Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

Derradeiro

Hay palabras exclusivas de un idioma que no existe en otros y que tienen un significado que indica o expresa perfectamente aquello que queremos decir, sin más. Un ejemplo de ello es la palabra gallega morriña que, por mucho que se quiera definir, al final sólo los que somos gallegos comprendemos lo profundo de la palabra, aunque algunos la asocien directamente a “melancolía“. No, es mucho más.

Para mí hay una palabra que, cuando la pronuncias, sabes que hay un antes y un después de ella, hay un final definitivo y lo que siga nada tendrá que ver con lo anterior; el final de una serie de algo que no volverá a ser; un punto y final, que puede ser personal, vital, social, laboral, etc., según la situación en que la usemos.

Esa palabra de mi idioma materno, el gallego, lo expresa todo con cuatro sílabas: derradeiro

Cuando la usas es porque cerrarás un círculo de tu vida para siempre o la misma vida de tu camino.

Cuando yo ya no exista en este mundo y exhale mi derradeiro alento —último aliento— sé que mi corazón no seguirá latiendo.

Por eso, sólo espero que mi camino sea el mejor que haya recorrido y que todo lo positivo que haya podido compartir y haya recibido sirva para hacer, de este, un mundo mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: VaFeltre Tours

Publicado en belleza, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cápsula del tiempo

Una cápsula del tiempo es un recipiente hermético, sin un tamaño concreto, aunque los haya, en el que se introducen objetos recuerdos, etc…. de la época y se guardan para que la generación o generaciones posteriores, al abrirla, conozcan aquello que era lo cotidiano, lo normal, noticias y hechos ocurridos en ese momento.

Cada uno de nosotros somos una cápsula del tiempo, en la que guardamos momentos relacionados con cada etapa de nuestra vida, experiencias únicas, todo aquello que para nosotros es importante y, sobre todo, relaciones con personas, ya sean cercanas o no.

A diferencia de una cápsula del tiempo física, nosotros somos los que decidimos abrir la nuestra y escogemos qué mostrar y a quién.

Todo aquello que no enseñemos o mostremos desaparecerá con nosotros cuando dejemos de existir.

Somos lo que somos por lo que vivamos, por las decisiones que tomemos, por aquello que digamos o callemos, por quienes seamos al relacionarnos con los demás, por quién o qué amemos odiemos, por lo que disfrutemos… por cada paso dado en nuestro camino vital.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

La tela de araña

La araña teje su tela despacio, constante, sin pensar en el tiempo, conectando un punto con el siguiente creando su camino y, al mismo tiempo, una red para sus presas que, como un pegamento, las atrapa para convertirse en su comida.

Lo interesante de la tela de araña es que es algo que, salvo que estés delante de ella o se haya mojado, es casi imposible verla hasta que te envuelve.

Hay personas que son así. Van tejiendo una red invisible a nuestro alrededor para retenernos y no dejan que crezcamos en nuestro camino vital, buscan que evitemos el contacto con otras personas, que no seamos nosotros mismos sino un reflejo negativo de lo que no queremos ser.

Aléjate de esas personas porque su negatividad te anula. No detengas tu camino, salvo que tú, conscientemente, quieras pararte y buscar aquello que aporte positividad en tu vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Musicoterapia

El método Estanislao

Publicado en Crecimiento Interior, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Vivencias

Las llaves

Hay muchos tipos de llaves de diferentes tamaños, formas y surcos, pero si nos ceñimos a lo importante, todas tienen la misma función: hacer girar el mecanismo de la cerradura y, por extensión, abrir algo, ya sea una puerta, un acceso, etc.

Es decir, una llave da acceso a algo cerrado, oculto, prohibido, vetado, misterioso. Ese algo nos puede sorprender, aterrar, dar miedo, hacernos feliz, ricos, provocar el llanto, dejarnos indiferentes, descubrir un misterio.

Cada persona que se cruza en nuestro camino vital es, en principio, alguien que del que no sabemos nada y para conocerlo, descubrirlo, tenemos que encontrar la llave que se ajuste a su cerradura e ir girándola para abrir, poco a poco, su interior. Una vez abierta, debemos dejar que esa misma persona nos invita a entrar.

No hay una llave maestra para los seres humanos. Por eso no debemos no caer en el error de pensar que a todos aquellos que conocemos, y conozcamos, hay que acercarse de la misma manera.

Guarda bien tus llaves, pero úsalas mejor y de la manera correcta con quién decide entrar en tu vida, o a quien dejas hacerlo, a la vez que tú te acercas. Seguro que tu vida será más rica y positiva.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

Música: Beautiful Relaxing Music

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La hoguera

Para preparar una hoguera se necesitan muy pocos elementos: madera o carbón (combustible), oxígeno (comburente), calor y la combinación de lo anterior es lo que produce las llamas (reacción).

Con las llamas y el calor que producen estas podemos cocinar, calentarnos, protegernos. Es decir, algo tan sencillo como una hoguera hace que tengamos cubiertas gran parte de nuestras necesidades básicas como seres humanos.

Esto me hace pensar que realmente, no necesitamos tanto como nos quieren hacer creer y que, muchas veces, lo esencial lo tenemos al alcance de la mano, como puede serlo otra piel, una caricia, la presencia y/o cercanía de quien sentimos que es realmente importante en nuestra vida, ya sea íntima, familiar o cercana.

Lo escrito anteriormente no quiere decir que renunciemos a nada, sino que lo más importante en nuestra vida es valorar aquello que realmente necesitamos y que nos vaya a ayudar, de verdad, en el camino vital que recorramos.

En ocasiones, frente a una hoguera, notando su crepitar, viendo el color de las llamas, lo tenemos todo y no necesitamos nada más que estar.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

Música: Fika

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación

Reconstruirse

Este año ha sido el momento de un cambio importante en nosotros, desde el punto de vista íntimo, personal, familiar, social, laboral, etc. Y lo más duro ha sido tener que reconstruirse. Es decir, reparar todo aquello que la pandemia ha dañado y destruido.

Pero ha sido este mismo virus el que nos ha hecho darnos cuenta, en la mayoría de los casos, de cuáles son nuestras prioridades, quiénes son realmente las personas que han estado a nuestro lado y, como no, nuestra capacidad para adaptarnos a una pandemia mundial y salir más fuertes, física y emocionalmente.

Este hay que tomarlo como un año de transición en el que hemos reconstruido todo nuestro mundo, en el aspecto más literal, emocional y personal de la palabra.

Por eso, debemos seguir recorriendo nuestro camino vital sabiendo que todo lo que hemos pasado y superado va quedando atrás y que todo lo que nos queda por delante será infinitamente mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Catarsis, Conexión, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, silencio

El silencio

El silencio no sólo es no decir nada. A lo largo de nuestro camino vital, nos daremos cuenta de la importancia de ciertos momentos en los que no hablar supone una comunicación mayor, tanto con uno mismo como con otra persona.

Cuando uno es consciente de que tiene que guardar silencio, descubriremos que otros sentidos se despiertan.

Nos fijamos, de manera visual, en cada detalle que nos rodea y/o en quién está con nosotros. El oído capta, más nítidamente, los sonidos, las respiraciones… La piel es más sensible y transmite mucho de cómo nos sentimos y lo que nos hace sentir, aquello que haya a nuestro alrededor y toda esa energía que llega de otra u otras pieles. Los olores y aromas de todo tipo se intensifican.

Es decir, la percepción de nuestros sentidos es mayor, más potente. Descubre en nosotros nuevas sensaciones y hace que conozcamos mejor quiénes somos desde un punto de vista personal, íntimo, cercano… y también a otras personas, además de descubrir cómo nos afectan los espacios y otros estímulos ajenos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Meditation sounds

Publicado en Conexión, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, Transformación, Vivencias

Pelear

Pelear no es pegar, no es lanzar los puños, codos, las piernas, la cabeza, el cuerpo contra alguien y esperar ganar o que te ganen.

No, pelear no es nada de eso. Es ser consciente de tu fuerza y de intuir la que puedes llegar a tener si la adrenalina se activa. También es prepararse física y emocionalmente para la victoria y la derrota, si se produce cualquiera de las dos.

Pero lo más difícil de todo es ser consciente de que la pelea no tiene que ser un fin en si mismo, ni siquiera tiene que ser una opción porque, en el momento que demos ese paso, cualquier acto tiene consecuencias.

La pelea mas dura para cada uno de nosotros no es la física sino la emocional. Cada día nos enfrentamos a infinitas luchas diferentes, duras y somos nosotros los que tenemos que buscar el ritmo adecuado, gestionar el esfuerzo, emplear la técnica adecuada y, sobre todo, saber en que momento golpear emocionalmente o esperar, pero siempre con la guardia bien colocada y sin dejar de mirar a nuestro rival ni darle la espalda.

La vida es algo con lo que lidiamos cada día y cada día es una victoria que luchamos con intensidad, con miedo, mirando a los ojos del oponente, pero sin odio ni rencor. Cada golpe que demos lo daremos con todo el amor que llevemos dentro.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: BGM maker

El método Estanislao

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación

La espera

Cuando esperamos nos detenemos, paramos toda actividad, salvo la mental, para realizar una única acción: concentrar todos nuestros sentidos en aguardar la llegada, el aviso, la llamada u otro hecho que estemos esperando, de algo o alguien.

Toda nuestra atención va dirigida a ello y es precisamente la espera la que despierta en nuestro interior todo tipo de emociones y sentimientos: felicidad, ansiedad, miedo, decepción, ilusión, enfado, alegría…, tantas como infinitas emociones tenga el ser humano y personas haya sobre la tierra.

La espera tiene mucho de positivo porque hace que nos demos cuenta de si realmente queremos estar. Nos dice lo suficiente sobre qué o quién esperamos y, sobre todo, nos hace conocernos mejor, saber cuál es nuestra capacidad de aguante y hasta qué punto debemos hacer que el tiempo sea parte esencial de nuestra vida.

La espera, como todo en nuestra existencia, debe hacer de la misma algo positivo, que nos haga crecer en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Ambient Relax – Calm Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Fuerza interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La orilla

La orilla es una frontera, es un paso previo al siguiente. Es donde llega el mar y se hunde en la arena una y otra vez.

La orilla es desde donde partimos para llegar otro lado, aunque no sepamos lo que nos encontraremos cuando lleguemos, aunque tengamos miedo de avanzar o descubrir.

Pero también es el lugar, el punto en el que esperamos, en el que aguardamos por algo o por alguien. Donde nos detenemos a pensar, tomamos decisiones esenciales y vitales o, sencillamente, es donde queremos estar en ese momento, ese instante, sin más.

Una orilla no es más que un sentimiento de final y de comienzo de algo. Es donde descargamos todo aquello que hace que la mochila la sintamos cargada y recargamos nuestras energías.

La orilla, para mí, es donde encuentro mi lugar en el mundo en el que sentirme bien, a gusto, positivo y donde he compartido momentos buenos y menos buenos, pero que siempre me han enseñado algo, que me han transformado en quien soy hoy día, en, quizá, una parte de lo mejor de mí mismo.

Busca siempre esa orilla positiva en tu vida.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Musicoterapia