Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La distancia

La distancia es un concepto relativo. Un espacio físico o emocional entre dos puntos, ideas, sentimientos o emociones. Por eso es algo que, realmente, no es cuantificable.

Lo que para mí puede ser una distancia insalvable, para otra persona puede ser lo contrario y viceversa. Hay momentos en que la distancia no significa gran cosa y lo único que hay que hacer es dar el primer paso o descolgar un teléfono y marcar un número. Pero también podemos estar a tres milímetros de una persona y descubrir que está tan alejada de nosotros que no merece la pena acercarse un milímetro más.

Aun así, soy de los que piensa que, en muchas ocasiones, hay demasiada distancia entre las personas y eso nos hace una sociedad fría.

Quizá, si recortáramos esos espacios de una manera sincera y abierta, podríamos entendernos y conocernos mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música: Little Soul

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Las ganas de verte

Tengo ganas de verte, de saber cómo estás, de comprobar que realmente eres feliz y, sino es así, me quedaré a tu lado igualmente para charlar, para estar sin más porque no necesito que me cuentas nada si no quieres.

Todo tiene su tiempo.

Tengo ganas de verte porque una llamada alegra, pero no es lo mismo el ver cómo te acercas y abrazarte con todo el cariño que te tengo. No es lo miso hablar que hablar y verte a los ojos mientras tomamos algo y nos reímos, lloramos o, simplemente, estamos en silencio uno minutos.

Tengo ganas de verte porque para mí tú eres importante, aunque haya pasado mucho tiempo o la distancia no haga posible el poder estar juntos.

Tengo ganas de verte porque eres una parte de mi vida, ya sea como amistad, como pareja o como lo que a mí me dé la gana.

Tengo ganas de verte porque es importante cuidar los lazos que nos unen a otras personas, demostrar con hechos, no sólo palabras, que forman parte de nuestro mundo personal e íntimo.

Tengo ganas de verte porque nos retroalimentamos de algo que nadie más que nosotros puede entender.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El Método Estanislao

Música:

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La carga emocional

Ninguno de nosotros es igual a otra persona. Cada uno tiene un camino vital diferente en el que las vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos, lo dicho y hecho son únicos e intransferibles.

Todo ello, en su conjunto, lo bueno y lo menos bueno de todo lo que llevemos recorrido, queda metido en una especie de mochila, que nos produce una carga emocional más o menos pesada.

Esta carga emocional puede ser positiva o negativa. Cada uno tiene que escoger de qué porcentaje de cada una de ellas puede desprenderse o no. Lo que está claro es que no podemos cargar con todo, así que yo propongo desprenderse de casi todo lo negativo y digo “casi” porque debemos dejar algo para tenerlo de referencia a la hora de no hacer o decir algo, ya que conocemos las consecuencias de ello.

Pero de los momentos felices también debemos escoger entre aquellos que realmente nos han llenado, desde el punto de vista esencial, y los que son recuerdos sin más transcendencia que lo vivido. No desprenderse de estos crea una especie de dependencia, nos hace creer que no podemos ser infelices y que todo en la vida ha de ser felicidad y alegría.

La vida, nuestro camino, son momentos de felicidad y de tristeza; de avanzar, detenerse o elegir otra opción; de entregarse o desprenderse; de intentar vivir nuestra vida con plenitud o no hacer nada. Todo lo escrito y dicho anteriormente tiene consecuencias.

Yo elegí intentar vivir con plenitud. ¿Y tú?

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El Método Estanislao

Música: The sould of wind

Publicado en Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

El roce

Las personas somos seres sociales y necesitamos el el roce, el contacto físico de otros, en mayo o menor intensidad. Y ese contacto, si nos vendaran los ojos y no supiéramos quién lo hace, no se diferenciaría en el color de la piel, el sexo, la altura, etc. La única diferencia vendría de quién roza y cómo lo hace, de la intensidad del contacto o la intención del mismo.

Cuando uno roza expresa con ese gesto su estado de ánimo, lo que desea y quiere, lo que le importa la otra persona o no.

Por eso, cada contacto, cada roce, cuenta una historia vital y personal y es necesario conocerla sin miedo a que nos haga daño o nos convierta en la persona más feliz del mundo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: The Shimmering Sea

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Experiencia, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Cruces

Hay un momento en tu vida en el que las cruces van apareciendo más a menudo de lo que uno desearía y lo peor es que son de personas más o menos cercanas, más o menos importantes para ti. Es en esos momentos en los que somos conscientes de nuestra propia vulnerabilidad y que, como ocurrirá antes o después, una de esas cruces será la de uno mismo.

Cada piel es única y cada centímetro de ella acumula pequeñas cicatrices, emociones, deseos, todo aquello que aprendimos, lo que hemos deseado olvidar y no se va nunca, cada beso dado, todo el amor volcado en otro cuerpo y en otras pieles, lo dado y lo recibido…

Todas nuestras experiencias vitales se acumulan a través del tiempo en nuestro camino vital, a través del cual, desde que nacemos, creamos lazos con todo tipo de personas, emociones, deseos, ideales, culturas, conocimiento, espacios, momentos de todo tipo, etc.

Hay muchas maneras de entender esta imagen de las cruces. Para mí es la de la certeza de que nuestro camino tiene un comienzo y un final y lo importante es lo que hacemos desde que lo iniciamos hasta que lo terminamos, con sus errores, fracasos, éxitos, aciertos… Todo es parte de uno porque todo nos hace ser quienes somos ahora, en este momento y nos da herramientas para avanzar hacia ese futuro o final más o menos cercano.

Mi camino no sé como será de largo, de fácil o complicado, de hermoso o abrupto, de delicado o con pequeñas durezas. No me importa. Lo que tengo claro es que no tengo miedo a terminar de recorrerlo; ya no.

No lo tengas tú nunca.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Relax Night and Day – Beautiful Nature & Sounds

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Fuerza interior, Sentimientos, Transformación

La lámpara de la mesilla de noche

Antes de acostarnos en la cama, la mayoría de nosotros tenemos la costumbre de encender la lámpara de la mesilla de noche y quedarnos unos minutos con ella encendida, ya sea para pensar, leer unas páginas de un libro o simplemente estar con ella así.

Lo hacemos porque ese pequeño punto de luz, durante el tiempo que permanece encendido, es nuestro universo personal, ahuyenta los demonios, los miedos, nos centra en aquello que haremos en ese tiempo que alargamos el momento de dormir, nos aísla de todo aquello que nos afecta durante el resto del día, nos ayuda a tomar decisiones en nuestro camino.

Por eso es tan importante tener un tiempo para nosotros, en los que nada pueda distraernos de aquello que necesitamos interiorizar, pensar, hablar con nosotros mismos o decidir.

Cada vez que la luz de la lámpara se encienda tiene que ser nuestro tiempo, nuestro pequeño mundo y el momento para parar, desconectar y pensar en lo mejor para nosotros y en aquello que nos aporte positividad en nuestra vida y camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Bossanova diletant

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

El payaso

El payaso es un artista de circo que, a través de lo que hace, dice y gesticula, busca que el público que lo observa se ría, sonría. Lo que lo hace especial es que todo el trabajo realizado por esta persona ha sido meticulosamente estudiado, trabajado y ensayado de una manera muy seria para que el resultado sea el de provocar la risa.

Cuando en nuestro entorno vemos que hay una persona que se comporta como un payaso, seguramente debemos preguntarnos no lo ridículo de su actitud sino si esa manera de comportarse se debe a si algo le está afectando, si está pasando por algún tipo de problema personal o, quizás, está buscando algo de atención por algo que le suceda o sienta. Al margen de esto queda cualquier tipo de problema médico, algo que tiene que ser atendido por profesionales.

En muchas ocasiones debemos estar atentos a ciertas señales. Una persona no es feliz las veinticuatro horas del día. Por eso es importante, si realmente queremos hacer de este un mundo mejor, debemos atrevernos a romper ciertas distancias y preguntar si una persona realmente está bien o no, si necesita hablar, tener compañía o solamente saber que tú estás dispuesto a escucharle si necesita hablar.

Uno solo que lo haga de corazón, sin esperar nada a cambio, sí puede cambiar el mundo y hacer, de este, un lugar mejor y más positivo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Deeper Heaven Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Derradeiro

Hay palabras exclusivas de un idioma que no existe en otros y que tienen un significado que indica o expresa perfectamente aquello que queremos decir, sin más. Un ejemplo de ello es la palabra gallega morriña que, por mucho que se quiera definir, al final sólo los que somos gallegos comprendemos lo profundo de la palabra, aunque algunos la asocien directamente a “melancolía“. No, es mucho más.

Para mí hay una palabra que, cuando la pronuncias, sabes que hay un antes y un después de ella, hay un final definitivo y lo que siga nada tendrá que ver con lo anterior; el final de una serie de algo que no volverá a ser; un punto y final, que puede ser personal, vital, social, laboral, etc., según la situación en que la usemos.

Esa palabra de mi idioma materno, el gallego, lo expresa todo con cuatro sílabas: derradeiro

Cuando la usas es porque cerrarás un círculo de tu vida para siempre o la misma vida de tu camino.

Cuando yo ya no exista en este mundo y exhale mi derradeiro alento —último aliento— sé que mi corazón no seguirá latiendo.

Por eso, sólo espero que mi camino sea el mejor que haya recorrido y que todo lo positivo que haya podido compartir y haya recibido sirva para hacer, de este, un mundo mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: VaFeltre Tours

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación

La espera

Cuando esperamos nos detenemos, paramos toda actividad, salvo la mental, para realizar una única acción: concentrar todos nuestros sentidos en aguardar la llegada, el aviso, la llamada u otro hecho que estemos esperando, de algo o alguien.

Toda nuestra atención va dirigida a ello y es precisamente la espera la que despierta en nuestro interior todo tipo de emociones y sentimientos: felicidad, ansiedad, miedo, decepción, ilusión, enfado, alegría…, tantas como infinitas emociones tenga el ser humano y personas haya sobre la tierra.

La espera tiene mucho de positivo porque hace que nos demos cuenta de si realmente queremos estar. Nos dice lo suficiente sobre qué o quién esperamos y, sobre todo, nos hace conocernos mejor, saber cuál es nuestra capacidad de aguante y hasta qué punto debemos hacer que el tiempo sea parte esencial de nuestra vida.

La espera, como todo en nuestra existencia, debe hacer de la misma algo positivo, que nos haga crecer en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Ambient Relax – Calm Music

Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

La taza

La taza es un continente en el que vertimos todo tipo de líquidos, aunque lo normal es llenarlos con aquellos que podamos beber y disfrutar, ya sea sólo agua, infusiones, tés, caldos y sopas y, también, las llamadas bebidas espirituosas, ya sean vinos o todo tipo de licores y combinados.

Una taza no sólo es una taza. Es algo que está presente en muchos de los momentos cotidianos e importante de nuestras vidas.

Una taza nos acompaña cuando tenemos una visita en casa, ya sea de la familia, amigos o conocidos. Pero también está cuando nos enamoramos, cuando terminamos una relación o cuando nos rompen el corazón. Está cuando trabajamos, comemos, cerca de la cama para beber en la madrugada… Es un regalo a un amigo y una de los primeros objetos que destrozamos cuando nos hacen daño.

Es un punto de apoyo cuando estamos tristes porque, cuando bebemos su contenido, frío o caliente, la rodeamos con nuestras manos. Es lo primero que tomamos cuando nos levantamos y buscamos cuando necesitamos relajarnos. También es uno de nuestros objetos preferidos, pero en el que menos pensamos o tenemos en cuenta.

Si tratáramos a nuestros semejantes con el cariño que le damos a una taza y le brindáramos la misma importancia, seguramente seríamos mejores, más positivos y nuestro camino vital estaría más lleno y completo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Música: Cafe Music BGM channel