Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Transformación

Claroscuros

La vida no tiene un solo color y, aunque fuera así, habría mil matices de ese mismo. Por eso, el camino de cada uno está lleno de claroscuros y más si lo comparte con otra persona.

Cada paso dado en nuestra historia está marcado por momentos de felicidad, tristeza, dolor, pérdidas, alegrías… Cada uno de ellos tan distintos como asociados a un olor, un gesto, un tacto, un color…

Matices vitales que son imposibles de olvidar y que están más que presente, por mucho que pase el tiempo. Aun así, aunque sintamos o veamos claroscuros en nuestro camino, no dejan de ser colores con sus matices y gamas.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation