Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Tu mirada

Tu mirada me importa porque, cuando transmiten felicidad, entonces me alegra que te sientas así.

Si los veo tristes, me acercaré a tu rostro y te rodearé con mis brazos para que no soportes sola el dolor y sepas que estoy contigo.

Cuando miren nerviosos o inquietos, tomaré tu mano para que encuentres la calma y tu corazón recupere su ritmo.

Si quieren hablar, me sentaré frente a ti y escucharé lo que quieren decir, aunque no haya una sola palabra entre nosotros.

Y todo lo hago porque me importas tú y tu vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La teja

Una teja es un elemento importante de una vivienda, que evita que el agua de lluvia entre dentro de esta y, colocada en un grado de inclinación concreta, desvía la lluvia para que esta caiga sobre un canalón o directamente a la calle.

La teja, por sí misma es importante, pero si la construcción está mal hecha y no soporta el peso del tejado por su debilidad, es más que posible que la propia vivienda se derrumbe, con lo cual, aquello que protege deja de hacerlo.

Una persona en parte es como una teja y, en parte, como una vivienda. Es como una teja porque necesitamos protegernos, física y emocionalmente, pero también somos en parte una vivienda porque construimos, en nuestro camino, una vida, una vivienda, que vamos llenado con todas nuestras experiencias en las distintas habitaciones en que la dividimos.

Cada uno de nosotros escoge con qué llenamos cada estancia, según qué significa para nosotros y de qué podemos desprendernos sin sentir nada más que soltamos lastre.

Tu vida, tu casa, es aquello que construyes con tus decisiones y elecciones y la proteges y guardas con esas mismas decisiones y elecciones.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Conexión, Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales

La sequía

Todos pasamos por un momento en nuestra vida en la que sentimos un vacío, como si todo el mar que nos rodea se hubiera secado y todo se hubiera convertido en un desierto.

Podemos verlo desde dos puntos de vista: uno puede ser el de una pérdida irreparable, en el que nuestro mundo desaparece o bien interpretarlo como el fin de una etapa en nuestro camino, que debemos dejar atrás, aprender de todo aquello que nos ha llevado hasta ese momento y, tras comprenderlo, tomar ese puñado de desierto para que no se nos olvide lo sucedido y seguir adelante.

Lo importante de la sequía no es lamentarse de que llegue sino conocer las razones que la han propiciado y eso nos ayudará a avanzar, curar y encontrar nuestro oasis.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Little Soul

Publicado en Catarsis, Consciencia, Crecimiento Interior, Transformación, Vivencias

La cuenta atrás

Nuestro camino avanza, desde el punto de vista temporal, sin que nos demos cuenta de cómo pasan los días. Únicamente vivimos sin ser conscientes de ello hasta que un día, uno cualquiera, despertamos de ese sueño y vemos la realidad de quienes somos.

Es en ese punto que el que el tiempo se presenta ante nosotros para conversar y comunicarnos que hay una cuenta atrás para todos y cada uno de nosotros, aunque de manera individual y con tiempos distintos.

El problema no es la cuenta atrás ni cómo la vivamos a partir de ese momento. Lo importante es lo que para nosotros represente esa consciencia.

Podemos encarar esa verdad como algo triste, como algo que nos agobie o nos hunda, como aluna nueva etapa que nos haga crecer y así mostrarnos cómo lograr nuevos objetivos personales y vitales.

En cualquier caso, todo cambio es positivo, siempre y cuando seamos conscientes de lo que represente y cómo lo enfoquemos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Fuerza interior, Transformación, Vivencias

La contemplación

¿Por qué el ser humano, en cualquier momento de su vida, necesita detenerse frente a algo que le haga sentir calma, paz y quedarse en ese lugar durante un espacio de tiempo, el que sea? ¿Por qué ese momento de contemplación?

Contemplar no es exactamente mirar hacia algo que nos produzca una calma interior, no. Lo que nos hace sentir esa sensación interna es el conjunto de varios aspectos que emiten una especie de energía que provoca en nuestro cuerpo la necesitad de absorberla.

No es una puesta de sol, es ésta junto con el sonido del aire o su quietud; la temperatura; el rumor de agua del río o de las olas llegando a la arena; la comodidad de como este nuestro cuerpo, de pie o sentado… o cualquier otra motivación externa que asociemos a una tranquilidad interior.

Es decir, aquello que vemos, el entorno, el momento del día, la temperatura, sonidos, etc.

Todo ello, unido, provoca una relajación y una predisposición a detenernos, observar aquello que nos rodea y, al mismo tiempo, en muchas ocasiones, también nuestro interior o, en otras, únicamente desconectar y no pensar en nada más que en el momento y la contemplación. Es decir: estar, sentir, abstraerse y olvidarse de la noción de tiempo hasta que sintamos que queremos volver al momento anterior a este. Nada más.

Cuando tengas esa necesidad no la ignores. Vívela, aunque sea durante un breve instante. Tu cuerpo es posible que lo necesite y tú también.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

EL método Estanislao

Música: Go Music Legends

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La distancia

La distancia es un concepto relativo. Un espacio físico o emocional entre dos puntos, ideas, sentimientos o emociones. Por eso es algo que, realmente, no es cuantificable.

Lo que para mí puede ser una distancia insalvable, para otra persona puede ser lo contrario y viceversa. Hay momentos en que la distancia no significa gran cosa y lo único que hay que hacer es dar el primer paso o descolgar un teléfono y marcar un número. Pero también podemos estar a tres milímetros de una persona y descubrir que está tan alejada de nosotros que no merece la pena acercarse un milímetro más.

Aun así, soy de los que piensa que, en muchas ocasiones, hay demasiada distancia entre las personas y eso nos hace una sociedad fría.

Quizá, si recortáramos esos espacios de una manera sincera y abierta, podríamos entendernos y conocernos mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La carga emocional

Ninguno de nosotros es igual a otra persona. Cada uno tiene un camino vital diferente en el que las vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos, lo dicho y hecho son únicos e intransferibles.

Todo ello, en su conjunto, lo bueno y lo menos bueno de todo lo que llevemos recorrido, queda metido en una especie de mochila, que nos produce una carga emocional más o menos pesada.

Esta carga emocional puede ser positiva o negativa. Cada uno tiene que escoger de qué porcentaje de cada una de ellas puede desprenderse o no. Lo que está claro es que no podemos cargar con todo, así que yo propongo desprenderse de casi todo lo negativo y digo “casi” porque debemos dejar algo para tenerlo de referencia a la hora de no hacer o decir algo, ya que conocemos las consecuencias de ello.

Pero de los momentos felices también debemos escoger entre aquellos que realmente nos han llenado, desde el punto de vista esencial, y los que son recuerdos sin más transcendencia que lo vivido. No desprenderse de estos crea una especie de dependencia, nos hace creer que no podemos ser infelices y que todo en la vida ha de ser felicidad y alegría.

La vida, nuestro camino, son momentos de felicidad y de tristeza; de avanzar, detenerse o elegir otra opción; de entregarse o desprenderse; de intentar vivir nuestra vida con plenitud o no hacer nada. Todo lo escrito y dicho anteriormente tiene consecuencias.

Yo elegí intentar vivir con plenitud. ¿Y tú?

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El Método Estanislao

Música: The sould of wind

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La estrella

Cada noche despejada, el brillo de cada una de las estrellas inunda el firmamento, siendo conscientes de que ese mismo brillo, quizás, sea el de una que ya no exista y puede que, si nuestro planeta desaparece, siga llegando su luz.

Hay personas que son así en nuestra vida: brillan con luz propia y son parte de nuestra vida hasta que nuestro camino vital finaliza. Nos acompañan, aunque ya yo estén a nuestro lado. Son ese tipo de vidas que son importantes para nosotros, que nos marcan y que, de algún modo, nos descubren partes de nosotros mismo, nos ayudan a crecer, influyen en quiénes somos, en lo que podemos llegar a ser y nos acompañan, ya sea en persona o en ausencia, pero están.

Yo he tenido varias a lo largo de mi vida y tengo nuevas ahora mismo, construyendo con ellas mi propio universo personal, con sus galaxias y constelaciones.

Por eso, cada vez que veo el cielo estrellado sonrío y doy gracias por el brillo de cada una de las estrellas y de mis estrellas.

¿Cuáles son las tuyas?

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

© El Método Estanislao

Música: Positive Energy Relaxation Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Experiencia, Fuerza interior, Transformación

Todo es cuestión de tiempo

Todo es cuestión de tiempo. A veces tarda más o menos, pero si queremos llegar a algo, llegaremos; si queremos conseguir algo, lo asiremos firmemente con nuestras manos.

Puede que pensemos que no es sencillo. Estoy seguro de que lo que tenga que ser llega en el momento que tiene que llegar. No es fácil. Hay personas que, en poco tiempo, despegan, vuelan rápidamente, incluso muy jóvenes. Eso no quiere decir que los ascensos vertiginosos no puedan llevar a caídas en picado. Lo importante es ser conscientes de que podemos levantarnos nuevamente con lo aprendido de la caída

Lo que les pase a otros no podemos saberlo. Tenemos que reconocernos sin vernos en el espejo de otro.

Puede que el momento de uno sea más tardío porque haya necesitado conocer más, entender más y llenarse más. Cuando menos lo busquemos, seguramente saldrá antes la capacidad interior de cada quien, “eso” que está dentro de cada uno. Se verá, se notará y gustará comprobarlo.

No hay que mirar atrás, salvo para tomar impulso y el paso ha de ser firme. Las dudas o el miedo hemos de utilizarlos para afirmar cada paso dado, que impedirá que uno caiga.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Positive Energy Relaxation Music

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Cruces

Hay un momento en tu vida en el que las cruces van apareciendo más a menudo de lo que uno desearía y lo peor es que son de personas más o menos cercanas, más o menos importantes para ti. Es en esos momentos en los que somos conscientes de nuestra propia vulnerabilidad y que, como ocurrirá antes o después, una de esas cruces será la de uno mismo.

Cada piel es única y cada centímetro de ella acumula pequeñas cicatrices, emociones, deseos, todo aquello que aprendimos, lo que hemos deseado olvidar y no se va nunca, cada beso dado, todo el amor volcado en otro cuerpo y en otras pieles, lo dado y lo recibido…

Todas nuestras experiencias vitales se acumulan a través del tiempo en nuestro camino vital, a través del cual, desde que nacemos, creamos lazos con todo tipo de personas, emociones, deseos, ideales, culturas, conocimiento, espacios, momentos de todo tipo, etc.

Hay muchas maneras de entender esta imagen de las cruces. Para mí es la de la certeza de que nuestro camino tiene un comienzo y un final y lo importante es lo que hacemos desde que lo iniciamos hasta que lo terminamos, con sus errores, fracasos, éxitos, aciertos… Todo es parte de uno porque todo nos hace ser quienes somos ahora, en este momento y nos da herramientas para avanzar hacia ese futuro o final más o menos cercano.

Mi camino no sé como será de largo, de fácil o complicado, de hermoso o abrupto, de delicado o con pequeñas durezas. No me importa. Lo que tengo claro es que no tengo miedo a terminar de recorrerlo; ya no.

No lo tengas tú nunca.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Relax Night and Day – Beautiful Nature & Sounds