Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, decisiones, Experiencia, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Las consecuencias

Todo aquello que hacemos tiene una repercusión que afecta a lo hecho y/o a personas. Para bien o para mal, cada decisión, cada acto, repercute en lo que nos rodea, de modo consciente o no. Es decir, hay unas consecuencias.

Qué hacer, qué decir, qué decisión tomar, etc., no es sencillo ni fácil y somos incapaces de conocer realmente las consecuencias, ya sean positivas o negativas.

Lo nuclear de toda decisión tomada es ser conscientes de ella y de escoger, en la medida en que nos sea posible, aquella que sintamos que va a dar como resultado algo positivo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en belleza, Catarsis, Conexión, Cononcerse a uno mismo, Experiencia, Sentimientos, Transformación

Salidas de luna

De la misma manera que hay puestas de sol, también, de noche, hay salidas de luna que pueden traspasar nuestro corazón.

En un viaje reciente a mi ciudad de nacimiento, Vigo, la primera parada cuando llegué allí, demasiado temprano para ser de día y demasiado tarde para ser sólo de noche, fue en la playa de Samil. El olor a salitre era intenso, las olas llegaban suaves a la orilla, pero lo más impresionante era la enorme luna amarilla que brillaba bajo un cielo nocturno despejado y estrellado y que dejaba su reflejo sobre el agua salada, que estaba tranquila y hablaba casi en susurros.

Fue ese momento el que hizo que mi corazón latiera de modo distinto, a una velocidad inusual, haciéndome sentir como yo lo buscaba desde hacía tiempo.

Por eso, es importante vivir esos instantes que no son materiales, pero que, quizá, son más importantes porque nos conectan con algo que no es tangible, pero sí importante para uno mismo.

Abrazos literarios.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Little Soul 

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La caída

Ayer me caí al suelo y me hice una herida de la que brotó sangre, no demasiada, pero sí la suficiente para darme cuenta de lo frágil que somos y, al mismo tiempo, de nuestra capacidad para reponernos de un accidente tan común como puede ser ese, una caída.

Fue esa caída la que hizo que me diera cuenta de que, en nuestra vida, en nuestras relaciones personales, cuando alguien deja de estar a nuestro lado, ya sea pareja, amigo, conocido, etc., tenemos la sensación de que nos va a costar seguir adelante y que el recuerdo de esa persona nos va a condicionar y dejar un vacío que será mas o menos difícil de llenar.

Sin embargo, si aplicamos la teoría de la caída, nos daremos cuenta de que no tiene por qué ser así. El dolor de la caída es pasajero, como lo es la contusión o herida posterior, pero siempre acaba sanando. Si nos ocupamos de ella desde un principio antes sanará y antes volveremos a ser nosotros, pero con más experiencia y sabiendo qué debemos evitar para que nos vuelva a ocurrir lo mismo o, si vuelve a suceder, curarnos mejor y en menos tiempo.

Nadie es tan importante como tú.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La estrella

Cada noche despejada, el brillo de cada una de las estrellas inunda el firmamento, siendo conscientes de que ese mismo brillo, quizás, sea el de una que ya no exista y puede que, si nuestro planeta desaparece, siga llegando su luz.

Hay personas que son así en nuestra vida: brillan con luz propia y son parte de nuestra vida hasta que nuestro camino vital finaliza. Nos acompañan, aunque ya yo estén a nuestro lado. Son ese tipo de vidas que son importantes para nosotros, que nos marcan y que, de algún modo, nos descubren partes de nosotros mismo, nos ayudan a crecer, influyen en quiénes somos, en lo que podemos llegar a ser y nos acompañan, ya sea en persona o en ausencia, pero están.

Yo he tenido varias a lo largo de mi vida y tengo nuevas ahora mismo, construyendo con ellas mi propio universo personal, con sus galaxias y constelaciones.

Por eso, cada vez que veo el cielo estrellado sonrío y doy gracias por el brillo de cada una de las estrellas y de mis estrellas.

¿Cuáles son las tuyas?

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

© El Método Estanislao

Música: Positive Energy Relaxation Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Experiencia, Fuerza interior, Transformación

Todo es cuestión de tiempo

Todo es cuestión de tiempo. A veces tarda más o menos, pero si queremos llegar a algo, llegaremos; si queremos conseguir algo, lo asiremos firmemente con nuestras manos.

Puede que pensemos que no es sencillo. Estoy seguro de que lo que tenga que ser llega en el momento que tiene que llegar. No es fácil. Hay personas que, en poco tiempo, despegan, vuelan rápidamente, incluso muy jóvenes. Eso no quiere decir que los ascensos vertiginosos no puedan llevar a caídas en picado. Lo importante es ser conscientes de que podemos levantarnos nuevamente con lo aprendido de la caída

Lo que les pase a otros no podemos saberlo. Tenemos que reconocernos sin vernos en el espejo de otro.

Puede que el momento de uno sea más tardío porque haya necesitado conocer más, entender más y llenarse más. Cuando menos lo busquemos, seguramente saldrá antes la capacidad interior de cada quien, “eso” que está dentro de cada uno. Se verá, se notará y gustará comprobarlo.

No hay que mirar atrás, salvo para tomar impulso y el paso ha de ser firme. Las dudas o el miedo hemos de utilizarlos para afirmar cada paso dado, que impedirá que uno caiga.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Positive Energy Relaxation Music

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Cruces

Hay un momento en tu vida en el que las cruces van apareciendo más a menudo de lo que uno desearía y lo peor es que son de personas más o menos cercanas, más o menos importantes para ti. Es en esos momentos en los que somos conscientes de nuestra propia vulnerabilidad y que, como ocurrirá antes o después, una de esas cruces será la de uno mismo.

Cada piel es única y cada centímetro de ella acumula pequeñas cicatrices, emociones, deseos, todo aquello que aprendimos, lo que hemos deseado olvidar y no se va nunca, cada beso dado, todo el amor volcado en otro cuerpo y en otras pieles, lo dado y lo recibido…

Todas nuestras experiencias vitales se acumulan a través del tiempo en nuestro camino vital, a través del cual, desde que nacemos, creamos lazos con todo tipo de personas, emociones, deseos, ideales, culturas, conocimiento, espacios, momentos de todo tipo, etc.

Hay muchas maneras de entender esta imagen de las cruces. Para mí es la de la certeza de que nuestro camino tiene un comienzo y un final y lo importante es lo que hacemos desde que lo iniciamos hasta que lo terminamos, con sus errores, fracasos, éxitos, aciertos… Todo es parte de uno porque todo nos hace ser quienes somos ahora, en este momento y nos da herramientas para avanzar hacia ese futuro o final más o menos cercano.

Mi camino no sé como será de largo, de fácil o complicado, de hermoso o abrupto, de delicado o con pequeñas durezas. No me importa. Lo que tengo claro es que no tengo miedo a terminar de recorrerlo; ya no.

No lo tengas tú nunca.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Relax Night and Day – Beautiful Nature & Sounds

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Experiencia, Fuerza interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Cables

Los cables unen, conectan, alimentan con energía, crean conexiones virtuales entre las personas con una falsa sensación de cercanía, de estar presentes en cada momento de nuestra vida.

Hemos creado una realidad paralela que creemos tangible, inamovible, cierta y sin fisuras, en la que nosotros mismos nos mostramos como otra realidad que nada tiene de real.

Al final, dejamos de ser quienes somos para ser aquello que deseamos nos gustaría ser.

Cuando todo lo virtual cae, ya sea por problemas técnicos u otro fallo, todo lo paralelo, todo lo creado se derrumba y sólo quedamos nosotros mismos frente a un espejo, sin máscaras, sin artificios, analógicos, reales.

Volvemos a ser quienes fuimos cuando levantamos la mirada de las pantallas, salimos a la calle y observamos la realidad de aquello que creíamos desaparecido.

Un abrazo de verdad, una sonrisa, el tacto sincero, puede cambiarnos la vida.

Busquemos lo mejor y lo más positivo en nuestra vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Música: Live your Dreams

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Conexión, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, silencio

El silencio

El silencio no sólo es no decir nada. A lo largo de nuestro camino vital, nos daremos cuenta de la importancia de ciertos momentos en los que no hablar supone una comunicación mayor, tanto con uno mismo como con otra persona.

Cuando uno es consciente de que tiene que guardar silencio, descubriremos que otros sentidos se despiertan.

Nos fijamos, de manera visual, en cada detalle que nos rodea y/o en quién está con nosotros. El oído capta, más nítidamente, los sonidos, las respiraciones… La piel es más sensible y transmite mucho de cómo nos sentimos y lo que nos hace sentir, aquello que haya a nuestro alrededor y toda esa energía que llega de otra u otras pieles. Los olores y aromas de todo tipo se intensifican.

Es decir, la percepción de nuestros sentidos es mayor, más potente. Descubre en nosotros nuevas sensaciones y hace que conozcamos mejor quiénes somos desde un punto de vista personal, íntimo, cercano… y también a otras personas, además de descubrir cómo nos afectan los espacios y otros estímulos ajenos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Meditation sounds

Publicado en Conexión, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, Transformación, Vivencias

Pelear

Pelear no es pegar, no es lanzar los puños, codos, las piernas, la cabeza, el cuerpo contra alguien y esperar ganar o que te ganen.

No, pelear no es nada de eso. Es ser consciente de tu fuerza y de intuir la que puedes llegar a tener si la adrenalina se activa. También es prepararse física y emocionalmente para la victoria y la derrota, si se produce cualquiera de las dos.

Pero lo más difícil de todo es ser consciente de que la pelea no tiene que ser un fin en si mismo, ni siquiera tiene que ser una opción porque, en el momento que demos ese paso, cualquier acto tiene consecuencias.

La pelea mas dura para cada uno de nosotros no es la física sino la emocional. Cada día nos enfrentamos a infinitas luchas diferentes, duras y somos nosotros los que tenemos que buscar el ritmo adecuado, gestionar el esfuerzo, emplear la técnica adecuada y, sobre todo, saber en que momento golpear emocionalmente o esperar, pero siempre con la guardia bien colocada y sin dejar de mirar a nuestro rival ni darle la espalda.

La vida es algo con lo que lidiamos cada día y cada día es una victoria que luchamos con intensidad, con miedo, mirando a los ojos del oponente, pero sin odio ni rencor. Cada golpe que demos lo daremos con todo el amor que llevemos dentro.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: BGM maker

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La biblioteca

La biblioteca es un espacio en el que se guardan libros de diferentes autores, temáticas diversas y publicados recientemente o en décadas y/o épocas anteriores.

Cada uno de los libros se guarda según una codificación predeterminada para que el bibliotecario pueda buscarlos rápidamente y encontrarlos exactamente donde se hayan guardado.

Lo más importante es que una biblioteca es un lugar de conocimiento y cultura donde se guarda parte, no todo, de la sabiduría que nos rodea.

Cada uno de nosotros, en nuestro cerebro, almacenamos, como en una biblioteca, emociones, vivencias, aprendizajes, relaciones sociales y personales, experiencias de todo tipo, etc.

Nuestro cerebro, de manera inconsciente, guarda la mayoría de ellos en departamentos estanco para que sean recordados y/o utilizados cuando queramos recuperarlos. Otros serán eliminados como lo hacemos con los archivos de un ordenador al enviarlos a la papelera de reciclaje.

Lo más interesante es que, ante cualquier estímulo sensorial y/o externo, esos recuerdos vuelven a nosotros de una manera nítida o, si buscamos en ellos, somos capaces, como el bibliotecario, de encontrarlos.

Por eso, cada uno de nosotros somos nosotros mismos y aquello que nos hace quienes somos, sobre todo nuestra trayectoria vital y nuestra biblioteca de recuerdos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa.

Música: Cassio Toledo