Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La maleta

La maleta es un elemento que utilizamos para transportar ropa u objetos cuando viajamos.

En nuestro viaje, aunque de manera invisible, llevamos una maleta en la que guardamos recuerdos, imágenes, sensaciones, diálogos, personas, amigos, relaciones y mucho más. A medida que guardamos todo ello, ésta se va llenando, acumulando y haciendo que casi se convierta en una especie de cajón de sastre.

Es por ello que es bueno, cada cierto tiempo, abrir la maleta, mirar qué llevamos dentro y decidir qué es realmente importante para nosotros y con qué queremos quedarnos. seguramente, del resto podremos desprendernos porque nuestro viaje es largo y nuestra maleta seguro que volverá a llenarse.

Haz que tu viaje se llene de felicidad, amor, de aquello que te entristeció o desgarró. Todo aquello que te guardes te hará crecer, hacer que tu vida sea más positiva con todo lo aprendido y recorrido, en soledad o en compañía.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Saulo Couto Official

© Método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Transformación, Vivencias

Grietas

Sabemos que están ahí, pero no reparamos en ellas casi nunca. Ahora que nuestros movimientos están más restringidos y estamos obligados a quedarnos quietos más tiempo del que desearíamos, es cuando nos fijamos en esas líneas que, imperceptibles, han ido perfilando nuestras paredes, creando motivos aparentemente sin sentido.

La diferencia entre las grietas de las paredes, los suelos, el asfalto, los cristales, las piedras… y las que surcan nuestra piel y nuestro interior, es que aparecen, muchas veces, como respuesta a nuestra vida, a cómo recorremos nuestro camino, a cómo hemos amado o tratado a quienes queremos, a las decisiones tomadas, para bien o para mal, justas o injustas.

Nuestras grietas son nuestras, de nadie más y son importantes porque cuentan nuestra historia, ya sea solos o en compañía, amando u odiando, llorando o riendo.

Da igual las grietas que haya en tu vida, siempre pueden suavizarse, , pero está en nuestra mano hacer que cada segundo de nuestro camino sea un segundo positivo que nos haga mejores. Párate y descubre tus grietas, conócelas, descubre el porqué de su aparición y rellénalas con lo mejor de ti para que no salgan más.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musica Para

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

Introspección

Según el diccionario de la RAE, cuando hablamos de introspección nos referimos a una “mirada interior que se dirige a los propios actos o estados de ánimo”.

Una vez que reflexionamos sobre ello, puede ser muy útil para, cada uno de nosotros, en esta época tan complicada de confinamiento obligatorio, de miedos, inseguridades, de imposibilidad de saber cuándo podremos recuperar nuestra vida cotidiana, cuándo podremos saludar con abrazos y besos a aquellos que queremos y que son parte de nuestro entorno intimo, de lo que consideramos nuestra familia, realizar un trabajo de introspección y ser conscientes de quiénes somos, cuáles son de verdad nuestras necesidades emocionales, afectivas, familiares…

También nos puede ayudar a conocer quiénes somos, qué es lo que realmente es importante para cada uno de nosotros, qué necesitamos de verdad y a quién queremos o amamos.

Hace tiempo que vivimos en una sociedad que ha entrado en un bucle en el que se acelera cada vez más, se busca amar más, vivir más, de que todos sea más y más intenso y es esa misma celeridad la que, al mismo tiempo, provoca que cuando tenemos, vemos o logramos algo, no lo valoremos en su totalidad y pasemos a buscar algo nuevo que nos llene otros cinco minutos, antes de buscar nuevamente. Todo ello provoca que el ser humano se sienta constantemente un vacío emocionalmente, una sensación de soledad continua.

Ahora, en las circunstancias actuales, detenerse, pararse, verse uno mismo frente al espejo con el corazón y redescubrir quiénes somos y quiénes están junto a nosotros, es lo más positivo que podemos hacer, sobre todo porque tenemos tiempo para ello.

Cuando todo esto acabe, seguro, seremos mejores personas, más fuertes y sabremos qué camino queremos recorrer, cómo recorrerlo, qué hacer mientras avanzamos en él y con quién.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Dreamy

Publicado en Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Vivencias

Espirales interiores y exteriores

La vida es una comunicación paralela y complementaria entre espirales interiores y exteriores, cada una de ellas distinta.

Las espirales exteriores, que nunca dejan de girar y expandirse, son aquellas que nos forman como personas desde que nacemos: educación, creencias, ritos, vivencias, aprendizaje experiencias, relaciones personales, trabajo, etc. Todas ellas conforman, poco a poco, nuestra personalidad, que se irá modificando mientras uno viva.

Las espirales interiores, que también nunca dejan de girar, pero hacia dentro, haciéndolas más estrechas, son aquellas que tienen que ver con nuestro interior. Se diferencian de las exteriores en que parten del punto en que somos conscientes de nosotros mismos y comenzamos a tomar decisiones sobre aquello que queremos. Es desprenderse de aquello que no necesitamos, que no queremos, que sobra en nuestra vida, hasta quedarse con lo esencial. Y es en ese punto en el que somos conscientes de quiénes somos, qué queremos y quién queremos en nuestro camino, ya sea personal y/o vital.

Toma consciencia de tus espirales y decide sobre tu vida qué quieres de ella y cómo la quieres.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Peder B. Helland – Bright Future [Full Album]

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Experiencia, Fuerza interior, Transformación

El esfuerzo

Todos tenemos capacidad de esfuerzo.

Desde el mismo momento en que nuestro cuerpo se levanta y nuestro cerebro se activa cada mañana para ponerse en pie, siempre y cuando nuestro corazón lata, hacemos un esfuerzo. Todo lo que hacemos en nuestro día a día, incluso si es nada, supone un esfuerzo.

Que ese esfuerzo suponga algo positivo depende únicamente de nosotros mismos y hacia dónde dirijamos esa energía. Cuando va utilizada para hacernos crecer y ser mejores, da igual si es desde el punto de vista intelectual o vital, nuestra realidad y nosotros mismo seremos mejores  personas. Si lo que hacemos es no aprovechar ese potencial, que está en nosotros de manera natural, entonces sentiremos siempre que algo no está bien, que nos falta o haremos que nuestro camino no sea el que nosotros deseamos ni que sea positivo.

El esfuerzo, bien canalizado, dirigido y proporcional, siempre será positivo en nuestro camino vital.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Monomán

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La ruta

Una ruta es un recorrido de un punto a otro de un plano, en la que tenemos en cuenta la distancia entre ambos lugares; las paradas, si son necesarias, que habrá que realizar y dónde se habrán de hacer, bien sea para tomar algo y estirar las piernas, o para repostar y, lo más importante, el tiempo que necesitaremos para hacerla, lo que pude llevarnos una mañana, todo el día o varios en diferentes etapas.

Pero esto es la teoría y la preparación porque, cuando la iniciamos, no sabremos exactamente el tiempo que hará, la temperatura y, sobre todo, lo que puede que descubramos al realizarla.

Bien sea solos o en grupo, podemos no ser los únicos en hacerla, se nos puede unir alguien. Si hacemos una parada, podemos conocer a una persona o varias que nos hagan variar el recorrido o, sencillamente, nos hagan detenerlo porque sentimos que tenemos que hacerlo. Podemos tener una avería en nuestro vehículo o una lesión… es decir, no podemos predecir los imprevistos que surgen, por muy controlada que tengamos nuestra ruta.

Por eso, como en la vida, lo importante no es la ruta de nuestro camino vital, sino qué ocurre en ella y con quién ocurre.

Busca que la ruta de tu vida se llene con las mejores experiencias y comparte tu energía con quienes te la aporten también de forma positiva.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Play the Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

Empedrado

Cuando caminamos por una calle, cuyo suelo está empedrado, tenemos que ser conscientes de varias ideas.

Por un lado, éstas suelen estar en el Casco Viejo de una localidad, lo que implica historia. También que muchos, antes que nosotros, han pisado ese mismo suelo en todo tipo de situaciones, momentos del día a día, con diversas compañías, etcétera.

Es decir, algo inerte es también parte de una vida que pasa sobre ella, de su calor y su frío, pero esta, solo o cubierto de pies.

Además, el empedrado se adapta, pulido por años y años de pasos, a una sociedad y se hace, en silencio, parte de la misma. No podemos entender la historia de una localidad, una ciudad, sin sus calles y sus empedrados.

No es fácil dejar huella sobre un suelo empedrado, pero con tiempo es posible. Es complicado, difícil, encontrar tu camino, pero con constancia se puede. No importa lo duro que sea la senda, lo empedrado que esté, cada paso es uno menos hacia lo que uno quiere.

Cada esfuerzo te hace más fuerte, cada piedra asienta tu camino.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musicaterapia

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Sangre

¿Qué es lo que une a las personas?

Hay quien cree que las únicas relaciones verdaderas, reales, son las que conforman la familia de sangre. Y se dice por la falsa imagen de que la familia está y estará siempre junto a uno.

Error.

Lo que une realmente son las vivencias en común junto a personas que son familia o no; son los lazos de sangre invisibles con los que reconocemos en alguien una conexión que aporta algo positivo, bueno en nosotros y que nos hace crecer desde el punto de vista personal, intelectual, etc.

Son esas personas que dejan huella y que son importantes durante todo un camino vital o, al menos, una parte del trayecto o recorrido. Lo esencial es que, aquello que decidamos, nos haga mejores y más positivos.

Todo es energía.

Todo lo bueno que se nos da y regala como energía, podemos y debemos compartirlo con quienes creamos que lo necesite.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: YellowBrickCinema – Relaxing Music

Publicado en Catarsis, Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Vivencias

Trazos y retales

Desde que nacemos, cada uno de nosotros es una mezcla de trazos y retales que van conformando nuestra personalidad, quiénes somos, hasta que seamos conscientes de nuestra propia individualidad.

¿Y qué son cada uno de esos conceptos?

Los trazos son todos aquellos encuentros temporales que dejan alguna pequeña huella, para bien o para mal, de la que aprendemos, con las que comprendemos y conoceremos nuestro entorno, tanto social, laboral, personal, etcétera.

Los retales son todo aquello que se cose a nuestro cerebro, a la piel, aquello que nos hace únicos como seres humanos, como personas individuales. Es lo que nuestra familia nos enseña y aporta desde que nacemos. A partir de esa base fundamental, cada uno desarrollará su propio “Yo” a través de las experiencias vitales, de lo que quiere mantener de lo conocido hasta ese momento y también de aquello de lo que quiere desprenderse.

A partir de ese momento, encontrará nuevos trazos y retales en un ciclo continuo de constante búsqueda y aprendizaje. Que nos haga mejores personas no, depende de cómo seleccionamos todo aquello que recibamos y lo apliquemos o no en nuestro camino.

Crecer buscando lo mejor de cada trazo y retales será muy positivo para nosotros y para aquellos que están a nuestro lado.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Sumar

¿Todo lo que no suma resta? No tiene porque, pero lo que es seguro es que lo que no suma pesa, molesta y no aporta nada.

Sumar no es competir por acaparar más, tener más, vivir más, amar más, todo más, más, más, más… No, no es eso ni mucho menos. Sumar es aprender, conocer, curiosear, tomar lo que necesitemos de lo que nos ofrezca la vida en sus diferentes variantes: vivencias, personas, experiencias, cosas, etc. y quedarnos con aquello que sume positivamente en nuestra vida.

Sumar también es ofrecer, compartir, recibir.

Sumar hace que nos conozcamos más y que seamos mejores “yo”, tanto para nosotros mismos como para los demás, conformando un círculo que, poco a poco, crece y se amplía.

Suma, siempre suma.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: OCB Relax Music