Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Transformación

Claroscuros

La vida no tiene un solo color y, aunque fuera así, habría mil matices de ese mismo. Por eso, el camino de cada uno está lleno de claroscuros y más si lo comparte con otra persona.

Cada paso dado en nuestra historia está marcado por momentos de felicidad, tristeza, dolor, pérdidas, alegrías… Cada uno de ellos tan distintos como asociados a un olor, un gesto, un tacto, un color…

Matices vitales que son imposibles de olvidar y que están más que presente, por mucho que pase el tiempo. Aun así, aunque sintamos o veamos claroscuros en nuestro camino, no dejan de ser colores con sus matices y gamas.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

Empedrado

Cuando caminamos por una calle, cuyo suelo está empedrado, tenemos que ser conscientes de varias ideas.

Por un lado, éstas suelen estar en el Casco Viejo de una localidad, lo que implica historia. También que muchos, antes que nosotros, han pisado ese mismo suelo en todo tipo de situaciones, momentos del día a día, con diversas compañías, etcétera.

Es decir, algo inerte es también parte de una vida que pasa sobre ella, de su calor y su frío, pero esta, solo o cubierto de pies.

Además, el empedrado se adapta, pulido por años y años de pasos, a una sociedad y se hace, en silencio, parte de la misma. No podemos entender la historia de una localidad, una ciudad, sin sus calles y sus empedrados.

No es fácil dejar huella sobre un suelo empedrado, pero con tiempo es posible. Es complicado, difícil, encontrar tu camino, pero con constancia se puede. No importa lo duro que sea la senda, lo empedrado que esté, cada paso es uno menos hacia lo que uno quiere.

Cada esfuerzo te hace más fuerte, cada piedra asienta tu camino.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Musicaterapia

Publicado en belleza, Cononcerse a uno mismo, Etapas de la vida, Transformación, Vivencias

La arruga

La arruga es un pliegue, en la piel o en una tela, que se crea por el movimiento, un gesto o el tiempo. Indica estilo o descuido, dejadez por no planchar. En la piel se asocia a la edad, a la risa, la tristeza o melancolía, el enfado o el esfuerzo.

La arruga aporta ese punto de interés textil o vital que ejerce atracción sobre uno o un odio irrefrenable.

La arruga cuenta historias vividas, irrepetibles y marca una época, un momento concreto que recordaremos al pasar los dedos sobre la tela o nuestra cara.

Cada una de nuestras arrugas es nuestra propia huella digital de vida y su historia está grabada en cada surco, como un disco de vinilo o una película de carrete. Fotogramas que podemos contar, cortar, ver hacia adelante o volver atrás, revivirlas una y otra vez.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: すべてうまくいく☆

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Sin categoría

El puente

_MG_8820 (br)Un puente une dos puntos de un lugar salvando un obstáculo, acortando el camino, cruzando por encima de un río, etcétera. Puede ser más o menos frío, tosco o bello. Al menos, una vez en la vida cruzaremos algo, aunque no nos demos cuenta. Pero un puente también nos aparta de antiguos caminos transitados, a veces imposibles o difíciles.

Por eso es bueno tener en cuenta el esfuerzo de personas por hacer nuestra vida y presente más fácil. La historia, como el puente une pasado y presente y hace que, en ocasiones, nos olvidemos de lo que fuimos, de dónde venimos. Nunca olvidemos quiénes somos ni tampoco la historia que hay detrás nuestra, nuestro pasado.

© Metodo Estanislao