Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Relaciones personales, Sentimientos, Transformación

La espera

Cuando esperamos nos detenemos, paramos toda actividad, salvo la mental, para realizar una única acción: concentrar todos nuestros sentidos en aguardar la llegada, el aviso, la llamada u otro hecho que estemos esperando, de algo o alguien.

Toda nuestra atención va dirigida a ello y es precisamente la espera la que despierta en nuestro interior todo tipo de emociones y sentimientos: felicidad, ansiedad, miedo, decepción, ilusión, enfado, alegría…, tantas como infinitas emociones tenga el ser humano y personas haya sobre la tierra.

La espera tiene mucho de positivo porque hace que nos demos cuenta de si realmente queremos estar. Nos dice lo suficiente sobre qué o quién esperamos y, sobre todo, nos hace conocernos mejor, saber cuál es nuestra capacidad de aguante y hasta qué punto debemos hacer que el tiempo sea parte esencial de nuestra vida.

La espera, como todo en nuestra existencia, debe hacer de la misma algo positivo, que nos haga crecer en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Ambient Relax – Calm Music

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .