Publicado en Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación, Vivencias

El roce

Las personas somos seres sociales y necesitamos el el roce, el contacto físico de otros, en mayo o menor intensidad. Y ese contacto, si nos vendaran los ojos y no supiéramos quién lo hace, no se diferenciaría en el color de la piel, el sexo, la altura, etc. La única diferencia vendría de quién roza y cómo lo hace, de la intensidad del contacto o la intención del mismo.

Cuando uno roza expresa con ese gesto su estado de ánimo, lo que desea y quiere, lo que le importa la otra persona o no.

Por eso, cada contacto, cada roce, cuenta una historia vital y personal y es necesario conocerla sin miedo a que nos haga daño o nos convierta en la persona más feliz del mundo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: The Shimmering Sea

El método Estanislao

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Sentimientos, Transformación, Vivencias

La oración

sagrada-familia-17La oración no es rezar, no es arrodillarse, juntando las manos y recitar un mantra, una letanía, una y otra vez, según la religión que sea, esperando un milagro o la conjunción de los astros para que la humanidad sea mejor o uno pase a otro nivel emocional.

La oración es un gesto, una palabra, una frase particular, personal, que compartimos o la guardamos para nosotros, que busca extraer lo mejor de nosotros, de los demás, que nos ayuda a estar mejor con uno mismo, con nuestro entorno y todos aquellos que deseemos.

La oración ha de buscar que seamos mejores personas, que esa energía positiva se transmita con hechos y no con palabras. Las palabras que decimos como oración nos han de llegar y hacer sentir algo real, emocional física y energéticamente. A partir de ahí, es energía positiva hay que usarla para transmitir lo mejor de nosotros, en lo que deseemos hacer y compartir.

© Metodo Estanislao

Publicado en Catarsis, Crecimiento Interior, Emociones, Sentimientos, Transformación

La oración

SAGRADA FAMILIA 31La oración no es rezar, no es arrodillarse, juntando las manos y recitando un mantra una y otra vez, según la religión que sea o creencia, esperando un milagro o la conjunción de los astros para que la humanidad sea mejor o pase a otro nivel emocional.

La oración es un gesto, una palabra, una frase particular, personal, que compartimos o guardamos para nosotros, que busca extraer lo mejor de nosotros, de los demás, que nos ayuda a estar mejor con uno mismo, con nuestro entorno y todos aquellos que deseemos.

La oración ha de buscar que seamos mejores personas, que esa energía positiva se transmita con hechos y no con palabras. Estas, que decimos como oración, nos han de llenar y hacer sentir algo real, emocional, física y espiritualmente. A partir de ahí, esa energía positiva debemos usarla para transmitir lo mejor de nosotros en lo que deseemos hacer y compartir.

© Metodo Estanislao

Publicado en Emociones, Sentimientos

El beso

ENANASTenemos que besar más porque ese acto expresa mucho más que cualquier palabra. La mayoría de las veces es un gesto de cercanía, cariño, amistad o aprecio al conocer a alguien, sobre todo porque va acompañado, en la mayoría de las ocasiones, con el posar de la mano en un hombro o costado del otro cuerpo, con lo que se rompe la distancia personal.

Están los besos inocentes, dados por casualidad, casi infantiles, que sonrojan, pero que deseabas que hubiera pasado. Están aquellos de familia, que buscas dar a aquellos que aprecias de verdad. Pero luego están esos besos que marcan la diferencia, boca en boca, apasionados, con lengua, que saben , que agotan y queman, que alteran, que hacen sudar el cuerpo y que no se quieren evitar.

Por eso tenemos que besar más, probar más besos hasta encontrar ese que es diferente, el de cada uno, el que de verdad nos sacia y del que deseamos beber a cada instante, a escondidas, en privado y delante de quien sea porque es el nuestro, el que nos hace temblar de la emoción y hasta llorar si es necesario.

© Metodo Estanislao