Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La caída

Ayer me caí al suelo y me hice una herida de la que brotó sangre, no demasiada, pero sí la suficiente para darme cuenta de lo frágil que somos y, al mismo tiempo, de nuestra capacidad para reponernos de un accidente tan común como puede ser ese, una caída.

Fue esa caída la que hizo que me diera cuenta de que, en nuestra vida, en nuestras relaciones personales, cuando alguien deja de estar a nuestro lado, ya sea pareja, amigo, conocido, etc., tenemos la sensación de que nos va a costar seguir adelante y que el recuerdo de esa persona nos va a condicionar y dejar un vacío que será mas o menos difícil de llenar.

Sin embargo, si aplicamos la teoría de la caída, nos daremos cuenta de que no tiene por qué ser así. El dolor de la caída es pasajero, como lo es la contusión o herida posterior, pero siempre acaba sanando. Si nos ocupamos de ella desde un principio antes sanará y antes volveremos a ser nosotros, pero con más experiencia y sabiendo qué debemos evitar para que nos vuelva a ocurrir lo mismo o, si vuelve a suceder, curarnos mejor y en menos tiempo.

Nadie es tan importante como tú.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Las ganas de verte

Tengo ganas de verte, de saber cómo estás, de comprobar que realmente eres feliz y, sino es así, me quedaré a tu lado igualmente para charlar, para estar sin más porque no necesito que me cuentas nada si no quieres.

Todo tiene su tiempo.

Tengo ganas de verte porque una llamada alegra, pero no es lo mismo el ver cómo te acercas y abrazarte con todo el cariño que te tengo. No es lo miso hablar que hablar y verte a los ojos mientras tomamos algo y nos reímos, lloramos o, simplemente, estamos en silencio uno minutos.

Tengo ganas de verte porque para mí tú eres importante, aunque haya pasado mucho tiempo o la distancia no haga posible el poder estar juntos.

Tengo ganas de verte porque eres una parte de mi vida, ya sea como amistad, como pareja o como lo que a mí me dé la gana.

Tengo ganas de verte porque es importante cuidar los lazos que nos unen a otras personas, demostrar con hechos, no sólo palabras, que forman parte de nuestro mundo personal e íntimo.

Tengo ganas de verte porque nos retroalimentamos de algo que nadie más que nosotros puede entender.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música:

Publicado en Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

El roce

Las personas somos seres sociales y necesitamos el el roce, el contacto físico de otros, en mayo o menor intensidad. Y ese contacto, si nos vendaran los ojos y no supiéramos quién lo hace, no se diferenciaría en el color de la piel, el sexo, la altura, etc. La única diferencia vendría de quién roza y cómo lo hace, de la intensidad del contacto o la intención del mismo.

Cuando uno roza expresa con ese gesto su estado de ánimo, lo que desea y quiere, lo que le importa la otra persona o no.

Por eso, cada contacto, cada roce, cuenta una historia vital y personal y es necesario conocerla sin miedo a que nos haga daño o nos convierta en la persona más feliz del mundo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: The Shimmering Sea

El método Estanislao

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La estrella

Cada noche despejada, el brillo de cada una de las estrellas inunda el firmamento, siendo conscientes de que ese mismo brillo, quizás, sea el de una que ya no exista y puede que, si nuestro planeta desaparece, siga llegando su luz.

Hay personas que son así en nuestra vida: brillan con luz propia y son parte de nuestra vida hasta que nuestro camino vital finaliza. Nos acompañan, aunque ya yo estén a nuestro lado. Son ese tipo de vidas que son importantes para nosotros, que nos marcan y que, de algún modo, nos descubren partes de nosotros mismo, nos ayudan a crecer, influyen en quiénes somos, en lo que podemos llegar a ser y nos acompañan, ya sea en persona o en ausencia, pero están.

Yo he tenido varias a lo largo de mi vida y tengo nuevas ahora mismo, construyendo con ellas mi propio universo personal, con sus galaxias y constelaciones.

Por eso, cada vez que veo el cielo estrellado sonrío y doy gracias por el brillo de cada una de las estrellas y de mis estrellas.

¿Cuáles son las tuyas?

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

© El Método Estanislao

Música: Positive Energy Relaxation Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Cruces

Hay un momento en tu vida en el que las cruces van apareciendo más a menudo de lo que uno desearía y lo peor es que son de personas más o menos cercanas, más o menos importantes para ti. Es en esos momentos en los que somos conscientes de nuestra propia vulnerabilidad y que, como ocurrirá antes o después, una de esas cruces será la de uno mismo.

Cada piel es única y cada centímetro de ella acumula pequeñas cicatrices, emociones, deseos, todo aquello que aprendimos, lo que hemos deseado olvidar y no se va nunca, cada beso dado, todo el amor volcado en otro cuerpo y en otras pieles, lo dado y lo recibido…

Todas nuestras experiencias vitales se acumulan a través del tiempo en nuestro camino vital, a través del cual, desde que nacemos, creamos lazos con todo tipo de personas, emociones, deseos, ideales, culturas, conocimiento, espacios, momentos de todo tipo, etc.

Hay muchas maneras de entender esta imagen de las cruces. Para mí es la de la certeza de que nuestro camino tiene un comienzo y un final y lo importante es lo que hacemos desde que lo iniciamos hasta que lo terminamos, con sus errores, fracasos, éxitos, aciertos… Todo es parte de uno porque todo nos hace ser quienes somos ahora, en este momento y nos da herramientas para avanzar hacia ese futuro o final más o menos cercano.

Mi camino no sé como será de largo, de fácil o complicado, de hermoso o abrupto, de delicado o con pequeñas durezas. No me importa. Lo que tengo claro es que no tengo miedo a terminar de recorrerlo; ya no.

No lo tengas tú nunca.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Relax Night and Day – Beautiful Nature & Sounds

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Carencias

Todos y cada uno de nosotros tenemos carencias, que pueden ser de muy diferente índole. Aunque, en realidad, puede que no sea así.

Vivimos en un momento en el que tenemos de todo, podemos acceder a cualquier cosa que deseemos o casi. Sin embargo, no somos felices porque cuando conseguimos tener algo más, acceder a un escalón superior, ya estamos pensando en lo siguiente, en aquello que tienen otros y nosotros no y así una vez tras otra.

Buscamos, conseguimos y volvemos a buscar de manera constante sin detenernos de verdad a pensar que es lo importante en nuestra vida y en nuestro camino vital.

Por eso, pararse y profundizar en nosotros mismos, siendo conscientes de qué es realmente lo que tenemos y cómo es de importante en nuestro presente, nuestra vida y camino, debe ser una prioridad. Una vez que damos este paso, podremos saber y tener más claro qué es realmente necesario para nosotros y, así, dar los pasos concretos y firmes para alcanzarlo.

Todo lo logrado en nuestra vida, sea personal, material, laboral, sentimental, etc., debe ser importante para nosotros, deber responder a aquello que nos hará mejor como personas y que sea algo positivo en nuestro camino, debe sustituir esas carencias por vivencias que nos hagan crecer por dentro y por fuera.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Mike Martínez

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

El payaso

El payaso es un artista de circo que, a través de lo que hace, dice y gesticula, busca que el público que lo observa se ría, sonría. Lo que lo hace especial es que todo el trabajo realizado por esta persona ha sido meticulosamente estudiado, trabajado y ensayado de una manera muy seria para que el resultado sea el de provocar la risa.

Cuando en nuestro entorno vemos que hay una persona que se comporta como un payaso, seguramente debemos preguntarnos no lo ridículo de su actitud sino si esa manera de comportarse se debe a si algo le está afectando, si está pasando por algún tipo de problema personal o, quizás, está buscando algo de atención por algo que le suceda o sienta. Al margen de esto queda cualquier tipo de problema médico, algo que tiene que ser atendido por profesionales.

En muchas ocasiones debemos estar atentos a ciertas señales. Una persona no es feliz las veinticuatro horas del día. Por eso es importante, si realmente queremos hacer de este un mundo mejor, debemos atrevernos a romper ciertas distancias y preguntar si una persona realmente está bien o no, si necesita hablar, tener compañía o solamente saber que tú estás dispuesto a escucharle si necesita hablar.

Uno solo que lo haga de corazón, sin esperar nada a cambio, sí puede cambiar el mundo y hacer, de este, un lugar mejor y más positivo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Deeper Heaven Music

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Experiencia, Fuerza interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Cables

Los cables unen, conectan, alimentan con energía, crean conexiones virtuales entre las personas con una falsa sensación de cercanía, de estar presentes en cada momento de nuestra vida.

Hemos creado una realidad paralela que creemos tangible, inamovible, cierta y sin fisuras, en la que nosotros mismos nos mostramos como otra realidad que nada tiene de real.

Al final, dejamos de ser quienes somos para ser aquello que deseamos nos gustaría ser.

Cuando todo lo virtual cae, ya sea por problemas técnicos u otro fallo, todo lo paralelo, todo lo creado se derrumba y sólo quedamos nosotros mismos frente a un espejo, sin máscaras, sin artificios, analógicos, reales.

Volvemos a ser quienes fuimos cuando levantamos la mirada de las pantallas, salimos a la calle y observamos la realidad de aquello que creíamos desaparecido.

Un abrazo de verdad, una sonrisa, el tacto sincero, puede cambiarnos la vida.

Busquemos lo mejor y lo más positivo en nuestra vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Música: Live your Dreams

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Derradeiro

Hay palabras exclusivas de un idioma que no existe en otros y que tienen un significado que indica o expresa perfectamente aquello que queremos decir, sin más. Un ejemplo de ello es la palabra gallega morriña que, por mucho que se quiera definir, al final sólo los que somos gallegos comprendemos lo profundo de la palabra, aunque algunos la asocien directamente a “melancolía“. No, es mucho más.

Para mí hay una palabra que, cuando la pronuncias, sabes que hay un antes y un después de ella, hay un final definitivo y lo que siga nada tendrá que ver con lo anterior; el final de una serie de algo que no volverá a ser; un punto y final, que puede ser personal, vital, social, laboral, etc., según la situación en que la usemos.

Esa palabra de mi idioma materno, el gallego, lo expresa todo con cuatro sílabas: derradeiro

Cuando la usas es porque cerrarás un círculo de tu vida para siempre o la misma vida de tu camino.

Cuando yo ya no exista en este mundo y exhale mi derradeiro alento —último aliento— sé que mi corazón no seguirá latiendo.

Por eso, sólo espero que mi camino sea el mejor que haya recorrido y que todo lo positivo que haya podido compartir y haya recibido sirva para hacer, de este, un mundo mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: VaFeltre Tours

Publicado en belleza, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cápsula del tiempo

Una cápsula del tiempo es un recipiente hermético, sin un tamaño concreto, aunque los haya, en el que se introducen objetos recuerdos, etc…. de la época y se guardan para que la generación o generaciones posteriores, al abrirla, conozcan aquello que era lo cotidiano, lo normal, noticias y hechos ocurridos en ese momento.

Cada uno de nosotros somos una cápsula del tiempo, en la que guardamos momentos relacionados con cada etapa de nuestra vida, experiencias únicas, todo aquello que para nosotros es importante y, sobre todo, relaciones con personas, ya sean cercanas o no.

A diferencia de una cápsula del tiempo física, nosotros somos los que decidimos abrir la nuestra y escogemos qué mostrar y a quién.

Todo aquello que no enseñemos o mostremos desaparecerá con nosotros cuando dejemos de existir.

Somos lo que somos por lo que vivamos, por las decisiones que tomemos, por aquello que digamos o callemos, por quienes seamos al relacionarnos con los demás, por quién o qué amemos odiemos, por lo que disfrutemos… por cada paso dado en nuestro camino vital.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

El método Estanislao