Publicado en belleza, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación

Arrancar una flor

La belleza de una flor, para la mayoría de las personas está en la imagen de sus pétalos abiertos, mostrando en todo su esplendor la intensidad de sus colores y la forma de los propios pétalos en combinación con los matices del verde de sus hojas, tallos y otros tonos que pueda tener.

Sin embargo, toda esta belleza es efímera y dura lo que tarda en marchitarse por haber sido cortada de la planta que la alimentaba.

Arrancar una flor es obligarla a que muestre su belleza un instante, para luego tirarla porque pierde su color y está destinada a morir. Sin más.

En una flor, su belleza está en ver como germina la planta, crece, ver como el capullo asoma y, finalmente, emerge la flor, con todos sus matices de color y, poco a poco, más rápido o durante algo más de tiempo, va perdiendo estos, los pétalos van cayendo, las semillas se las lleva el viento o van pegadas sobre una abeja y poliniza otras plantas para que, al año siguiente podamos disfrutar de este mismo ciclo como si fuera un ritual.

Para las personas que amamos, queremos, es lo mismo. Si las arrancamos de lo que son, se mueren ante nuestros ojos. Si las dejamos libres y las acompañamos, creciendo juntos, podremos admirar y disfrutar de toda su belleza, siendo correspondidos por ellas.

Ama, cuida y protege siempre lo que ames.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Papo Reto Paula Donegá

Anuncios
Publicado en Conexión, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La cerveza

Cuando a uno le sirven una cerveza, frente a una copa se encuentra una parte superior de espuma y una inferior de líquido en una gama de colores que puede ir del trigueño más amarillo a oscuro más tostado. Pero esto, tras verlo, no es más que una primera impresión porque, a la hora beberlo, ahí empieza una abanico ilimitado de matices.

Las personas, cada uno de nosotros, somos como una cerveza. Físicamente somos lo que se ve. En lo que la cerveza es la espuma y el líquido, en nuestro caso somos un físico y una manera de ser distinta cada uno de los que existimos.

Pero como la cerveza, en cuanto tenemos la espuma y el líquido en boca notaremos muchos matices en función del tipo de cerveza y los ingredientes que se hayan utilizado para crearla. Y como cada cerveza es única y con matices distintos, las personas también tenemos caracteres y formas de ser diferentes y compatibles, o no, con otras personas. Así es como se crean las relaciones sociales. Todo es cuestión de probar.

Que una relación no funcione no quiere decir que no vayas a encontrar otra que sí lo haga, sea del tipo que sea. Sólo tienes que probar.

¿Tomas una cerveza?

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation