Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La hoguera

Para preparar una hoguera se necesitan muy pocos elementos: madera o carbón (combustible), oxígeno (comburente), calor y la combinación de lo anterior es lo que produce las llamas (reacción).

Con las llamas y el calor que producen estas podemos cocinar, calentarnos, protegernos. Es decir, algo tan sencillo como una hoguera hace que tengamos cubiertas gran parte de nuestras necesidades básicas como seres humanos.

Esto me hace pensar que realmente, no necesitamos tanto como nos quieren hacer creer y que, muchas veces, lo esencial lo tenemos al alcance de la mano, como puede serlo otra piel, una caricia, la presencia y/o cercanía de quien sentimos que es realmente importante en nuestra vida, ya sea íntima, familiar o cercana.

Lo escrito anteriormente no quiere decir que renunciemos a nada, sino que lo más importante en nuestra vida es valorar aquello que realmente necesitamos y que nos vaya a ayudar, de verdad, en el camino vital que recorramos.

En ocasiones, frente a una hoguera, notando su crepitar, viendo el color de las llamas, lo tenemos todo y no necesitamos nada más que estar.

Abrazos positivos

Alejandro Guillán

Música: Fika

El método Estanislao

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Relaciones personales, Sin categoría, Transformación

La chimenea

Una chimenea está presente en muchos espacios, con diferentes formas, más o menos creativas, e incluso realizada con diversos materiales. Su uso es lo importante, ya sea para dar calor al hogar o también para cocinar.

Quemamos combustible, de diferentes formas y materiales, con el fin de que el espacio se vuelva acogedor y no tengamos que preocuparnos del frío exterior.

El ser humano busca «quemar», también, aquello que es negativo para encontrar un equilibrio, una tranquilidad, una paz interior. Con ello se transmite una energía positiva. Sin embargo, como ocurre en toda chimenea, aquello que quemamos no lo hace al momento ni de la misma forma. Cada negatividad, cada leño u otro combustible, arde de manera diferente y nosotros tenemos que vigilar, entender cómo arde hasta que quedan sólo los rescoldos y cenizas, que podemos recoger y tirar o aprovechar parte para nutrir nuestro propio suelo, alimentando nueva vida.

Cada negatividad es diferente y cada uno de nosotros decide cómo quiere encontrar la calidez en su vida, su estabilidad. Yo lo tengo claro. Busca tu felicidad.

Abrazos positivos a todos.

© Metodo Estanislao

Música: Live your Dreams