Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Carencias

Todos y cada uno de nosotros tenemos carencias, que pueden ser de muy diferente índole. Aunque, en realidad, puede que no sea así.

Vivimos en un momento en el que tenemos de todo, podemos acceder a cualquier cosa que deseemos o casi. Sin embargo, no somos felices porque cuando conseguimos tener algo más, acceder a un escalón superior, ya estamos pensando en lo siguiente, en aquello que tienen otros y nosotros no y así una vez tras otra.

Buscamos, conseguimos y volvemos a buscar de manera constante sin detenernos de verdad a pensar que es lo importante en nuestra vida y en nuestro camino vital.

Por eso, pararse y profundizar en nosotros mismos, siendo conscientes de qué es realmente lo que tenemos y cómo es de importante en nuestro presente, nuestra vida y camino, debe ser una prioridad. Una vez que damos este paso, podremos saber y tener más claro qué es realmente necesario para nosotros y, así, dar los pasos concretos y firmes para alcanzarlo.

Todo lo logrado en nuestra vida, sea personal, material, laboral, sentimental, etc., debe ser importante para nosotros, deber responder a aquello que nos hará mejor como personas y que sea algo positivo en nuestro camino, debe sustituir esas carencias por vivencias que nos hagan crecer por dentro y por fuera.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao

Música: Mike Martínez

Publicado en belleza, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cápsula del tiempo

Una cápsula del tiempo es un recipiente hermético, sin un tamaño concreto, aunque los haya, en el que se introducen objetos recuerdos, etc…. de la época y se guardan para que la generación o generaciones posteriores, al abrirla, conozcan aquello que era lo cotidiano, lo normal, noticias y hechos ocurridos en ese momento.

Cada uno de nosotros somos una cápsula del tiempo, en la que guardamos momentos relacionados con cada etapa de nuestra vida, experiencias únicas, todo aquello que para nosotros es importante y, sobre todo, relaciones con personas, ya sean cercanas o no.

A diferencia de una cápsula del tiempo física, nosotros somos los que decidimos abrir la nuestra y escogemos qué mostrar y a quién.

Todo aquello que no enseñemos o mostremos desaparecerá con nosotros cuando dejemos de existir.

Somos lo que somos por lo que vivamos, por las decisiones que tomemos, por aquello que digamos o callemos, por quienes seamos al relacionarnos con los demás, por quién o qué amemos odiemos, por lo que disfrutemos… por cada paso dado en nuestro camino vital.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La hoguera

Para preparar una hoguera se necesitan muy pocos elementos: madera o carbón (combustible), oxígeno (comburente), calor y la combinación de lo anterior es lo que produce las llamas (reacción).

Con las llamas y el calor que producen estas podemos cocinar, calentarnos, protegernos. Es decir, algo tan sencillo como una hoguera hace que tengamos cubiertas gran parte de nuestras necesidades básicas como seres humanos.

Esto me hace pensar que realmente, no necesitamos tanto como nos quieren hacer creer y que, muchas veces, lo esencial lo tenemos al alcance de la mano, como puede serlo otra piel, una caricia, la presencia y/o cercanía de quien sentimos que es realmente importante en nuestra vida, ya sea íntima, familiar o cercana.

Lo escrito anteriormente no quiere decir que renunciemos a nada, sino que lo más importante en nuestra vida es valorar aquello que realmente necesitamos y que nos vaya a ayudar, de verdad, en el camino vital que recorramos.

En ocasiones, frente a una hoguera, notando su crepitar, viendo el color de las llamas, lo tenemos todo y no necesitamos nada más que estar.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

Música: Fika

El método Estanislao

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación

Reconstruirse

Este año ha sido el momento de un cambio importante en nosotros, desde el punto de vista íntimo, personal, familiar, social, laboral, etc. Y lo más duro ha sido tener que reconstruirse. Es decir, reparar todo aquello que la pandemia ha dañado y destruido.

Pero ha sido este mismo virus el que nos ha hecho darnos cuenta, en la mayoría de los casos, de cuáles son nuestras prioridades, quiénes son realmente las personas que han estado a nuestro lado y, como no, nuestra capacidad para adaptarnos a una pandemia mundial y salir más fuertes, física y emocionalmente.

Este hay que tomarlo como un año de transición en el que hemos reconstruido todo nuestro mundo, en el aspecto más literal, emocional y personal de la palabra.

Por eso, debemos seguir recorriendo nuestro camino vital sabiendo que todo lo que hemos pasado y superado va quedando atrás y que todo lo que nos queda por delante será infinitamente mejor.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Musicoterapia

Publicado en Catarsis, Conexión, Crecimiento Interior, Experiencia, Fuerza interior, silencio

El silencio

El silencio no sólo es no decir nada. A lo largo de nuestro camino vital, nos daremos cuenta de la importancia de ciertos momentos en los que no hablar supone una comunicación mayor, tanto con uno mismo como con otra persona.

Cuando uno es consciente de que tiene que guardar silencio, descubriremos que otros sentidos se despiertan.

Nos fijamos, de manera visual, en cada detalle que nos rodea y/o en quién está con nosotros. El oído capta, más nítidamente, los sonidos, las respiraciones… La piel es más sensible y transmite mucho de cómo nos sentimos y lo que nos hace sentir, aquello que haya a nuestro alrededor y toda esa energía que llega de otra u otras pieles. Los olores y aromas de todo tipo se intensifican.

Es decir, la percepción de nuestros sentidos es mayor, más potente. Descubre en nosotros nuevas sensaciones y hace que conozcamos mejor quiénes somos desde un punto de vista personal, íntimo, cercano… y también a otras personas, además de descubrir cómo nos afectan los espacios y otros estímulos ajenos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao

Música: Meditation sounds

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La hoja

La hoja es el órgano vegetativo con el que una planta hace la fotosíntesis.

Existen tanto tipos de hojas como plantas, cada una con sus características. Sin embargo, dentro de cada uno de ellos, hay infinitos matices entre una hoja y otra.

Los nervios son como una huella dactilar, algo que la hace única. También, cada una de ellas difiere en tamaño, tipo de punta y contorno, intensidad de color, tacto…, tantos detalles que es imposible definir exactamente cómo es una hoja realmente.

Las personas somos como las hojas y existe un vínculo entre todos los seres humanos. Cada uno diferimos de otro en la complexión, color de piel u ojos, el tipo de pelo y tono, el color de la piel, etc.

Lo más hermoso es que podemos crecer conectados unos con otros en mayor o menor medida, más o menos cerca o alejados.

También es importante que, con todas las diferencias y similitudes, formamos parte de un mismo mundo, de sociedades que, por mucho que se quiera impedir, nos necesitamos, nos descubrimos y aprendemos e interactuamos las unas de las otras.

Cada uno de nosotros hemos de conectar para conocer, saber, aprender, abrirnos a aquello que nos haga ser mejores en nuestro camino vital.

Abramos los ojos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Musica: Cassio Toledo

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La ruta

Una ruta es un recorrido de un punto a otro de un plano, en la que tenemos en cuenta la distancia entre ambos lugares; las paradas, si son necesarias, que habrá que realizar y dónde se habrán de hacer, bien sea para tomar algo y estirar las piernas, o para repostar y, lo más importante, el tiempo que necesitaremos para hacerla, lo que pude llevarnos una mañana, todo el día o varios en diferentes etapas.

Pero esto es la teoría y la preparación porque, cuando la iniciamos, no sabremos exactamente el tiempo que hará, la temperatura y, sobre todo, lo que puede que descubramos al realizarla.

Bien sea solos o en grupo, podemos no ser los únicos en hacerla, se nos puede unir alguien. Si hacemos una parada, podemos conocer a una persona o varias que nos hagan variar el recorrido o, sencillamente, nos hagan detenerlo porque sentimos que tenemos que hacerlo. Podemos tener una avería en nuestro vehículo o una lesión… es decir, no podemos predecir los imprevistos que surgen, por muy controlada que tengamos nuestra ruta.

Por eso, como en la vida, lo importante no es la ruta de nuestro camino vital, sino qué ocurre en ella y con quién ocurre.

Busca que la ruta de tu vida se llene con las mejores experiencias y comparte tu energía con quienes te la aporten también de forma positiva.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Play the Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La olla

La olla es un utensilio de cocina, metálica o de barro, que todos tenemos en casa y que nos sirve para preparar muchas y diferentes recetas de cocina.

En sí misma no es más que metal moldeado en una prensa. Es el continente utilizado para cocinar algo que conocemos o no. Lo esencial de una olla es el contenido y cómo, asociado al calor, podemos tomar diferentes ingredientes, mezclarlos y transformarlos en algo nuevo y que despierten nuestros sentidos.

Aplicado a nosotros, el ser humano es el continente, pero lo que nos hace quiénes somos, el contenido, es todo aquello con lo que nos alimentamos y, por supuesto, todas las experiencias, aprendizajes, educación, relaciones personales, etc., propias de cada momento vital a medida que crecemos y que recorremos nuestro camino vital. Es decir, ese contenido lo que hace que el resultado uno mismo sea más o menos “rico”, culinariamente hablando.

Haz que el contenido de tu olla sea siempre lo mejor y compártelo.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Chillhop Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Transformación

¿Quién eres?

Para saber quién eres, el único modo es siendo consciente de lo que has hecho bien en el punto del camino vital en el que estés; qué has hecho mal, en qué  te has equivocado y en que no; a quién has dañado y a quién no; qué es lo mejor de ti y lo peor.

Hazlo de manera sincera y buscando todo ello dentro de ti. Mírate en el espejo y descubre en tu reflejo aquello que quieres de ti, aquello que sobra y tienes que apartar; aquello que has roto; a quién has dañado; a quién has correspondido; a quién has odiado y amado… Todo.

Cuando te vacíes y seas consciente de tu propio yo, con sinceridad y de verdad, entonces sabrás quién eres con todas las consecuencias y tendrás que decidir qué hacer en tu vida para lograr lo mejor de ella y apartar de la misma aquello que no quieres.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Música Relajante, de Meditación, Música para Dormir

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación

El trébol de cuatro hojas

EL FAROL ()BRUn trébol de cuatro hojas es algo excepcional, algo raro de encontrar y, por ello, tenemos la tentación de creer que posee unos atributos conectados con la suerte, fortuna, etc, que hace que tengamos la necesidad de poseerlo, creyendo así que esa “suerte” pasará a nosotros, llenando de sentido nuestra vida.

De lo que no nos damos cuenta es que, para encontrar ese trébol, hemos tenido que arrancar infinidad de otros que poseen sólo tres hojas y, aun así, es posible que jamás encontremos uno de cuatro. Al final, hemos destruido algo bello por algo que puede que nunca tengamos.

La fortuna, ese trébol de cuatro hojas, está en cada uno de nosotros y en cómo enfoquemos de manera positiva nuestro camino vital. A nuestro alrededor hay todo un campo hermoso que explorar, que disfrutar y que vivir sin necesidad de destruirlo por una obsesión. Todo llega cuando todo va bien. Tu eres dueño de tu vida, de tu destino.

© Metodo Estanislao