Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Fuerza interior, Transformación

La barandilla

Una barandilla representa una barrera, un apoyo y un límite.

Es una barrera porque obliga a detenerse, pero no impide el paso definitivamente porque se puede sortear, pasar, saltar en algunos casos, etc.

Es un apoyo porque podemos dejar que nuestros brazos descansen sobre ella. Podemos sentarnos y ver o contemplar lo que haya detrás de ella porque no impide la visión.

Es un límite porque marca un espacio que llega hasta donde está, lo que no impide que decidamos adentrarnos en lo que haya tras ella.

Una barandilla es una pausa para pensar qué hacer, hacia dónde ir y decidir si damos el paso para sortearla y continuar, sabiendo o no qué hay tras ella porque este elemento deja que veamos lo que hay.

Cuando tomas una decisión sobre aquello que tú quieras, sólo tienes que soltar la barandilla, seguir o tomar impulso con las manos, apoyándote en ella y dejarla atrás para avanzar en tu camino con mayor positividad.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Soothing Relaxation