Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Humo

El humo tiene una habilidad especial y es la capacidad de distorsionar la realidad que tenemos delante, pero no por completo. Así, aquello que reconocemos, que conocemos y que recordamos sin equívoco alguno, al haber humo sentimos que dudamos, que aquello que nuestro ojos ven puede que no sea cierto y lo conocido casi creemos que puede ser un sueño o algo irreal.

En cuanto desaparece, la certeza vuelve y todo está en su sitio… o eso creemos.

El humo, en nosotros, es aquello que distorsiona nuestro mundo, que nos desequilibra y que nos aparta de un camino que habíamos empezado de manera segura y nítida.

Cuando el humo nos rodea o se acerca, lo que debemos es alejarnos de él lo suficiente para poder ver una salida desde una zona despejada, debemos evitarlo y, cuando pasa, dejar que desaparezca. Es decir, todo aquello que sea negativo para nosotros, nos impida avanzar y, sobre todo, anule nuestro camino, debemos apartarlo y aprender del porqué de lo sucedido. Es ese aprendizaje lo que nos ayudará a seguir con mayor consciencia y, sobre todo, con mayor claridad a la hora de dar el siguiente paso.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Lounge Music

Anuncios
Publicado en Catarsis, Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Vivencias

Trazos y retales

Desde que nacemos, cada uno de nosotros es una mezcla de trazos y retales que van conformando nuestra personalidad, quiénes somos, hasta que seamos conscientes de nuestra propia individualidad.

¿Y qué son cada uno de esos conceptos?

Los trazos son todos aquellos encuentros temporales que dejan alguna pequeña huella, para bien o para mal, de la que aprendemos, con las que comprendemos y conoceremos nuestro entorno, tanto social, laboral, personal, etcétera.

Los retales son todo aquello que se cose a nuestro cerebro, a la piel, aquello que nos hace únicos como seres humanos, como personas individuales. Es lo que nuestra familia nos enseña y aporta desde que nacemos. A partir de esa base fundamental, cada uno desarrollará su propio “Yo” a través de las experiencias vitales, de lo que quiere mantener de lo conocido hasta ese momento y también de aquello de lo que quiere desprenderse.

A partir de ese momento, encontrará nuevos trazos y retales en un ciclo continuo de constante búsqueda y aprendizaje. Que nos haga mejores personas no, depende de cómo seleccionamos todo aquello que recibamos y lo apliquemos o no en nuestro camino.

Crecer buscando lo mejor de cada trazo y retales será muy positivo para nosotros y para aquellos que están a nuestro lado.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, Transformación

Contemplar

La primera acepción del verbo “Contemplar”, según la RAE es: poner la atención en algo material o espiritual.

Creo que todos o casi todos lo hemos hecho. El ser humano necesita detenerse en algún momento de su vida y poner atención en aquello que le rodea, para ser consciente de la realidad en la que vive y, al mismo tiempo, saber dónde se encuentra, dónde quiere ubicarse en su propia vida y cómo encauzarla, no para saber que será de sí mismo el día de mañana, sino para tomar decisiones acerca de su propio presente y que éste tenga consecuencias en el camino que haya trazado, esté o no equivocado, ya que será su propia decisión.

Cada uno contempla, vive, decide y avanza creyendo siempre que, aquello que hace, es lo más positivo para sí mismo y para todos aquellos que le rodean.

Como tú, él o ella, yo tomo las mías

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Yellow Brick Cinema – Relaxing Music

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, Experiencia, Transformación, Vivencias

La palmera

La palmera es un árbol, nada más… y nada menos. Crece cerca de la orilla de la playa en unas condiciones climatológicas concretas. De ella obtenemos los famosos cocos y, sobre todo, una sombra que nos protege del sol.

Pero si la palmera fuera sólo eso…, no tendría sentido escribir estas líneas.

La palmera es, también, la imagen de la idealización de un paraíso, un rincón agradable, cálido en el que descansar y dejar que las horas pasen con calma, un lugar en el que deseamos estar para evadirnos, desconectar o que nos sirva de inspiración para pintar, escribir o componer. Es ese atardecer que queremos ver en compañía o solos, es ese punto de inflexión en nuestra vida que haga que la cambie.

El problema es que no todos podemos permitirnos ir hasta ese supuesto paraíso. Digo “supuesto” porque nunca he ido, no por otra cosa.

Si buscamos un lugar, físico o emocional, que nos haga sentir así, aprovechémoslo para que sea una vía de escape cuando nos sintamos algo perdidos, agobiados, energéticamente bajos y utilicémoslo para llenarnos de positividad, toda la que podamos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Clube de Meditação para Pensamentos Poderosos

Publicado en belleza, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La plastilina

La plastilina es una masa artificial que podemos moldear y darle la forma que deseemos con nuestras manos o moldes de mil motivos diferentes.

Hay infinidad de marcas, colores y texturas, pero la finalidad es la misma: moldear todo aquello que deseemos sin límites.

Además, la plastilina es una vía para desarrollar la motricidad, la imaginación la creatividad, y, cuando éramos pequeños, nos ayudaba a interactuar con otros niños, crear solos o en grupo, compartir, disfrutar, reír.

Con nuestra vida podemos hacer algo parecido: darle forma con todos los colores que deseemos, interactuar con otras personas, aprender, conocer, crecer, tantas cosas…

Moldea tu vida de la manera que quieras, pero siempre que lo hagas, y con quien lo hagas, de forma que te haga crecer como persona y haga, de tu vida, la mejor de las vidas y la más positiva.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Shooting Relaxation

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Vivencias

La barra de labios

Cuando compras una barra de labios de una marca cualquiera, lo primero que haces es escoger el nombre de una de las empresas que crees que se acerca más a tu idea de belleza, la que te ha hecho creer en su magia, en su mensaje.

Una vez lo haces, te encuentras con que existen, dentro de la marca, un número amplio de barras, según cada colección que, exteriormente, son iguales y que se diferencian las unas de las otras por un número y, al darle la vuelta y accionar el mecanismos de giro que levanta la barra de color, por el tono correspondiente.

Los habrá, más o menos, naturales y cercanos al color de nuestra piel y otros más atrevidos, que nos darán un toque más especial, arriesgado.

En nuestra vida hay personas que representan colores en ella. Escojamos entre todas ellas a aquellas que son afines a lo que nos gusta y otras que nos den ese toque especial, ese tono que nos haga brillar. Nuestro camino se llenará de color.

Abrazos positivos.

 

 

© Método Estanislao

Música: Naturaleza Viva – Sonidos y Paisajes Increíbles

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación

La limonada

Agua, limón, azúcar o miel y hielo (optativo). Estos son los ingredientes para preparar una limonada.

La proporción que utilicemos cada uno de nosotros hace que el resultado sea más o menos ácido, más o menos dulce, más o menos frío, más o menos como nos apetezca cada vez que lo preparamos.

En nuestro camino combinaremos nuestra vida en función de aquellas personas que vayamos conociendo y lo que nos aporten. Que sea más o menos dulce depende de qué queramos que sea dicho camino.

Toma aquello que combine mejor contigo y te haga crecer siempre; cada vez un poco más.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Tonoterapia a 432 hz