Publicado en Consciencia, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

La taza

La taza es un continente en el que vertimos todo tipo de líquidos, aunque lo normal es llenarlos con aquellos que podamos beber y disfrutar, ya sea sólo agua, infusiones, tés, caldos y sopas y, también, las llamadas bebidas espirituosas, ya sean vinos o todo tipo de licores y combinados.

Una taza no sólo es una taza. Es algo que está presente en muchos de los momentos cotidianos e importante de nuestras vidas.

Una taza nos acompaña cuando tenemos una visita en casa, ya sea de la familia, amigos o conocidos. Pero también está cuando nos enamoramos, cuando terminamos una relación o cuando nos rompen el corazón. Está cuando trabajamos, comemos, cerca de la cama para beber en la madrugada… Es un regalo a un amigo y una de los primeros objetos que destrozamos cuando nos hacen daño.

Es un punto de apoyo cuando estamos tristes porque, cuando bebemos su contenido, frío o caliente, la rodeamos con nuestras manos. Es lo primero que tomamos cuando nos levantamos y buscamos cuando necesitamos relajarnos. También es uno de nuestros objetos preferidos, pero en el que menos pensamos o tenemos en cuenta.

Si tratáramos a nuestros semejantes con el cariño que le damos a una taza y le brindáramos la misma importancia, seguramente seríamos mejores, más positivos y nuestro camino vital estaría más lleno y completo.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Música: Cafe Music BGM channel

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La hoja

La hoja es el órgano vegetativo con el que una planta hace la fotosíntesis.

Existen tanto tipos de hojas como plantas, cada una con sus características. Sin embargo, dentro de cada uno de ellos, hay infinitos matices entre una hoja y otra.

Los nervios son como una huella dactilar, algo que la hace única. También, cada una de ellas difiere en tamaño, tipo de punta y contorno, intensidad de color, tacto…, tantos detalles que es imposible definir exactamente cómo es una hoja realmente.

Las personas somos como las hojas y existe un vínculo entre todos los seres humanos. Cada uno diferimos de otro en la complexión, color de piel u ojos, el tipo de pelo y tono, el color de la piel, etc.

Lo más hermoso es que podemos crecer conectados unos con otros en mayor o menor medida, más o menos cerca o alejados.

También es importante que, con todas las diferencias y similitudes, formamos parte de un mismo mundo, de sociedades que, por mucho que se quiera impedir, nos necesitamos, nos descubrimos y aprendemos e interactuamos las unas de las otras.

Cada uno de nosotros hemos de conectar para conocer, saber, aprender, abrirnos a aquello que nos haga ser mejores en nuestro camino vital.

Abramos los ojos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Musica: Cassio Toledo

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación

La curiosidad

Los seres humanos somo así. Necesitamos saber, conocer, investigar, aprender… porque inconsciente, al hacerlo, las dudas, los miedos, la ignorancia, etc., van desapareciendo y el conocimiento y crecimiento personal e intelectual nos van conformando como la persona que queremos ser y somos.

La curiosidad va dirigida siempre a lo que no sabemos, aquello que está oculto o lo que nos asusta y da miedo. Cuando hay luz sobre ello buscamos nuevos puntos en los que enfocarla para entender, comprender y saber más.

La curiosidad debemos abordarla, desde el punto de vista individual, como la búsqueda de todo aquello que aporte y reporte lo mejor y más positivo para uno y, al mismo, tiempo, poder compartir aquello que hemos descubierto.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

El método Estanislao.

Música: Música Relajante, de Meditación, Música para Dormir

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La costura

Una costura es una serie de puntadas que une dos piezas cosidas. Esas dos piezas no tienen que ser ni del mismo tamaño, la misma tela, diseño ni de igual color.

Ahí está la belleza de una costura: junta y une sin saber nada más. Pero, además, esa costura se puede descoser para, nuevamente, volver a unir otras dos piezas diferentes.

De la misma manera que la costura une, nosotros, en nuestra vida, también usamos esta desde el punto de vista emocional y, así, cosemos tiempo, vivencias, sentimientos, personas… Retales de distintas vidas que van vistiendo la nuestra en el camino que recorremos y conforman nuestra manera de ser, de pensar, se sentir, de vivir.

Por eso, es importante vestirse con aquello cuyas costuras nos hagan sentir bien, que nos hagan mirarnos al espejo y gustarnos; es importante compartir y, aunque se descosa y ello deje huellas y marcas, seguir uniendo nuestra vida con otras costuras nuevas, vivencias, emociones…, buscando lo positivo en todo ello.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

Música: Música Relajante, de Meditación, Música para Dormir

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La biblioteca

La biblioteca es un espacio en el que se guardan libros de diferentes autores, temáticas diversas y publicados recientemente o en décadas y/o épocas anteriores.

Cada uno de los libros se guarda según una codificación predeterminada para que el bibliotecario pueda buscarlos rápidamente y encontrarlos exactamente donde se hayan guardado.

Lo más importante es que una biblioteca es un lugar de conocimiento y cultura donde se guarda parte, no todo, de la sabiduría que nos rodea.

Cada uno de nosotros, en nuestro cerebro, almacenamos, como en una biblioteca, emociones, vivencias, aprendizajes, relaciones sociales y personales, experiencias de todo tipo, etc.

Nuestro cerebro, de manera inconsciente, guarda la mayoría de ellos en departamentos estanco para que sean recordados y/o utilizados cuando queramos recuperarlos. Otros serán eliminados como lo hacemos con los archivos de un ordenador al enviarlos a la papelera de reciclaje.

Lo más interesante es que, ante cualquier estímulo sensorial y/o externo, esos recuerdos vuelven a nosotros de una manera nítida o, si buscamos en ellos, somos capaces, como el bibliotecario, de encontrarlos.

Por eso, cada uno de nosotros somos nosotros mismos y aquello que nos hace quienes somos, sobre todo nuestra trayectoria vital y nuestra biblioteca de recuerdos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa.

Música: Cassio Toledo

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Relaciones personales, Transformación

Regar una planta

Una planta es un ser vivo que germina, crece, se desarrolla, se reproduce y, con el tiempo, más tarde o más rápido, muere, como lo hacemos cada uno de nosotros.

Cada planta vive en un clima concreto y único ya que, de intentar llevarla a otro, seguramente moriría. Además, necesita unas condiciones de vida concreta y es ahí donde es importante el agua. En función del agua que reciba esa planta, así vivirá menos o más, sufrirá o no.

Si decidimos tener una planta en casa, es importante saber cuánta cantidad de agua necesita y cada cuánto tiempo debemos regarla. Es decir, no sólo tenemos que colocarla en el tiesto adecuado, la tierra que más le beneficie o limpiarle las hojas para que pueda hacer la fotosíntesis de manera adecuada, sino que debemos saber cómo se alimenta, qué nutrientes necesita y el tipo de agua más adecuada para que crezca y se mantenga de la mejor forma posible.

En nuestra vida pasa lo mismo. Cada una de las personas que que tenemos en nuestro entorno, más o menos cercano, necesita unos cuidados distintos a otra y debemos regar y tener un cuidado de manera especial siempre. Eso no quiere decir que alguna de esas relaciones no desaparezca o que aparezcan otras. Lo importante es intentar cuidarlas siempre de la mejor forma posible.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: Binaural System – Música salud y bienestar

Publicado en Conexión, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Experiencia, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Azul

El azul es un color, pero cada uno de nosotros lo vemos en nuestra mente con un tono diferente. Es decir, una misma realidad o posible realidad, tiene infinitas variantes.

Lo que para mí puede significar el azul: calor, día, tranquilidad, suavidad, tiempo, verano, brisa, relajación tranquilidad, sonrisa, una cerveza entre amigos, una reunión, el preludio a una puesta de sol, un café, escribir en un papel, la piel de otra persona, tantas cosas… Para otra persona puede ser todo lo contrario, parecido o ninguna de ambas opciones.

Vivimos rodeados de personas tan diferentes y únicas como lo puede ser un color, sus tonos y degradados. Pos eso es bueno descubrir en cada uno de ellos ese tono que se acerca al nuestro y compartir aquello que nos hace únicos a los demás, encontrar lo mejor en nosotros y en los demás, aunque no sea sencillo. Eso es lo que nos hará crecer en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán

La mirilla Curiosa

Música: YellowBrickCinema – Relaxing Music

Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

La rutina

La rutina se basa en realizar una serie de acciones que repetimos de manera habitual, de la misma manera y en un orden más o menos concreto. Es algo en lo que no se reflexiona ni se decide, se hace sin más.

Nuestra vida está llena de rutinas físicas, obligadas y emocionales.

Físicas: las que tienen que ver con nuestro propio cuerpo, desde evacuar, acicalarse, asearse, limpiarse, vestirse o arreglarse, etc.

Obligadas: relacionadas con nuestra privacidad, ya sean recados, el trabajo, relaciones sociales. etc.

Puede que estas dos primeras no seas exactamente rutinas, pero es algo que realizamos de manera casi inconsciente, como algo habitual y cotidiano.

Emocionales: quizá sean las más importantes y, al mismo tiempo, las más complicadas. Tienen que ver con nuestra intimidad, ya sea la relacionada con la familia, la pareja, hijos y amigos de nuestro círculo más próximo. Rutinas relacionadas con la convivencia, el cariño, la necesidad de estar conectado, de estar presente, la necesidad de no sentirse aislado.

Cada una de ellas es necesaria o importante según nuestras prioridades, pero si nos centramos en la esencial, tendríamos que decantarnos, por supuesto, por las emocionales. Busquemos lo positivo siempre en y para nosotros mismos y, emocionalmente, estaremos mejor y con todo aquello que nos rodea.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

Método Estanislao.

Música: Cafe Music BGM channelCafe Music BGM channel

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Calor

El calor es una sensación que experimentamos ante una elevada temperatura, pero esa es la definición del diccionario de la RAE.

Lo que define a cada uno de nosotros es cómo notamos ese calor. Puede ser por estar relacionado con lo meteorológico o algo natural en nuestro cuerpo, pero muchas veces tiene relación con aspectos que son menos tangibles y sólo se pueden enfocar desde un punto de vista sensible y/o emocional.

Así, podemos sentir calor por tener cerca a la persona que queremos, que nos excita; porque odiamos de una manera brutal; porque hemos perdido a un ser querido; porque pasamos por un momento en el que no encontramos salida a una situación. También lo podemos experimentar por el miedo, la alegría, la consecución de una victoria o una ganancia. Ese calor también puede aparecer cuando nos damos cuenta de algo importante y relevante para nosotros y que nos puede hacer cambiar desde el punto de vista vital.

Es decir, que el calor no es sólo un hecho físico, sino que puede producirlo, por muchos aspectos diferentes, lo emocional.

Da igual el motivo por el que nuestra temperatura emocional o física aumente. Lo esencial es saber el porqué del hecho, entenderlo y hacer que sea importante y positivo en nuestras vidas, que nos haga mejores personas y que aporte siempre lo mejor en nuestro camino.

Abrazos positivos.

Alejando Guillán

El método Estanislao

Música: YellowBrickCinema – Relaxing Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

El tatuaje

Un tatuaje, sea el que sea, es algo personal, íntimo y que dice mucho de la piel que lo lleva y más de la persona que decide hacérselo.

Para muchos puede ser una frivolidad, algo divertido o que está de moda, pero para quienes han pensado detenidamente el hacerlo, cuándo hacerlo, dónde hacerlo y, sobre todo, qué tatuarse, es mucho más que tinta y piel, más que algo que estará para toda la vida con él.

Por eso, como es algo íntimo y personal, uno valora el hecho de llevarlo a la vista o todo lo contrario, pero no por miedo a que se vea o, por el contrario, exhibicionismo. No. Uno lo muestra porque desea hacerlo desde lo más profundo de su alma o lo oculta porque no necesita el asentimiento de nadie más que él mismo.

La vida es algo parecido. Cada persona que conocemos, cada experiencia vital, social, amorosa, personal, etc., deja una marca en nosotros, un tatuaje que se va creando a lo largo de los años y que nos perfila y define, con nuestra escala de colores y grises única. El mostrarlo todo, parte o nada depende de nosotros y de lo que dejemos ver a aquellos que conforman nuestros círculos, desde el más intimo hasta el social y ajeno.

Lo que debemos buscar es que cada línea de nuestro “tatuaje vital”, aunque duela, nos haga mejores y más positivos.

Abrazos positivos.

Alejandro Guillán.

El método Estanislao.

Música: Relax Chillout Music