Escuchar

En muchas ocasiones, escuchar es lo que diferencia el que te importe algo o alguien o no. Todos y cada uno de nosotros necesitamos, en algún momento, ser escuchados o escuchar.

La vida es un camino en el que nos encontramos con todo tipo de situaciones y personas diferentes, que nos hacen sentir distintas emociones, ya sean positivas, negativas o neutras y estas nos afectan de modos distintos según nuestra personalidad. A esto hay que añadirle que, al ser seres sociales, interactuamos con nuestros semejantes y es esa misma intercomunicación la que provoca otra serie de reacciones en nosotros mismos y en aquellos con quienes nos relacionamos.

Es por ello que, en ocasiones, necesitamos hablar y expresar con palabras aquello que nos afecta, nos gusta o no, etc., y esperamos que se nos escuche. De la misma manera, otras personas esperarán una reciprocidad en caso de necesitarlo ellos.

Escuchar es algo que el ser humano sabe hacer y ayuda mucho más de lo que creemos y de lo que pensamos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Reflektorfilm Szilágyi Márta

Anuncios

El destello

El destello es una ráfaga de luz que dura tan poco que, cuando queremos saber qué ha sido, ya no está.

Sin embargo, lo más importante de ese instante es que queda guardado en nuestra retina, en nuestra memoria, para siempre. Un instante que nos acompaña cada segundo de nuestra vida.

La conclusión es sencilla: lo importante no es la cantidad de lo que hagamos sino que, lo que hagamos, aunque sólo sea una vez, deje huella en una persona, la mejor huella de nosotros.

Algo muy pequeño puede iluminar nuestra vida, todo.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Música Relajante, de Meditación, Música para Dormir

La fórmula

Vivimos en una sociedad en la que deseamos encontrar la fórmula para todo, ya sea para conseguir la felicidad, más inteligencia, más amor, más vida, más de todo, pero en lo que no pensamos es en buscarnos a nosotros mismos y descubrirnos con nuestros defectos y también con nuestras virtudes. Es más, lo que no descubrimos en nosotros, en un primer momento, lo queremos encontrar en otra persona y, así, “completarnos”. La media naranja que no existe.

Digo que no existe porque cada uno de nosotros es un todo indivisible. No somos ni buenos ni malos, no somos mejores o peores, más o menos generosos , inteligentes, o mayores. Somos yo y tu, sin más.

Perdemos demasiado tiempo en ser quienes no somos porque vivimos en una sociedad que prima la apariencia. Párate, frena y céntrate en ti mismo antes de continuar el camino. Mira en tu interior y vacíate de todo aquello que no te hace ser tu mismo, descubre la fórmula que te hace feliz de verdad y despréndete de todo aquello que sólo es peso.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Live your Dreams.

La decisión

Hay un momento en nuestra vida en que ya no podemos mirar detrás o alrededor. Ya no podemos pedir ayuda y tenemos que ser nosotros mismos los que tomemos la decisión de ser nosotros mismos y asumir las consecuencias, tanto las buenas como las menos buenas.

Cuando lo hacemos, nos damos cuento que esto afecta a nuestro entorno y a las personas cercanas y de nuestra intimidad. ¿Crees que es algo negativo? No. Lo que estás haciendo es liberarte de todo aquello que te ata y que sientes que no te aporta nada, poco y que, seguramente, te hace sentir mal. Entonces, la decisión que tomes tiene que hacer que te sientas mejor, positivo y que esa positividad se vea reflejada en aquellos que realmente quieren estar a tu lado.

La decisión que tomes en la vida para ser tu mismo debes haberla meditado bien porque tu felicidad depende de ello. Busca ser mejor, más positivo y que esa energía se propague. Haremos, de este, un mundo mejor.

Abrazos positivos.

 

 

© Metodo Estanislao

Música: PsicólogoKim

La hoja

La belleza está también en los momentos menos emocionantes, incluso tristes. En la naturaleza, con la llegada del otoño, observamos el cambio de color en las hojas de los árboles de hoja caduca. De los tonos verdes pasamos, en un breve período, a una paleta de marrones que terminan con la caída de estas.

Las ramas van quedando desnudas, hasta que en el árbol parece desaparecer todo vestigio de vida. Las hojas caen como en una danza y se desploman suaves bajo la ya invisible copa del árbol. Y ahí también hay belleza porque, si esperas y miras cada día, descubrirás que esas hojas, al descomponerse, forman nutrientes para alimentar a otras plantas y al propio árbol del que se han desprendido y, al llegar la primavera, nueva vida emergerá en forma de nuevos brotes de flores y hojas.

De la tristeza de la caída, de la muerte, nace una nueva vida. Marchar no es desparecer. Nuestra energía se transforma en algo mejor, seguro.

Abrazos positivos.

© metodo estanislao

Música: Una vida plena

La pizza

La pizza, como plato de comida, es una receta aparentemente sencilla en la que, sobre una masa redonda, colocamos una serie de ingredientes, entre los que no puede faltar la salsa de tomate. ¿Es tan sencilla? Sí y no. Sí porque la teoría es sencilla. No porque cada persona que la hace busca que sea única, perfecta, fabulosa y por eso se trabaja con mimo cada elemento que la compone.

Para la masa se selecciona el tipo de cereal, la levadura, el agua, la sal y, quizás, algún otro ingrediente secreto. Se amasa de una forma concreta para, una vez horneada, tenga el grosor, textura y sabor que se busca. La salsa de tomate, aunque se realiza, más o menos, con los mismos ingredientes, siempre será una receta secreta, diferente y su sabor hará diferente una pizza de otra cocinada por otra persona. La elección y combinación de los ingredientes que vaya a cubrir la masa, vegetales, carnes, fiambres quesos, etc, busca la emoción del paladar. El purismo y la creatividad de quien cocina destaca entonces.

Por otro lado, es esencial conocer el secreto del calor y sus temperaturas, ya sea en un horno eléctrico o de leña, lo que variará de manera importante el sabor, color y resultado final de la propia pizza.

Debemos cocinar nuestra “vida” de la misma forma: escoger bien a las personas que deseamos tener cerca, mimarlas, cuidarlas, buscando el equilibrio en nuestra intimidad, tanto personal como social o incluso en el plano laboral. Por supuesto, dar el calor adecuado en cada caso, valorar cada relación. El resultado es una buena pizza, una buena vida, un círculo personal mejor.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: PsicólogoKim

Bucear

Uno no bucea porque le apetezca. Lo hace porque le gusta y ama el mar. se necesita aprender una serie de técnicas, manejar el equipo de buceo, ya sea la máscara, botellas, etc., y también a respirar. Es decir, tenemos que adaptarnos a un medio del que procedemos pero que desconocemos y en el que no podríamos sobrevivir: el mar, el agua. gracias a la técnica y el equipo que llegamos podemos conocer un mundo nuevo, hermoso, único… Solamente podemos conocerlo zambulléndonos en ese elemento.

La vida, la realidad, el día a día, es un espacio-tiempo al que tenemos que adaptarnos, aprender a desplazarnos , ver en él y utilizar las técnicas aprendidas, aquello que está a nuestro alcance, para descubrir lo que hay a nuestro alrededor. Hay mucho e infinito que aprender cada día, infinitas novedades. Bucea en lo que quieras y comparte lo mejor de ello con los demás.

Abrazos infinitos.

© Metodo Estanislao

Música: The Spirit of Orchestral Music

El gua

En el gua es importante el tipo de canica, el cristal del que está construido o el acero, el estado del terreno, lo cerca o lejos que estemos del agujero. La experiencia es necesaria y la técnica esencial. La idea principal del juego es introducir la canica en el agujero antes que otro y existe la posibilidad de ganarse las canicas de los demás al golpearlas desde el gua. Un elemento que influye en el juego es la suerte.

La vida es algo parecido. Podemos tenerlo todo controlado, saber y conocer, tener experiencia; pero es imposible controlarlo todo. Siempre puede haber algo que altere aquello que puede ocurrir o que vayamos a realizar. Como en el gua, además de conocer quiénes somos y nuestra capacidad, un poco de suerte es necesaria para llegar a donde queremos… y eso no es malo.

Abrazos positivos.

 

© Metodo Estanislao

Música: Luis B.A.

El aire

Estamos rodeados de aire, sin el que la vida del ser humano sería imposible. Todo lo demás es superfluo. No importa el tener más o menos comida, tener más o menos dinero, tener más o menos objetos materiales, la puesta de sol o el reflejo de la luna, amar, llorar, reír… todo. Si no hay aire no hay vida y el ser humano dejaría de existir, sin más.

Se nos ha dado el bien más maravilloso de la creación: la vida. Por ello tenemos la obligación de vivir y sacarle el máximo provecho, porque nuestro tiempo es limitado, muy breve; lo cual no significa que tengamos que volvernos locos. Cada uno la vive como desea y de la forma que prefiera.

Lo deseable es que nuestra vida aporte algo a los demás y a nosotros mismos, Que haya un intercambio de energía positiva que nos enriquezca, aunque no siempre es posible ni se busca.

Cada uno de nosotros tiene la libertad de hacer lo que desea hasta que expiramos. Sólo deseo que ese final sea con una leve sonrisa de paz interior.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Tonoterapia a 432 hz

Las caricias

Te acaricio porque me gusta el contacto contigo, porque somos amigos  y es un gesto de cariño, porque hace tiempo que no nos vemos y es mi forma decirte que te extraño, porque es la forma de que entiendas que te cuido y me importas, porque la distancia separa pero no aleja, porque cuando te veo necesito expresar que me alegra verte.

Te acaricio porque las caricias son mi forma de comunicarme contigo a través de un código que sólo tu y yo conocemos, porque tampoco estamos demasiado tiempo en este mundo para no expresar que te quiero, porque eres importante en mi vida, porque cada día pienso en ti un poco, porque estás presente, porque no hay que programarlo todo, porque no me importa lo que otros puedan pensar cuando lo hago.

Las caricias se dan o no, si más. Quieres ofrecerlas o no, sin más.

Caricias virtuales a todos aquellos a los que quiero y que me importan, que son parte de mi vida, que considero mi familia  y que alimentan mi alma con su positividad y su amor mutuo.

Abrazos positivos.

© Metodo Estanislao

Música: Energías Sutiles