Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Fuerza interior, Transformación

La sombra

La sombra es una silueta negra de nosotros mismos. Aunque los detalles físicos no están, podemos reconocernos.

Según vamos andando, la sombra se hace más corta o más larga y sigue a nuestro lado hasta que desaparece el sol o asoman las oscuridades de los callejones o espacios sin luz entre farola y farola.

Anda de la misma manera que uno, los mismos gestos, pero, como en las películas mudas, sin emitir sonido alguno.

No podemos deshacernos de ella, pero tampoco la tenemos demasiado presente porque la vemos como una parte más de nosotros.

La sombra nunca nos deja, por eso nunca estamos solos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: すべてうまくいく☆

Anuncios
Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Escuchar

En muchas ocasiones, escuchar es lo que diferencia el que te importe algo o alguien o no. Todos y cada uno de nosotros necesitamos, en algún momento, ser escuchados o escuchar.

La vida es un camino en el que nos encontramos con todo tipo de situaciones y personas diferentes, que nos hacen sentir distintas emociones, ya sean positivas, negativas o neutras y estas nos afectan de modos distintos según nuestra personalidad. A esto hay que añadirle que, al ser seres sociales, interactuamos con nuestros semejantes y es esa misma intercomunicación la que provoca otra serie de reacciones en nosotros mismos y en aquellos con quienes nos relacionamos.

Es por ello que, en ocasiones, necesitamos hablar y expresar con palabras aquello que nos afecta, nos gusta o no, etc., y esperamos que se nos escuche. De la misma manera, otras personas esperarán una reciprocidad en caso de necesitarlo ellos.

Escuchar es algo que el ser humano sabe hacer y ayuda mucho más de lo que creemos y de lo que pensamos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Reflektorfilm Szilágyi Márta

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

El batido

El concepto de batido es sencillo: juntar varios ingredientes en un recipiente cerrado, tipo jarra, y, mediante una batidora, licuarlos. Posteriormente, se sirve la mezcla en vasos y se bebe.

Vale, la teoría está bien. La dificultad está en combinar bien los ingredientes, ya sean frutas, verduras u otros, de tal manera que la mezcla final tenga un sabor que guste, que sea nuevo, pero que también podamos redescubrir los matices de los ingrediente que lo conformaban.

No importa si el resultado es dulce, salado, picante, etc. Lo importante es el equilibrio final de sabores. Puede que lo hagamos para refrescarnos, tonificarnos, aportarnos nutrientes, vitaminas, etc. Da igual.

A lo largo de nuestra vida, los ingredientes que vamos a tener a mano son las personas, su personalidad, las emociones y sensaciones que nos transmiten, la relación con ellas y los sentimientos que despiertan en nosotros, los lugares y aromas… una infinidad.

El equilibrio, en la combinación de todos estos aspectos, es lo que nos va a aportar aquello que nos alimentará por dentro, que nos llenará y nos hará sentir mejor, bebiendo la vida en cada momentos que queramos. Si la combinación no nos gusta, lo mejor es probar otra. Sin más. Busca siempre lo que te haga feliz y aquello que lo convierta en positivo.

Abrazos positivos.

 

 

© Método Estanislao

Música: Música Relajante, de Meditación, Música para Dormir

Publicado en Emociones, Experiencia, Relaciones personales, Vivencias

La tienda de ultramarinos

Las tiendas de ultramarinos, que muchos de nosotros hemos conocidos en nuestros barrios, cuando éramos más jóvenes o muy pequeños, eran unos lugares mágicos. En un espacio relativamente pequeño, tu entrabas y pedías lo que necesitabas. Normalmente, regentado por un matrimonio o una sola persona, en él te vendían aquello que necesitabas, después de sacar el producto de alguno de los numerosos huecos que tuvieran los muebles que rodeaban las paredes de aquel espacio.

La magia ocurría cuando pedías algo que tu madre o tu padre te había indicado y tú sabías que no lo tenían porque, al entrar, no lo mirabas, con lo que la duda y el agobio, por volver a casa sin ello, comenzaba a notarse en tu piel y tu respiración. Pero era entonces que te miraban desde el otro lado del mostrador y escuchabas el “espera un momento que voy dentro“. Y de ese “dentro” salían las verduras que pedías, las patatas, el vino de casa que te llevabas en la botella con corcho o la garrafa de plástico transparente, y muchos más productos que, ni el mejor mago del mundo, podía hacer salir de su sobrero o con su mejor truco.

Quien te atendía te miraba como si fuera algo habitual el hecho de haber producido aquel milagro, mientras tu intentabas cerrar la boca sin éxito. ¿De dónde rayos había quitado todo aquello? Al final, como muchos otros lugares y espacios de la infancia, desaparecieron de un día para otro y, con ellos, el misterio de encontrar todo lo que queríamos entre sus paredes.

La magia que tenemos cada uno de nosotros está en mostrarnos como somos y, cuando es necesario, mostrar esa parte imprevista, más escondida y que pocas personas conocen, para sorprender y hacer que, quien la conoce, descubra lo mejor de ti. Todos somo únicos y nadie impide que podamos ser las mejores personas que podamos ser. Compartamos esa magia, esa positividad.

Abrazos positivos.

 

Música: Meditation and Healinghttps://www.youtube.com/channel/UCM7XCXnxtYJkkMN0zf0tsSw

© Método Estanislao

Publicado en Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales

Las matemáticas

Como en las matemáticas, hay infinitas posibilidades en nuestro camino para disfrutar nuestra vida, para descubrirla y, sin embargo, la reducimos a contar, sumar y multiplicar aquello que realmente no necesitamos y nos desvía del recorrido hasta detenernos completamente.

Nos centramos en una vida paralela artificial, tecnológica, en la que todo se enreda, se conecta y nos hace creer que tenemos amigos de carne y hueso, que podemos aumentar a golpe de clic. Nos obligamos a contar nuestra vida a quien no vemos, a un mundo en el que eres prescindible de un segundo a otro y es ahí que muchos crean vidas que no tienen, que no existen, para conectar y ser algo o parte de algo y creer en algo que sigue sin ser real.

¿Qué tienes de verdad? ¿A quién conoces de verdad? ¿A quién tocas de verdad? ¿Quién es tu amigo? ¿Quién eres tú? Si desconectas verás que no pasa nada, que el mundo sigue girando como siempre, el día y la noche se sucenden, la vida fluye y las personas que están en tu vida de verdad te llaman y se ponen frente a ti.

Busca lo mejor de ti infinitas veces.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musicoterapia.

Publicado en Conexión, Crecimiento Interior, Emociones, Experiencia, Relaciones personales

La crema hidratante

En algún momento necesitaremos una crema hidratante, ya sea por sequedad, por quemadura o porque nos apetezca. El mecanismo es fácil. Paso 1:  calcular la cantidad a usar . Paso 2: extenderla por toda la zona afectada. Paso 3: dejar que la propia piel absorba la crema. Paso 4: esperar hasta sentir que la piel está bien.

Cuando notamos que alguien que conocemos, y que es parte de nosotros, está mal, debemos actuar como cuando nos ponemos la crema. Paso 1: conocer qué ocurre. Paso 2: compartir nuestra energía positiva, adaptándola a las necesidades de la persona, hablando, entendiendo, encauzándolo, animándolo. Paso 3: dejar que la conversación llegue dentro y que le ayude a sentirse y estar mejor. Paso 4: estar con la persona hasta que se encuentre bien y acompañarle.

En ocasiones, conversar, hablar, puede también curar el alma.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: PowerThoughts Meditation Club

Publicado en Conexión, Emociones, Relaciones personales, Vivencias

Las fechas señaladas

Las fechas señaladas son unos momentos en los que, como ocurre en estas fechas, las personas se juntan para celebrar algo y lo que se busca es una que estas se lo pasen bien, que haya una armonía entre los presentes y que ese día se recuerde hasta el siguiente  día.

Esa es la idea, eso es lo que se busca, ¿pero es realmente lo que deseamos? En muchas ocasiones nos sentimos obligados a hacerlo o no tenemos ninguna gana de asistir a tal evento porque no nos sentimos cercanos, no queremos ver a alguien en esa reunión, o por la razón que sea. ¿Qué hacer? Lo que sientas que debes hacer, sin más. Para algunos será una ofensa, para otros no importará, da igual lo que piensen. Lo importante es que, antes de tomar una decisión de ese calibre lo hayas meditado y seas consecuente con ella.

Pero si decides asistir, disfruta, acepta lo que ocurra y vívelo como una nueva experiencia. Nada de lo que vivas es bueno o malo, sólo es, sin más.

De mí para ti… sé feliz como quieras serlo.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Cassio Toledo