Publicado en decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sin categoría, Vivencias

El Peaje

El peaje te permite el acceso a algo a cambio de cantidad de dinero. No es algo nuevo, sino que ha estado presente a lo largo de los siglos en nuestra historia.

Pero el peaje, de otro modo, es algo que utilizamos en nuestras relaciones personales, ya sean más o menos íntimas, más o menos cercanas, más o menos cotidianas.

En la mayoría de las ocasiones lo hacemos de manera inconsciente. Esos peajes son acuerdos que finalizan con un sí o un no. Éste último, el no, se renegocia hasta que surge un nuevo sí, distinto, pero un sí, a menos que sea una negativa definitiva.

En la vida, todos y cada uno de nosotros “pagaremos” peajes, pero somos nosotros quienes decidimos cuáles pagar, cuándo y, sobre todo, escogemos aquellos que hacen crecer positivamente nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Cafe Music BGM channel

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Sin categoría, Transformación, Vivencias

El cambio de marchas

Este mecanismo, el cambio de marchas, hace que el motor, al acelerar o disminuir la velocidad, trabaje con mayor o menor esfuerzo.

Lo que tenemos que tener en cuenta, a la hora de cambiar de marcha, es fijarnos en el firme de la carretera por la que vayamos, ya sea una cuesta o una curva, en el límite de velocidad y la seguridad misma de la vía por la que circulamos.

En nuestra vida hacemos lo mismo. En función de con quién nos relacionamos y lo que hacemos, da igual la forma, aceleramos o frenamos según veamos la situación.

Si sólo frenamos, acabaremos por no avanzar nunca. Si sólo aceleramos, podemos quemar el motor. Por eso es bueno ir adecuando la velocidad según cada situación, si es necesario o no. Conducir no es sólo pisar el acelerador o el freno, es acompañar cada momento de la conducción con la marcha adecuada y, así, disfrutaremos del viaje con quien queramos hacerlo , donde queramos y tan lejos o cerca como deseemos.

Ha de tu vida una gran experiencia, un gran viaje, pero a la velocidad que necesites en cada momento.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillan.

Música: Music for body and spirit

Método Estanislao

Publicado en Sin categoría

El árbol

Cuando vemos un árbol nos fijamos en el grosor del tronco, en las irregularidades de la corteza y las ligeras inclinaciones de su circunferencia. A medida que vamos ascendiendo, observamos como ese tronco va estrechándose, algo que se va ocultando con la aparición de las ramas, que se van expandiendo horizontalmente o ligeramente hacia abajo y descubrimos las hojas o los pequeños brotes que las van cubriendo.

Las ramas aparecen frente a nosotros a medida que el árbol asciende y sus hojas lo cubren como si fuera un traje o un vestido a medida, ya sea en tonos verdes de la primavera, de marrones y rojizos en el otoño para o, finalmente, desaparecer por completo en el invierno. Casi como una representación de la vida en tan solo cuatro estaciones.

Pero cometemos un error si sólo vemos la belleza en el exterior. Bajo tierra, para que toda esa belleza pueda aparecer ante nuestros ojos, hay un red intrincada de raíces, que siempre está oculta, que crece hacia abajo o en horizontal como las ramas, que absorbe el agua y los nutrientes necesarios del suelo para que un árbol se muestre como es, con toda su plenitud primaveral o su desnudez invernal. Sin raíces no existiría ni el árbol ni su belleza.

El ser humano es igual. De la misma forma que podemos admirar la belleza de otra persona, debemos ver mas allá de lo exterior y conocer sus raíces, su interior y, de ese modo, conoceremos la complejidad y la totalidad de lo que conforma su personalidad, la persona misma. Quizá nos asusta hacerlo porque no queremos implicarnos con otro ser humano y nos centramos sólo en lo inmediato o lo pasajero, pero en algún momento tendremos que enfrentarlo.

Busca lo mejor del ser humano, pero también atrévete a descubrirlo.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Buddha’s Lounge

Publicado en Conexión, Relaciones personales, Sentimientos, Sin categoría

Sinceridad

No soy guapo, ni la mejor persona del mundo, ni la más social y soy celoso de mi intimidad.

En ocasiones me despisto, sudo cuando hago ejercicio, me mancho algunas veces cuando como y puede que me olvide de alguna fecha especial o importante para ti.

Reconozco que puede que no te cuente todo y que algunas veces omito decirte algo, pero nunca te he mentido.

Hay amigos y familiares de tu entorno que no trago, que me caen como una patada y no me gusta estar con ellos, pero lo hago porque para ti es importante y jamás te pediría que no estuvieras con ellos ni que dejaras de ser tu misma.

Pero con  todos mis defectos, te quiero porque sé quien eres, porque sé que eres quien deseo que esté a mi lado, porque me completas y porque, con lo que no quiero y no soy y lo que tú no eres y no quieres, llegamos a acuerdos para estar juntos y porque nos queremos de verdad.

Sinceridad.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Greenred Productions – Relaxing Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Sin categoría, Transformación

Beber

Beber agua… ¿para qué? Por que  el cuerpo lo necesita, porque somos agua, porque es alimento, porque nos refresca, porque si no lo hiciéramos moriríamos, porque es lo único que nos sacia y nos hace cambiar la sensación de nuestra realidad cuando la tomamos. Porque beber es necesario para nosotros y no distingue razas, credo, edad, sexo…, nada.

De la misma forma que bebemos agua para no tener sed, bebamos positividad en este nuevo año para que nuestra energía no sea menos. Busca esas personas que aportan,  a las que te una lo bueno y rompe lazos con aquellas que sólo busquen absorber lo mejor de ti y solo aporten negatividad.

Da lo bueno y recibe lo bueno.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Cassio Toledo

Publicado en belleza, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Experiencia, Sin categoría

La hoja

La belleza está también en los momentos menos emocionantes, incluso tristes. En la naturaleza, con la llegada del otoño, observamos el cambio de color en las hojas de los árboles de hoja caduca. De los tonos verdes pasamos, en un breve período, a una paleta de marrones que terminan con la caída de estas.

Las ramas van quedando desnudas, hasta que en el árbol parece desaparecer todo vestigio de vida. Las hojas caen como en una danza y se desploman suaves bajo la ya invisible copa del árbol. Y ahí también hay belleza porque, si esperas y miras cada día, descubrirás que esas hojas, al descomponerse, forman nutrientes para alimentar a otras plantas y al propio árbol del que se han desprendido y, al llegar la primavera, nueva vida emergerá en forma de nuevos brotes de flores y hojas.

De la tristeza de la caída, de la muerte, nace una nueva vida. Marchar no es desparecer. Nuestra energía se transforma en algo mejor, seguro.

Abrazos positivos.

© metodo estanislao

Música: Una vida plena

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sin categoría, Transformación, Vivencias

Yo no soy tú ni tú eres yo

Yo no soy tú ni tú eres yo y ese es el punto más importante del que comenzar una relación. Para conocer a una persona hay que partir de la diferencia entre ambos. En cuanto somos consciente esto podemos cambiar el punto de vista y aceptar al otro cómo es, lo cual no implica que empate con nosotros.

Puedes ser hombre, mujer, alto, bajo, rubio, moreno, de ojos rasgados, caderas anchas, pies planos, etc. La diferencia está en cómo nos relacionamos con los demás, en cómo es nuestro mundo interior y cómo lo proyectamos a los demás. Las  relaciones entre cada uno de nosotros, ya sean de amistad, sentimentales, laborales, sociales, familiares, etc., tienen importancia en cuanto dependen de nuestra capacidad para ser empáticos con los demás y mostrarnos cómo somos de una forma sincera, con ciertos límites según la relación.

En la diferencia hay belleza y, sobre todo, mucho que descubrir para bien.

Abrazos positivos.

© metodo estanislao

Música: Live your Dreams

Publicado en Sin categoría

El caramelo

El caramelo es un dulce, más o menos duro, que, a medida que lo vamos chupando, va soltando sabor y se va, poco a poco, deshaciendo en nuestra boca hasta desaparecer. Existen muchos y variados tipos de caramelo, con múltiples sabores, mezclas exóticas, texturas, formas y tamaños. Podemos tomarlos en cualquier momento y durante todo el año y, además, es muy asequible a cualquier bolsillo.

Lo que realmente hace al caramelo ser tan apetecible no es lo que he escrito en el párrafo anterior. No, lo que hace a un caramelo ser lo que es, es el espacio de tiempo en el que lo saboreamos y no pensamos en nada más que en disfrutar del sabor, en el momento. En muchas ocasiones, nos hace recordar un instante en nuestra vida, a alguien o simplemente despierta una sensación en nosotros mismos.

Ten momentos para ti, para saborear tu vida, para pararte a degustarla, probarla, disfrutarla, porque, como los caramelos, tenemos breves momentos de felicidad y esos hay que vivirlos con intensidad antes de que terminen. y… ¿por qué no? Si lo deseas, puedes compartirlos con quien desees.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Sin categoría

Ritmo cardíaco

El ritmo cardíaco es una danza que tiene un inicio y un fin. Es vital para el ser humano y, a medida que pasa el tiempo, evoluciona. Es enérgico, fuerte, suave, tranquilo, pero siempre rítmico y personal, único.

Cada uno de nosotros tenemos la capacidad de influir en él según decidamos cómo queremos vivir nuestra vida. Vive con ritmo, buscando lo mejor de él, siendo feliz y encuentra a aquellos que te aporten sólo momentos buenos.

Vive con ritmo y comparte esa energía. Cambiarás tu vida y la vida de otros. Vive con ritmo, encuentra ritmo en otros y establece esa comunicación no verbal que una vuestros ritmos.

Siempre energía positiva.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Meditation & Relaxation – Music channel

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Sin categoría, Transformación, Vivencias

Bucear

Uno no bucea porque le apetezca. Lo hace porque le gusta y ama el mar. se necesita aprender una serie de técnicas, manejar el equipo de buceo, ya sea la máscara, botellas, etc., y también a respirar. Es decir, tenemos que adaptarnos a un medio del que procedemos pero que desconocemos y en el que no podríamos sobrevivir: el mar, el agua. gracias a la técnica y el equipo que llegamos podemos conocer un mundo nuevo, hermoso, único… Solamente podemos conocerlo zambulléndonos en ese elemento.

La vida, la realidad, el día a día, es un espacio-tiempo al que tenemos que adaptarnos, aprender a desplazarnos , ver en él y utilizar las técnicas aprendidas, aquello que está a nuestro alcance, para descubrir lo que hay a nuestro alrededor. Hay mucho e infinito que aprender cada día, infinitas novedades. Bucea en lo que quieras y comparte lo mejor de ello con los demás.

Abrazos infinitos.

© Metodo Estanislao

Música: The Spirit of Orchestral Music