Escuchar

En muchas ocasiones, escuchar es lo que diferencia el que te importe algo o alguien o no. Todos y cada uno de nosotros necesitamos, en algún momento, ser escuchados o escuchar.

La vida es un camino en el que nos encontramos con todo tipo de situaciones y personas diferentes, que nos hacen sentir distintas emociones, ya sean positivas, negativas o neutras y estas nos afectan de modos distintos según nuestra personalidad. A esto hay que añadirle que, al ser seres sociales, interactuamos con nuestros semejantes y es esa misma intercomunicación la que provoca otra serie de reacciones en nosotros mismos y en aquellos con quienes nos relacionamos.

Es por ello que, en ocasiones, necesitamos hablar y expresar con palabras aquello que nos afecta, nos gusta o no, etc., y esperamos que se nos escuche. De la misma manera, otras personas esperarán una reciprocidad en caso de necesitarlo ellos.

Escuchar es algo que el ser humano sabe hacer y ayuda mucho más de lo que creemos y de lo que pensamos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Reflektorfilm Szilágyi Márta

Anuncios

El bolígrafo (2ª parte)

El bolígrafo es un objeto que, en su descripción más sencilla, podemos reducirla a un depósito de tinta que, al final del mismo, tiene una pequeña bolita que sirve de dosificador del propio líquido y que nos facilita el escribir o dibujar, principalmente sobre papel.

El bolígrafo, por si mismo, no hace nada. Necesita de la mano del ser humano, que lo sostiene y, con la técnica adecuada y concreta de soporte entre los dedos, además de una presión determinada. Gracias a ello, la tinta fluye desde la bola del dosificador y esta se transforma, a través del movimiento de nuestra mano, en palabras, dibujos, etc.

La importancia del bolígrafo esta en que, a través de él, transmitimos información de todo tipo, imágenes dibujos, emociones, etc.

Cada uno de nosotros escribimos nuestro propio camino, nuestra vida y podemos compartir esa experiencia a otros. ¿Por qué no hacerlo de la mejor manera posible?

Deja escrito siempre lo mejor de ti, con lo bueno y lo menos bueno.

Abrazos positivos.

Música: Meditative Mind

Perros y gatos

Perros y gatos son animales a los que los humanos estamos muy apegados. La diferencia entre ellos, además de la evidente, está en su forma de relacionarse con nosotros. Los perros son animales sociales y, en cuanto se sienten queridos, aceptados por una persona, lo dan todo por ella, se produce una especie de apego que no tiene nada que ver con la alimentación necesaria para la supervivencia.

Los gatos son animales sociales también. Sin embargo, a diferencia de los perros, los gatos buscan un espacio propio y alejado, aunque luego busquen la relación felino-persona. Son animales más independientes y, al mismo tiempo, que gustan del contacto con nosotros, quizá sabedores de su “poder de seducción”.

Nosotros buscamos eso en otras personas. Queremos mantener nuestro espacio, una mayor o menor independencia, pero manteniendo al mismo tiempo una necesidad de socializar y encontrar esa persona que nos complemente, o vivir nuestra vida con compañeros o compañeras de viaje que pueden quedarse o no.

Todos y cada uno de nosotros tenemos un perro y un gato en nuestro interior.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musicoterapia

Sinceridad

No soy guapo, ni la mejor persona del mundo, ni la más social y soy celoso de mi intimidad.

En ocasiones me despisto, sudo cuando hago ejercicio, me mancho algunas veces cuando como y puede que me olvide de alguna fecha especial o importante para ti.

Reconozco que puede que no te cuente todo y que algunas veces omito decirte algo, pero nunca te he mentido.

Hay amigos y familiares de tu entorno que no trago, que me caen como una patada y no me gusta estar con ellos, pero lo hago porque para ti es importante y jamás te pediría que no estuvieras con ellos ni que dejaras de ser tu misma.

Pero con  todos mis defectos, te quiero porque sé quien eres, porque sé que eres quien deseo que esté a mi lado, porque me completas y porque, con lo que no quiero y no soy y lo que tú no eres y no quieres, llegamos a acuerdos para estar juntos y porque nos queremos de verdad.

Sinceridad.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Greenred Productions – Relaxing Music

Vibraciones

Vibraciones hay a nuestro alrededor siempre, ya sea en forma de música, de palabras o de sensaciones en la piel cuando socializamos, cuando queremos, cuando algo nos afecta, de manera negativa o positiva.

Las vibraciones nos avisan de forma sutil, aunque no nos demos cuenta, de lo bueno o de aquello que nos puede perjudicar. En ocasiones sólo tenemos que concentrarnos, leer entre líneas o pensar en lo que sucede, lo que nos dicen o lo que vemos para entenderlo.

Todos y cada uno de nosotros sentimos y notamos las vibraciones nos llegan. Sólo tenemos que pararnos a comprenderlas y buscar aquellas que nos hacen estar y sentir mejor.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Relax Music

Las cortinas

Las cortinas ocultan, hacen que la luz disminuya dentro de un espacio, tapan y evitan que podamos ver aquello que hay detrás de ellas sin importar el qué. Lo que tenemos claro es que no sabemos qué ocultan hasta que las descorremos.

Pero las cortinas, también, al elevarse, nos descubren espacios únicos de representación de los sueños, de las ideas, de conceptos, de mil y una historias reales, imaginarias o fantásticas. Son una ventana a soñar durante un breve periodo de tiempo, a ser parte de un espectáculo que busca rascar un poco de nuestro corazón.

En ocasiones, las cortinas son algo más que un trozo de tela colgada y buscan ser una parte más del ser humano; a veces la peor y, muchas más, la mejor.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Relaxing Hang Drum Music, Curación Espiritual

El frío

El frío es algo físico, una sensación tangible y también un sentimiento que se produce como reacción a una experiencia negativa, da igual del tipo que sea. Lo deseable es que no ocurra nada, pero en muchas ocasiones ese frío se queda y es muy difícil que nos abandone. Es por ello que, cada uno de nosotros tiene que poder reaccionar cuando lo siente y lo nota.

Si es en nosotros, busquemos a aquellas personas con las que podamos hablar y expongámosles lo que nos ocurre de una manera clara y sincera y, sobre todo, sin pensar que van a resolver la situación. Ellos podrán escucharnos, hablarnos y hacernos ver las posibles salidas para que ese frío vaya desapareciendo, pero nada más. No nos aprovechemos del dolor.

Si es en otra persona, de una manera activa hacer que esta sepa que estamos a su lado y que podemos ayudar si lo necesita, dando el espacio suficiente para que lo haga. Ayudemos, pero sin intentar imponer o pensar que somos mejores personas por ello. El frío, cada uno, lo siente de manera diferente. Sé ese calor que necesita, pero sin quemar.

Abrazos positivos.

© metodo estanislao

Música: Musicoterapia – Español

La Queimada

La queimada es una bebida gallega que tiene algo muy especial porque, a diferencia de otras, se toma y se prepara en grupo para celebrar un encuentro. No se puede entender el disfrutarla si no es entre amigos, familia… Es decir, entre personas que desean estar juntas, no para beber, que también, sino para compartir.

Olvidémonos de deconstrucciones y extravagancias culinarias y centrémonos en lo original, en el origen. Frente a una vasija ancha, honda y baja de barro, de cuyo borde cuelgan un número variable de tazas de barro, se llena ésta de la cantidad deseada de aguardiente blanca, a la que se le añade azúcar, café en granos, no muchos, un puñadito, y la corteza de un limón, sin más. Tomamos una cucharada del aguardiente y le prendemos fuego. Llevamos la cuchara a la superficie de la vasija de barro y se prende el resto del aguardiente.

Empieza la magia. Una llama amarilla, fuerte, lo envuelve todo. En ese momento tomamos el cucharón de barro y apagamos cualquier luz artificial, por eso es importante que esta bebida se prepare de noche, en la hora que denominamos “meiga”. Todo queda a oscuras. Después de un tiempo de revolver, leído o no el conjuro, la llama varía el color, cambiando al color azul, azul mágico. Ese momento es único porque todo queda en silencio y sólo hay miradas al fuego azul. Cuando ese azul lo ocupa todo, con un simple soplido se apagará.

El silencio se corta al servir en las tazas esta bebida. Ese momento es especial. Esa energía, esa unión, ese encuentro, se transmite en cada sorbo, cada mirada, cada gesto y sonido de gusto por esta bebida.

La magia sigue y el estar juntos gusta muchísimo más.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Greenred Productions – Relaxing Music

Sentir

No somos perfectos, no somos muchas veces racionales, ni siquiera estamos seguros de nosotros mismos y de nuestro potencial. Lo que sí nos iguala a todos es nuestra capacidad de sentir, ya sea a través de los cinco sentidos o, quizás más importante, a través de nuestra parte más emocional. Cuando sentimos no podemos utilizar la racionalidad, salvo cuando somos conscientes de nosotros mismos.

Muchos pensarán  que hay quien tiene malos pensamientos, sentimientos. Es cierto, pero el ser humano es así de contradictorio, de hermoso y horrible al mismo tiempo. No creo que el ser humano sea malo por naturaleza. Ni siquiera puedo entender como dos personas criadas igual pueden convertirse en dos vidas completamente opuestas. Supongo que, al final, cada uno es libre de escoger su camino.

Yo creo en lo mejor del ser humano, en lo positivo de su belleza exterior y, sobre todo, la belleza interior. Jamás temas convertirte en lo mejor que puedas ser y comparte lo positivo de ti a los demás. Este mundo necesita buenos sentimientos.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Live your Dreams

Las caricias

Te acaricio porque me gusta el contacto contigo, porque somos amigos  y es un gesto de cariño, porque hace tiempo que no nos vemos y es mi forma decirte que te extraño, porque es la forma de que entiendas que te cuido y me importas, porque la distancia separa pero no aleja, porque cuando te veo necesito expresar que me alegra verte.

Te acaricio porque las caricias son mi forma de comunicarme contigo a través de un código que sólo tu y yo conocemos, porque tampoco estamos demasiado tiempo en este mundo para no expresar que te quiero, porque eres importante en mi vida, porque cada día pienso en ti un poco, porque estás presente, porque no hay que programarlo todo, porque no me importa lo que otros puedan pensar cuando lo hago.

Las caricias se dan o no, si más. Quieres ofrecerlas o no, sin más.

Caricias virtuales a todos aquellos a los que quiero y que me importan, que son parte de mi vida, que considero mi familia  y que alimentan mi alma con su positividad y su amor mutuo.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Energías Sutiles