Publicado en Catarsis, Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Etapas de la vida, Relaciones personales, Transformación

Introspección

Según el diccionario de la RAE, cuando hablamos de introspección nos referimos a una “mirada interior que se dirige a los propios actos o estados de ánimo”.

Una vez que reflexionamos sobre ello, puede ser muy útil para, cada uno de nosotros, en esta época tan complicada de confinamiento obligatorio, de miedos, inseguridades, de imposibilidad de saber cuándo podremos recuperar nuestra vida cotidiana, cuándo podremos saludar con abrazos y besos a aquellos que queremos y que son parte de nuestro entorno intimo, de lo que consideramos nuestra familia, realizar un trabajo de introspección y ser conscientes de quiénes somos, cuáles son de verdad nuestras necesidades emocionales, afectivas, familiares…

También nos puede ayudar a conocer quiénes somos, qué es lo que realmente es importante para cada uno de nosotros, qué necesitamos de verdad y a quién queremos o amamos.

Hace tiempo que vivimos en una sociedad que ha entrado en un bucle en el que se acelera cada vez más, se busca amar más, vivir más, de que todos sea más y más intenso y es esa misma celeridad la que, al mismo tiempo, provoca que cuando tenemos, vemos o logramos algo, no lo valoremos en su totalidad y pasemos a buscar algo nuevo que nos llene otros cinco minutos, antes de buscar nuevamente. Todo ello provoca que el ser humano se sienta constantemente un vacío emocionalmente, una sensación de soledad continua.

Ahora, en las circunstancias actuales, detenerse, pararse, verse uno mismo frente al espejo con el corazón y redescubrir quiénes somos y quiénes están junto a nosotros, es lo más positivo que podemos hacer, sobre todo porque tenemos tiempo para ello.

Cuando todo esto acabe, seguro, seremos mejores personas, más fuertes y sabremos qué camino queremos recorrer, cómo recorrerlo, qué hacer mientras avanzamos en él y con quién.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Dreamy

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Relaciones personales, Transformación, Vivencias

Cuatro paredes

Hay momentos en los que no es sencillo buscar palabras de ánimo, sobre todo cuando muchos estamos entre cuatro paredes sin que podamos evitar sentir, miedo, angustia o inquietud sobre algo que es imposible de controlar, algo que no podemos ver, pero que nos amenaza.

Entre cuatro paredes, lo único que podemos hacer es encontrar lo mejor nosotros mismos en cada acto que realicemos, en cada momento del día que pasemos en familia o solos.

Entre cuatro paredes, podemos centrarnos y darnos cuenta cuáles son, realmente, nuestras verdaderas prioridades y descubrir que podemos ser los mismos con menos cosas materiales y sí con más afectos, besos, abrazos y sentimientos positivos, aunque algunas de esas acciones tengan que hacerse un poco más adelante.

Abrazos positivos.

 

© Método Estanislao

Música: Yūgen

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, decisiones, Transformación, Vivencias

Tiempo

Nadie me dijo que el tiempo pasa, segundo tras segundo, sin detenerse ni avisarme de que es infinito y que, en algún momento, me dejará atrás y seguirá girando, contando, “tictaqueando”, sin que yo pueda seguir escuchándolo más.

Y eso no ocurrirá a todos, sin distinción de sexo, credo, color de piel o escala social. Da igual lo que te niegues a creerlo. Ocurrirá  y no hay nada que puedas hacer para evitarlo.

Mientras llega, vive. No hay nada más que pueda decirte nadie. Vive con todas las consecuencias, con sus alegrías y tristezas, con su dolor y su amor, con los desconocido y aquello que recordaremos hasta que ya no estemos.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Chill Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Transformación

Claroscuros

La vida no tiene un solo color y, aunque fuera así, habría mil matices de ese mismo. Por eso, el camino de cada uno está lleno de claroscuros y más si lo comparte con otra persona.

Cada paso dado en nuestra historia está marcado por momentos de felicidad, tristeza, dolor, pérdidas, alegrías… Cada uno de ellos tan distintos como asociados a un olor, un gesto, un tacto, un color…

Matices vitales que son imposibles de olvidar y que están más que presente, por mucho que pase el tiempo. Aun así, aunque sintamos o veamos claroscuros en nuestro camino, no dejan de ser colores con sus matices y gamas.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Crecimiento Interior, Experiencia, Relaciones personales, Transformación

Barreras

Vivimos rodeados de barreras a nuestro alrededor, obstáculos que evitan que podamos avanzar o que nos lo ponen difícil.

En ocasiones, será imposible derribarlas directamente, bien por su fortaleza o bien porque la siguiente barrera que se levanta es mucho más fuerte, más alta.

Por eso, lo mejor es pensar qué es aquello que ha propiciado que esa barrera, ese obstáculo que se levanta ante nosotros y ver la forma de que esa misma causa desaparezca y, por extensión, el propio elemento físico o emocional.

Todos y cada uno de nosotros levantamos barreras, muchas de ellas invisibles. Analicemos las causa, interioricemos los motivos y busquemos también cuáles pueden ser las soluciones.

Podemos hacerlo y debemos para ser felices y, sobre todo, vivir mejor y más positivo.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Tido Kang

Publicado en Catarsis, Consciencia, Crecimiento Interior, Emociones, Relaciones personales, Sentimientos, Vivencias

Las ganas

Todos los seres humanos sentimos y la mayoría estos sentimientos, emociones, no tienen que ver con algo positivo o alegre.

En muchas ocasiones sentimos ganas de gritar, llorar, de aislarnos, de dejarlo todo atrás, de mandarlo todo a la mierda, tantas cosas que nos presiona el alma y el corazón, todo aquello que nos impide ser feliz.

Es por ello que, si tenemos que llorar, lloremos; si tenemos ganas de gritar, hasta quedarnos sin voz; si queremos dejarlo todo atrás, igual es que necesitamos comenzar de nuevo; si tenemos que alejarnos de alguien, cortemos los hilos que nos unan a personas tóxicas; si hay que mandarlo todo a la mierda; es porque algo nos impide ser nosotros mismos.

Todo lo que ganemos tiene que ayudarnos y servirnos para ser mejores personas y más felices.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: 휴식을 위한 음악 – Relaxing Music

Publicado en Cononcerse a uno mismo, Consciencia, decisiones, Experiencia, Relaciones personales

Plaza de aparcamiento

Una plaza de aparcamiento es un espacio destinado en el que podemos aparcar nuestro vehículo de transporte durante todo el día, bien gratis o bien pagando por tramos de hora, según un horario preestablecido.

El color de la plaza indica su gratuidad o el precio del mismo en función de la zona en la que se aparque.

Cuando nosotros conocemos personas, utilizamos, en función de cómo sintamos su energía. Si estas son blancas, verdes, azules, naranjas o rojas.

Así, las blancas son abiertas, cercanas y, sobre todo, son lo que ves y escuchas.

Las verdes son aquellas que, normalmente, todavía no se conocen a sí mismas y se muestran como creen que deben hacerlo, según el entorno en el que se encuentren.

Las azules no son ni buenas ni malas, ni mejores ni peores. Están, pero no se sienten parte de nada salvo de sus propios espacios y gustos, aunque no se apartan, se relacionan de manera normal.

Las naranjas están tensas constantemente, se sienten observadas y nunca llegan a sentirse a gusto en cualquier momento.

Las rojas son inaccesibles. Están por obligación o se siente obligadas a estar. De hecho, en cuanto pueden y es en el momento adecuado, sin previo aviso a nadie, desaparecen, nunca van a ser parte de tu vida.

Hay tantas personalidades como personas. Acércate a la que te haga feliz, mejor, que te haga crecer y haga tu vida más positiva.

Abrazos positivos.

© Método Estanislao

Música: Soothing Relaxation