejarla atrás para avanzar en tu camino con mayor positividad.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Soothing Relaxation

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Fuerza interior, Sentimientos, Transformación

La lámpara de la mesilla de noche

Antes de acostarnos en la cama, la mayoría de nosotros tenemos la costumbre de encender la lámpara de la mesilla de noche y quedarnos unos minutos con ella encendida, ya sea para pensar, leer unas páginas de un libro o simplemente estar con ella así.

Lo hacemos porque ese pequeño punto de luz, durante el tiempo que permanece encendido, es nuestro universo personal, ahuyenta los demonios, los miedos, nos centra en aquello que haremos en ese tiempo que alargamos el momento de dormir, nos aísla de todo aquello que nos afecta durante el resto del día, nos ayuda a tomar decisiones en nuestro camino.

Por eso es tan importante tener un tiempo para nosotros, en los que nada pueda distraernos de aquello que necesitamos interiorizar, pensar, hablar con nosotros mismos o decidir.

Cada vez que la luz de la lámpara se encienda tiene que ser nuestro tiempo, nuestro pequeño mundo y el momento para parar, desconectar y pensar en lo mejor para nosotros y en aquello que nos aporte positividad en nuestra vida y camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Bossanova diletant

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Experiencia, Fuerza interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Cables

Los cables unen, conectan, alimentan con energía, crean conexiones virtuales entre las personas con una falsa sensación de cercanía, de estar presentes en cada momento de nuestra vida.

Hemos creado una realidad paralela que creemos tangible, inamovible, cierta y sin fisuras, en la que nosotros mismos nos mostramos como otra realidad que nada tiene de real.

Al final, dejamos de ser quienes somos para ser aquello que deseamos nos gustaría ser.

Cuando todo lo virtual cae, ya sea por problemas técnicos u otro fallo, todo lo paralelo, todo lo creado se derrumba y sólo quedamos nosotros mismos frente a un espejo, sin máscaras, sin artificios, analógicos, reales.

Volvemos a ser quienes fuimos cuando levantamos la mirada de las pantallas, salimos a la calle y observamos la realidad de aquello que creíamos desaparecido.

Un abrazo de verdad, una sonrisa, el tacto sincero, puede cambiarnos la vida.

Busquemos lo mejor y lo más positivo en nuestra vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Música: Live your Dreams

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Derradeiro

Hay palabras exclusivas de un idioma que no existe en otros y que tienen un significado que indica o expresa perfectamente aquello que queremos decir, sin más. Un ejemplo de ello es la palabra gallega morriña que, por mucho que se quiera definir, al final sólo los que somos gallegos comprendemos lo profundo de la palabra, aunque algunos la asocien directamente a “melancolía“. No, es mucho más.

Para mí hay una palabra que, cuando la pronuncias, sabes que hay un antes y un después de ella, hay un final definitivo y lo que siga nada tendrá que ver con lo anterior; el final de una serie de algo que no volverá a ser; un punto y final, que puede ser personal, vital, social, laboral, etc., según la situación en que la usemos.

Esa palabra de mi idioma materno, el gallego, lo expresa todo con cuatro sílabas: derradeiro

Cuando la usas es porque cerrarás un círculo de tu vida para siempre o la misma vida de tu camino.

Cuando yo ya no exista en este mundo y exhale mi derradeiro alento —último aliento— sé que mi corazón no seguirá latiendo.

Por eso, sólo espero que mi camino sea el mejor que haya recorrido y que todo lo positivo que haya podido compartir y haya recibido sirva para hacer, de este, un mundo mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: VaFeltre Tours

Publicado en belleza, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cápsula del tiempo

Una cápsula del tiempo es un recipiente hermético, sin un tamaño concreto, aunque los haya, en el que se introducen objetos recuerdos, etc…. de la época y se guardan para que la generación o generaciones posteriores, al abrirla, conozcan aquello que era lo cotidiano, lo normal, noticias y hechos ocurridos en ese momento.

Cada uno de nosotros somos una cápsula del tiempo, en la que guardamos momentos relacionados con cada etapa de nuestra vida, experiencias únicas, todo aquello que para nosotros es importante y, sobre todo, relaciones con personas, ya sean cercanas o no.

A diferencia de una cápsula del tiempo física, nosotros somos los que decidimos abrir la nuestra y escogemos qué mostrar y a quién.

Todo aquello que no enseñemos o mostremos desaparecerá con nosotros cuando dejemos de existir.

Somos lo que somos por lo que vivamos, por las decisiones que tomemos, por aquello que digamos o callemos, por quienes seamos al relacionarnos con los demás, por quién o qué amemos odiemos, por lo que disfrutemos… por cada paso dado en nuestro camino vital.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

La tela de araña

La araña teje su tela despacio, constante, sin pensar en el tiempo, conectando un punto con el siguiente creando su camino y, al mismo tiempo, una red para sus presas que, como un pegamento, las atrapa para convertirse en su comida.

Lo interesante de la tela de araña es que es algo que, salvo que estés delante de ella o se haya mojado, es casi imposible verla hasta que te envuelve.

Hay personas que son así. Van tejiendo una red invisible a nuestro alrededor para retenernos y no dejan que crezcamos en nuestro camino vital, buscan que evitemos el contacto con otras personas, que no seamos nosotros mismos sino un reflejo negativo de lo que no queremos ser.

Aléjate de esas personas porque su negatividad te anula. No detengas tu camino, salvo que tú, conscientemente, quieras pararte y buscar aquello que aporte positividad en tu vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Musicoterapia

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación

Reconstruirse

Este año ha sido el momento de un cambio importante en nosotros, desde el punto de vista íntimo, personal, familiar, social, laboral, etc. Y lo más duro ha sido tener que reconstruirse. Es decir, reparar todo aquello que la pandemia ha dañado y destruido.

Pero ha sido este mismo virus el que nos ha hecho darnos cuenta, en la mayoría de los casos, de cuáles son nuestras prioridades, quiénes son realmente las personas que han estado a nuestro lado y, como no, nuestra capacidad para adaptarnos a una pandemia mundial y salir más fuertes, física y emocionalmente.

Este hay que tomarlo como un año de transición en el que hemos reconstruido todo nuestro mundo, en el aspecto más literal, emocional y personal de la palabra.

Por eso, debemos seguir recorriendo nuestro camino vital sabiendo que todo lo que hemos pasado y superado va quedando atrás y que todo lo que nos queda por delante será infinitamente mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación

La espera

Cuando esperamos nos detenemos, paramos toda actividad, salvo la mental, para realizar una única acción: concentrar todos nuestros sentidos en aguardar la llegada, el aviso, la llamada u otro hecho que estemos esperando, de algo o alguien.

Toda nuestra atención va dirigida a ello y es precisamente la espera la que despierta en nuestro interior todo tipo de emociones y sentimientos: felicidad, ansiedad, miedo, decepción, ilusión, enfado, alegría…, tantas como infinitas emociones tenga el ser humano y personas haya sobre la tierra.

La espera tiene mucho de positivo porque hace que nos demos cuenta de si realmente queremos estar. Nos dice lo suficiente sobre qué o quién esperamos y, sobre todo, nos hace conocernos mejor, saber cuál es nuestra capacidad de aguante y hasta qué punto debemos hacer que el tiempo sea parte esencial de nuestra vida.

La espera, como todo en nuestra existencia, debe hacer de la misma algo positivo, que nos haga crecer en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Ambient Relax – Calm Music